El Frigoríficos del Morrazo-Construcciones Castro se despidió de su afición hasta 2023 con una derrota ante el Rebi Cuenca (31-39). No fue un buen partido de los cangueses, que pese al ambiente festivo de la previa, no fue capaz de frenar a un rival que llegaba en la parte alta de la clasificación y lanzado. Con la de hoy suma cinco jornadas consecutivas sin perder. Una dinámica contraria al Cangas, que ahora lleva tres semanas sin puntuar.

El Cangas no fue capaz de mostrar la mejor versión de su defensa y en ataque se topó con un enorme Grvabac. Al descanso el resultado era un contundente 11-19, una ventaja que el Cuenca llegó a estirar hasta los nueve tantos en el segundo tiempo.

Aún así el Frigoríficos no bajó los brazos y arropado por su afición, que no cesó de animar en ningún momento, intentó la remontada con una defensa abierta y presionante. A un cuarto de hora para el final llegó a ponerse a cinco goles (21-26). Aún fue capaz de reducirla hasta los cuatro goles en el minuto 53 (29-33), pero la losa era demasiado grande. Al final el Cuenca se llevó el triunfo con holgura.