Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Sacyr Asobal

El Cangas se quita un peso y explora nuevos objetivos

Brais González en una acción del encuentro del miércoles ante el Anaitasuna. | // GONZALO NÚÑEZ

El Frigoríficos del Morrazo-Construcciones Castro ya está en tierras cordobesas para medirse mañana al Puente Genil. El conjunto cangués entrenó ayer por la tarde en su pista de O Gatañal y después de cenar viajó en avión desde Santiago hasta Málaga. La plantilla entrenada por Nacho Moyano tiene previsto realizar hoy a mediodía una última sesión de entrenamiento en el escenario del encuentro y salvo imprevisto de última hora el técnico podrá contar con todos sus jugadores.

El Cangas llega a Córdoba después de la agónica y sufrida victoria del miércoles ante Anaitasuna (25-24), el segundo triunfo de la segunda vuelta. Un resultado que ha servido para recuperar la sonrisa después de una fase de la temporada en la que las lesiones, las enfermedades y una serie de finales muy ajustados castigaron los méritos exhibidos por el Frigoríficos. “Con el resultado del miércoles creo que virtualmente tenemos la permanencia, aunque es verdad que aún no está matemáticamente conseguida. Pero creo que es muy difícil descender o incluso jugar una promoción con 24 puntos”, afirma Moyano.

El Cangas saca en estos momentos ocho puntos de ventaja al Sinfín, que es penúltimo con 16 puntos. Pero en medio hay un trío integrado por Valladolid, Puente Genil y Nava con 17 y 18 puntos y con un partido menos. Precisamente el rival de mañana será el Puente Genil entrenado por el exjugador del Cangas Paco Bustos. Los cordobeses vienen de perder 34-24 en la pista del Bidasoa Irún y tienen aplazado un encuentro contra Nava, a jugar en la pista segoviana el 4 de mayo. “Puente Genil es un equipo que tiene una de las mejores plantillas de la liga. Hasta ahora no les han salido bien las cosas porque en la clasificación están muy por debajo del nivel que tienen”, advierte Nacho Moyano. De hecho, en la primera vuelta los cordobeses ya sorprendieron al Cangas en O Gatañal en uno de los momentos en los que mejor se encontraba el Frigoríficos. “Nos cogieron a la vuelta de un parón de selecciones e hicieron un muy buen partido”, recuerda el técnico de los cangueses.

El partido de mañana en todo caso puede ser una buena oportunidad para dejar tocado a un rival que está en la zona baja y dar un paso más para que la salvación pase de ser virtual a matemática. “Nos tiene que dar igual el rival que sea, tenemos que seguir sumando con independencia del equipo al que nos midamos”, defiende Moyano.

La clasificación refleja una gran igualdad desde el cuarto puesto hasta la mitad de la tabla. El Cangas ocupa actualmente el octavo puesto con 24 puntos, a solo uno del Cuenca y Ademar (sexto y séptimo), a dos del Logroño (quinto) y a tres del Benidorm, que es cuarto. Por atrás quedan a dos puntos el Bada Huesca, a tres el Anaitasuna y a cuatro el Torrelavega. Los próximos duelos decidirán si el Cangas puede intentar acabar hasta entre los cinco primeros o si debe luchar por evitar quedar atrapado en el pelotón de equipos que le sigue, una situación que no haría justicia a los méritos deportivos exhibidos durante la temporada.

El de este fin de semana será el primero de los dos partidos consecutivos a domicilio que jugará el Frigoríficos del Morrazo. El próximo fin de semana a los cangueses les tocará viajar para medirse al F.C.Barcelona, un encuentro previsto para el sábado 30 de abril a las 12.00 horas en el Palau Blaugrana.

Compartir el artículo

stats