Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Sacyr Asobal

La sangría del Frigoríficos del Morrazo

David Iglesas, Quintas y Cerqueira observan el lanzamiento del cisneísta Dani Ramos. |  // GUSTAVO SANTOS

David Iglesas, Quintas y Cerqueira observan el lanzamiento del cisneísta Dani Ramos. | // GUSTAVO SANTOS

Los enfrentamientos directos, tradicional vivero de puntos para el Frigoríficos del Morrazo en su lucha por la salvación en la Liga Sacyr Asobal año tras año, ya no son territorio amigo para el club cangués. La escuadra que dirige Nacho Moyano solo ha sumado 9 de los 18 puntos posibles ante los conjuntos implicados en la pelea por la permanencia, y tiene perdido el golaverage particular ante los tres contra los que ya ha jugado los duelos de ida y vuelta. En caso de empate ante Villa de Aranda, Cisne y Sinfín, el Cangas siempre saldría mal parado.

La derrota ante el Liberbank Sinfín ha vuelto a poner de manifiesto las dificultades de los de Nacho Moyano en los duelos directos en un año especialmente atípico por la existencia de cuatro descensos. En otras temporadas el Frigoríficos era una auténtica garantía en estas finales a vida o muerte por la permanencia, sumando el grueso de los puntos ante los equipos de su liga particular. Y O Gatañal tenía mucho que decir en estos encuentros.

Sin embargo, esto ya no es así. Los de Nacho Moyano han cedido en los dos partidos ante el Liberbank Sinfín, por 26-33 en casa y por 31-25 el sábado en La Albericia. Frente al Dicsa Modular Cisne se perdió 26-33 en O Gatañal y en Pontevedra venció 20-24 aunque no se pudo llevar el golaverage a pesar del excelente partido realizado. Y frente al Aranda el equipo cangués no pudo redondear el empate de la primera vuelta (22-22) con un éxito en su feudo, donde acabó perdiendo ante el colista de la categoría por 23-24.

El conjunto cangués solo ha sumado 9 de los 18 puntos en juego ante rivales directos

decoration

La esperanza para el Cangas está centrada ahora en las tres finales que le quedan frente a los otros equipos implicados en la pelea por eludir el descenso. Y ante todos ellos parte con ventaja, ya que los derrotó en los duelos correspondientes a la primera vuelta. Así, se impuso al Viveros Herol Nava por 21-19 en O Gatañal y sumó los dos puntos a domicilio ante el Qabit Guadalajara por 21-23. Para redondear este exitoso periplo, ganó por 27-25 al Fertiberia Puerto Sagunto en un choque aplazado en su día y que finalmente se disputó el pasado mes de febrero en el pabellón Pablo Herbello de Bueu. Conseguir un buen botín de puntos en estos tres duelos permitiría no solo mejorar los números del Cangas ante rivales directos sino también encarrilar su permanencia.

Curiosamente, frente a los equipos de la zona baja la escuadra que dirige Nacho Moyano ha estado más solvente lejos de O Gatañal que en el polideportivo cangués. Hasta la derrota del sábado había cosechado sendos triunfos ante Guadalajara y Cisne y un empate contra el Villa de Aranda. Los cinco puntos a domicilio contrastan con los cuatro sumados en casa, gracias a las victorias frente a Nava y Puerto Sagunto, ya que ante Aranda, Sinfín y Cisne la moneda salió cruz en O Gatañal. La primera oportunidad de mejorar estas estadísticas llegará el domingo, a domicilio ante el Fertiberia Puerto Sagunto.

Moyano: “Hay que tener la madurez necesaria ante el Sagunto”

La derrota ante el Liberbank Sinfín no solo agota el margen de error que tenía el Frigoríficos del Morrazo sino que convierte en una auténtica final el choque del próximo domingo en cancha del Fertiberia Puerto Sagunto. Así lo asume el técnico de los cangueses, que apunta que “esta vez sí es cierto que no puntuar nos dejaría muy tocados”, por lo que subraya que “hay que afrontar el partido con la madurez necesaria para saber lo que nos va en ello”. El Cangas ha caído a zona de descenso en esta jornada con 16 puntos, dos más que el cuadro levantino. Cisne con 9 y Villa de Aranda con 8 están más abajo, con un pie en la División de Honor Plata. Y por encima, fuera de las cuatro fatídicas plazas están el Sinfín con 16 y Nava y Guadalajara con 17 puntos. Lo que tiene claro el preparador madrileño es que no se puede repetir la imagen de Santander. “Podemos perder, pero no de la forma en que lo hicimos, ofreciendo malas sensaciones”, recalca. Y es que Moyano nunca vio a los suyos metidos en partido. “Empezamos 3-0, pero no fue el resultado sino el cómo, perdiendo los primeros balones sin ningún tipo de presión. Se vio que no estábamos”, admite. La defensa, que tradicionalmente aguanta el tipo semana tras semana, tampoco estuvo a la altura. “Se juntó todo, porque no estuvimos finos atrás y la portería no tocó balones. Es cierto que paramos su principal vía ofensiva, con Vallés y Lon, pero encontraron otras vías para hacernos daño”, afirma.

Compartir el artículo

stats