Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SANTIAGO TARRÍO Golfista

“Espero ser el referente para muchos niños que están empezando”

“El que estoy dando es un gran paso para todos los gallegos”, dice el santiagués

El golfista gallego Santi Tarrío. // @santitarriogolf

Después de convertirse esta temporada en el primer gallego en la historia que logra la tarjeta para jugar el selecto European Tour, el santiagués Santi Tarrío (Touro, 1990) firmó en la Volvo Car Scandinavian Mixed su mejor resultado del curso: un empate en la cuarta plaza que supone un impulso importante en la Race to Dubai, la clasificación de la regularidad que, entre otras cosas, le puede garantizar la tarjeta en el DP World Tour, el calendario europeo, para el 2023. Tras la cita escandinava escala 47 puestos, para situarse en el puesto 80º de la clasificación, dando un paso de gigante para conservar la tarjeta.

–¿Esta cuarta posición en Suecia le permitirá afrontar con más tranquilidad los siguientes torneos?

–Empezamos jugando bien pero sin conseguir demasiados puntos y estábamos ahí en la línea del descenso o la permanencia; así que gracias a este cuarto puesto estamos un porquito más holgados. Todavía queda la mitad de la temporada y torneos importantes, pero tener ahí un colchoncillo siempre viene bien.

–¿Tiene alguna cita en mente esta temporada?

–Es mi primer año en el circuito y no conozco demasiados campos, pero ahora vienen algunos que me gustan mucho y, además, coincide que también se adaptan a mi juego, como Valderrama y Madrid, y después en Saint Andrews, en la cuna del golf.

–Palabras mayores...

–La gente lo vive de manera especial. Es espectacular. Jugué allí el año pasado pero nos hizo un tiempo horrible en pleno agosto, esperemos que este año nos respete el tiempo y podamos disfrutarlo un poco más.

–Jugó un año en el Alps Tour, ascendió al Challenge Tour, donde estuvo dos años y, por fin, está ya en el circuito europeo.

–Sí, y una vez llegados hasta aquí, el objetivo será mantenernos los máximos años posibles.

–Usted vive una segunda etapa deportiva, después de un primer intento de llegar a ser profesional cuando tenía 17 años.

–Lo intenté pero coincidió que, con la crisis de 2008, había en España un circuito muy bueno para prepararnos y dar el salto a Europa y desapareció a los pocos meses. Ante la falta de recursos económicos, y a que competir en Europa es bastante caro, lo tuvimos que posponer un poco para ponernos a trabajar. Volvimos en 2015 y, desde entonces, hemos podido encontrar buenos patrocinadores, gente que me ha ayudado mucho, y aquí estamos, en el camino.

Creo que para cumplir los objetivos más altos hay que ir cumpliendo los que le preceden

decoration

–¿Dónde le lleva ese camino?

–Vamos a ir paso a paso, no queremos adelantarnos mucho en el tiempo, pero sí que nos quedan muchísimos objetivos por cumplir como ganar en el European Tour, jugar “majors”, la Ryder Cup... Yo creo que para cumplir los objetivos más altos hay que ir cumpliendo los que le preceden y, ahora, el siguiente paso que toca es mantener la tarjeta en el European Tour, el siguiente, ganar en el European Tour y, después, soñamos con cosas más grandes.

–Gracias a que no se rindió pudo volver a intentarlo.

–Lo que tenía claro es que lo tenía que intentar, no quedarme con la duda de si lo hubiese logrado o no. Intentamos por todos los medios planificar bien las cosas, con un poquito de suerte, con un poco de ayuda de empresas de Galicia, con trabajo, esfuerzo y suerte, y aquí estamos. Espero ser el referente para muchos niños gallegos que están ahora jugando al golf y que vean que es posible, que se puede llegar y vivir del golf y ojalá sea el primero de muchos.

–¿Noticias como la llegada de dinero extranjero al circuito y esas millonarias bolsas de premios contribuyen a que el golf sea considerado un deporte elitista?

–Galicia es de los sitios donde más accesible es el golf para todos los públicos y cada vez hay más niños practicándolo; eso es muy bueno de cara al futuro. Poco a poco se van rompiendo más estereotipos sobre el golf y las estadísticas muestran que cada vez lo prueba más gente y un alto porcentaje de esa gente se engancha y descubre que es una cosa totalmente diferente a lo que pensaba antes de pisar un campo de golf. Así que, si cada vez lo prueba más gente, más gente habrá jugando.

–En Galicia, usted ha sido el primero en llegar al circuito europeo...

–El que estoy dando es un gran paso para todos gallegos. Mi equipo y yo estamos descubriendo cómo es llegar y qué hay que hacer para conseguirlo. En mi primera etapa, con 17 años, aprendí a base de tropezar y no sabía a qué me iba a enfrentar cuando salía ahí fuera. Ahora podemos dar ejemplo y consejo a quienes lo quieran intentar después de nosotros, y ya van con una gran ventaja.

–¿Y ayuda a muchas promesas?

–Que haya golfistas que digan que si yo lo he conseguido también ellos lo van a intentar me llena de orgullo. Hay varios chicos con buena proyección y me llaman, me preguntan cosas que deben o no hacer y eso es muy importante para mí; yo hice lo mismo cuando conocía a gente fuera de Galicia; intentaba preguntar lo máximo posible cuando estaba cerca de ellos y así debe ser.

–¿Cuáles son los mejores consejos que le han dado?

–Hay muchos consejos que, cuando eres novato, te hacen mejorar y no sabría quedarme con uno. He aprendido muchas cosas no solo del golf, también a la hora de viajar, de moverte por el mundo...

–¿Y su referente?

–Yo crecí viendo a Tiger Woods en la tele dominando el golf mundial y ese era mi referente. En cuanto a los españoles, me gusta mucho Jiménez, por su personalidad y por esa pasión por el golf que transmite.

–Estuvo muy cerca de ir a los Juegos de Tokio el año pasado.

–Al principio del año no era un objetivo real, pero una vez que se cierran las listas y te ves ahí que no puedas ir por problemas burocráticos o por problemas que no dependen de ti duele mucho. Quizá pase una vez en la vida ese tren, porque es muy difícil clasificarte, y cuando lo haces y no puedes ir duele.

–Pese a que luchó por la plaza, no hubo nada que hacer...

–Sientes impotencia al principio y luego un poco de resignación porque no está de tu mano y no puedes hacer nada, así que hay que mirar hacia adelante.

–Importante, en situaciones así, tener un equipo que le respalde al cien por cien. De hecho su caddie es su pareja y su entrenador, su padre.

–Este parece un deporte individual, pero necesitas un equipo muy bueno alrededor para llegar a tener éxito.

–También Joaquín Dosil se encarga de la parte psicológica.

–El golf es muy complicado y es muy importante tener la mente enfocada y tranquila para rendir bien.

–Y tener una vía de escape, como, en su caso, la pesca.

–Pesco desde que tenía 9 años. Nací a orillas del Ulla y cada vez que puedo, cada semana que estoy en casa, un día o día y medio intento escaparme para pescar.

Compartir el artículo

stats