Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ciclismo - XVIII Volta a Galicia

Los animadores del pelotón

Roberto Mediero y Jacobo Ucha dieron "un golpe de autoridad" en la ronda gallega con la ilusión de encontrar una "oportunidad" en el ciclismo profesional

Mediero (izqda.) y Ucha, durante la tercera etapa de la Volta a Galicia. // Cuco Pino

Mediero (izqda.) y Ucha, durante la tercera etapa de la Volta a Galicia. // Cuco Pino

Roberto Mediero y Jacobo Ucha, integrantes del Club Ciclista Vigués para la disputa de la Volta a Galicia, fueron, junto a Rubén Fernández Oliveira (Aluminios Alca), los grandes animadores del pelotón. Los tres, compañeros de entrenamientos, se enfrentaron a los jóvenes valores de estructuras poderosas como Lizarte y Kometa. Mediero se impuso en la tercera jornada, por detrás de Ucha, que en la última etapa llegó a ser líder virtual de la ronda gallega. Oliveira, por su parte, acabó, a sus 41 años, con el maillot azul de mejor gallego y quinto en la general.

"La Volta era un objetivo tanto para Jacobo como para mí", dice Mediero. "Nos hemos preparado duro para ello y hemos sido compañeros de fatigas en los entrenamientos. Sabíamos que la general iba a ser complicada y nuestra idea era meternos en la disputa de alguna etapa", reconoce. Y cumplieron su objetivo con creces ya que estuvieron en casi todas las fugas, Ucha fue segundo en la segunda etapa y Mediero ganó la tercera, seguido por su compañero. "La contrarreloj por equipos no nos favorecía porque no llevábamos el material adecuado para ellos. Íbamos con bicis normales e iba ser difícil plantarles cara a los equipos más potentes", reconoce. "Aún así hicimos una crono muy buena, perdiendo solo 38 segundos", celebra. "Fue lo que nos valió para estar metidos en la pomada".

En Baiona hicieron una gran etapa. "Fue una pena no haber ganado la etapa en casa, nos quedamos con la espinita clavada, pero al día siguiente, en la etapa reina, en un día de perros, con lluvia y viento, conseguimos aguantar el ritmo de los mejores y llevarnos la etapa", relata. "Fue la recompensa a todo el esfuerzo y sacrificio de estos últimos meses", indica.

Mediero y Ucha se confirmaban así una pareja invencible, que repitió en Curtis la foto de llegada que ya habían protagonizado en el campeonato gallego de fondo. "Fue un poco distinto porque arrancamos de salida, pero al final el resultado fue el mismo", recuerda: "Nos compenetramos muy bien en carrera, cuando estamos juntos hacemos el doble de daño que por separado".

El Club Ciclista Vigués les dio la oportunidad de disputar esta Volta en la que han querido reivindicarse. "Estábamos en el MarciSport, pero es un equipo pequeño con el que, al no tener un mínimo de cinco corredores, no podíamos participar en esta Volta. Así que le agradecemos a Tomás Martínez, el director del Club Ciclista Vigués, por darnos la oportunidad", dice Mediero, que apunta que le gustaría dedicar la Volta que han firmado y la victoria al mecánico 'Joaco'.

Tras la Volta, Mediero y Ucha han dado "un golpe encima de la mesa". "Tenemos una filosofía de querer inculcar a los chavales más jóvenes valores como el sacrificio y el esfuerzo. Mucha gente nos decía que a dónde íbamos los dos solos y que no íbamos a hacer nada y fue un golpe encima de la mesa para demostrar a todo el mundo que si se quiere, se puede. Solo hace falta entrenar, cuidarse y muchas ganas", apunta.

Compartir el artículo

stats