Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Panxón: llamas para olvidar

Miles de personas queman la pandemia y dan la bienvenida al primer verano sin restricciones en la capital de las hogueras de San Xoán

76

Vigo y Panxón iluminan su noche con el San Xoán más esperado Alba Villar | Ricardo Grobas | A. Pinacho

No fue como las de antes pero la noche de San Xoán evocó la añorada normalidad en Panxón y Praia América. Ni la amenaza de lluvia ni tampoco la de la séptima ola de contagios logró chafar las hogueras más concurridas de la provincia. Como ocurría hasta el paréntesis del COVID, una marea de jóvenes invadió el kilométrico arenal nigranés para celebrar la llegada de las vacaciones. Esta vez añadían un motivo de peso para declarar la “festa rachada” a discreción: el primer verano sin restricciones de la era pospandemia, aunque el sol y el calor se hagan esperar.

El macrobotellón regresó a la capital pontevedresa de la “noite meiga” al caer la noche. Los tradicionales “picnics” alcohólicos cavaron auténticos bancos circulares en la arena para pasar la madrugada cómodamente al calor de la conversación y las llamas. El paisaje lunar se desplazó hacia el sur para evitar que la pleamar se llevase el “mobiliario” y los suministros antes de tiempo. En esta ocasión llegó a la una de la madrugada y ayudó a disolver las aglomeraciones.

Una ventaja para el amplio operativo de seguridad, que congregó a más de doscientos efectivos en torno a los arenales nigraneses entre Policía Local, Guardia Civil, Policía Autonómica, bomberos del GES Val Miñor y voluntarios de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de la la comarca. La noche avanzaba sin incidentes al cierre de esta edición y el batallón ambiental creado por el Concello de Nigrán ponía todo de su parte para conseguir que la playa amaneciese hoy limpia.

La campaña municipal #SanXoanSenLixo no solo implicó a estrellas locales del deporte como Kevin Vázquez o Jonatan Giráldez y artistas como Serafín Zubiri, que lanzaron el reto a través de las redes, sino que reunió a una veintena de voluntarios para recorrer el botellón animando a los participantes a llevarse todos sus residuos para evitar que acaben en el mar. En la última fiesta de San Xoán lo consiguieron.

Los fieles a la cita de Panxón respetaron además el ecosistema dunar. De vallarlo por completo se encargaba el día anterior el Concello de Nigrán, que este año ha asumido la organización de los festejos al no crearse finalmente la tradicional comisión vecinal. Por eso las verbenas se reducen a la de ayer este año y faltan los feriantes a lo largo del paseo marítimo.

El programa de la jornada fue similar al de siempre. Al anochecer fueron llegando las hordas de jóvenes ávidos de “festa rachada” para asentarse en el arenal. Los más mayores y familias se conformaron con los espectáculos del cómico Sergio Pazos, que divirtió a cientos de vecinos ya a las ocho y media de la tarde con su monólogo de humor. A continuación, el grupo América hizo bailar en el muelle a un numeroso público que esperaba el encendido de las hogueras.

Puntuales a la cita, las hogueras se prendieron a medianoche. Llegó el momento de ahuyentar los malos augurios y hacer gala de valentía y agilidad con los saltos sobre las llamas.

En la otra orilla de la bahía de Baiona, el fuego purificaba también a los cientos asistentes a la cita organizada por el Concello baionés y la Asociación de Comerciantes y Empresarios (Aceba), que disfrutaron de una sardiñada y de música en directo. A lo largo y ancho de toda la comarca del Val Miñor fueron más de 200 las hogueras públicas y privadas que encendieron el verano.

Sesión vermú y concierto de la banda de la Brilat, hoy

El programa de San Xoán prosigue hoy con música pero sin verbena. La Banda de Música do Val Miñor actúa a las 12.00 y por la noche llegarán los tradicionales actos religiosos y la esperada actuación de la banda de la Brilat. Los devotos sacarán a la Virgen del Carmen del Templo Votivo del Mar en barca sobre ruedas hasta el puerto pesquero, para realizar allí una ofrenda floral. Los músicos militares acompañarán a la comitiva y ofrecerán un concierto a continuación. Mañana está prevista una jornada dedicada a “As Xentes do Mar” en colaboración con el CSIC.Será un encuentro público entre la pescantina jubilada Laura González y Rogelio Santos Queiruga, marinero influencer de Porto do Son.

Vigo arde

También en Vigo, tras varios días pendientes del cielo y tres años de larga espera, la fiesta estival por excelencia volvía a encender la noche. Las hogueras de San Xoán volvieron a arder con la carrera homónima como prólogo deportivo aunque la temperatura no fuera propia de la fecha.

A pesar de todo, miles de personas pudieron disfrutar de las veintidós hogueras que iluminaron la noche de la ciudad y otras tantas en toda la comarca. Saiáns, Matamá, Teis, Coruxo, Alcabre, Candeán, Castrelos, Bembrive, Freixo, Beade, Berbés, Cabral, Toralla, García Picher, Valadares, Aero Club, Zamáns, Navia, Liñares, Comesaña, y Muíños fueron los lugares elegidos por los vigueses para la gran noche.

Como siempre, la hoguera del Berbés fue la más grande y de mayor afluencia, sirviendo además para recuperar la tradición del aquelarre. Aunque este año, la Asociación de Veciños de Teis quiso robarle el protagonismo con una recreación de objetos al estilo de la serie épica Juego de Tronos. En cualquier caso, en todas las hogueras hubo sardinas, choripanes, rosquillas y, cómo no, herbas de San Xoán.

Para el correcto desarrollo de la celebración, Vitrasa amplió sus frecuencias desde la playa de Samil al garantizar autobuses cada veinte minutos hasta las siete y media de la mañana. El operativo especial, que se prolongó durante doce horas, permitió a cientos de personas disfrutar de las playas, hogueras y ambiente en el casco urbano. Para garantizar la seguridad y el orden de la fiesta hubo un protocolo especial con 41 agentes de los distintos cuerpos de la Policía Local, contando además con motos y otros medios para llegar a cualquier lugar.

Compartir el artículo

stats