Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos parques eólicos amenazan los montes de Reboreda, Quintela y Ventosela

Uno de los complejos prevé diez aerogeneradores entre los concellos de Pazos y Redondela | El BNG advierte del fuerte impacto ambiental y el “oscurantismo” que rodea su tramitación

Un grupo de vecinos protesta contra la instalación de un parque eólico en la Serra do Suído. | // FDV

La proyección de dos nuevos parques eólicos amenazan los montes de las parroquias redondelanas de Reboreda, Quintela y Ventosela, en los que podrían construirse tres de los aerogeneradores que conformarán ambas instalaciones.

Uno de los complejos eólicos está previsto que se sitúe entre los municipios de Pazos de Borbén y Redondela, con diez molinos de grandes dimensiones, de entre 145 y 175 metros de altura. El BNG de Redondela, que se posiciona en contra de los parques por el fuerte impacto ambiental que causarán en la zona, advierte que “dos de los aerogeneradores se construirán en los montes de Reboreda y Quintela”, según indica el portavoz nacionalista, Xoán Carlos González, que denuncia que a pesar de las diversas indagaciones realizadas por diversas vías, “el oscurantismo caracteriza toda la información de estos proyectos”.

El edil nacionalista señala que también está previsto otro complejo eólico entre los concellos de Pazos, Soutomaior y Redondela, en este caso con menor número de molinos que el anterior. “Lo que se puede adelantar es que uno de estos aerogeneradores está previsto que se construya sobre los montes de Ventosela”, puntualiza González, que trabaja en coordinación con los nacionalistas de Pazos de Borbén.

Desde esta formación política consideran que la instalación de estos parques eólicos implicarían un “enorme impacto ambiental muy negativo tanto a nivel paisajístico como ecológico, y que afectaría a la flora y fauna de nuestros montes, a la ensenada y a la Rede Natura 2000, y también al patrimonio arqueológico de la zona”. González advierte que “bajo la máscara de una mal llamada producción energética verde, se esconde una sobreexplotación del monte, con un negativo impacto visual, acústico, construcción de pistas, afecciones arqueológicas, patrimoniales, y a la flora y fauna de nuestro entorno”.

"Implicarían un impacto ambiental muy negativo tanto a nivel paisajístico como ecológico"

decoration

Desde el BNG destacan que el gobierno gallego actuó “con total opacidad y oscurantismo” al aprobar en plena pandemia este tipo de parques eólicos. En este sentido, señalan que, además del proyecto de Pazos y Redondela, también está muy avanzado otro en Fornelos de Montes que afecta a la Serra do Suído. “Los gobiernos municipales de estos dos concellos abrazaron estas propuestas, actuando como cómplices de este atentado ecológico contra nuestros montes”, subraya González, que denuncia que se está “obstaculizando el derecho a conocer toda la información para poder trasladarla a la ciudadanía”.

Compartir el artículo

stats