El Celta busca ver la luz al final del túnel del parón de selecciones y regalar un triunfo a su afición para iniciar un nuevo ciclo más feliz.

El cuadro de Coudet recibe al Villarreal de Emery recuperando a Brais Méndez y Santi Mina respecto al empate contra el FC Barcelona, pero sin Renato Tapia por cumplir ciclo ni Hugo Mallo por lesión.

En el banquillo visitante estará un Unai Emery que ha solventado las múltiples bajas con un doble lateral en ambas bandas.