Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Celta persigue su victoria más esquiva

- El equipo vigués busca frente al Villarreal un triunfo en casa que lleva tiempo cortejando y se le resiste desde septiembre - Coudet recupera a Mina y Brais - Mallo y Tapia causan baja

Brais, durante un entrenamiento en Balaídos.

El Celta recibe a otro peso pesado de LaLiga, el Villarreal, ( Balaídos, 14.00 horas, Movistar) en busca de un triunfo que el grupo de Eduardo Coudet persigue denodadamente desde el pasado 27 de septiembre y con el que pretende poner fin a la atroz racha como local (cinco derrotas en siete partidos) que lo mantiene aprisionado en la zona baja de la tabla. Necesita el cuadro celeste recuperar la fortaleza que no hace mucho le distinguía en Balaídos y debe hacerlo sin demora, frente a un oponente de la máxima exigencia que sin embargo ha mostrado esta temporada mejor cara en Europa que en la competición doméstica.

El Celta persigue su victoria más esquiva

Si el Celta ha encontrado un lastre en los partidos de Balaídos, el talón de Aquiles del Villarreal ha estado lejos del estadio de La Cerámica, donde los de Unai desconocen este curso la victoria. Los castellonenses, que aventajan apenas en tres puntos a los celestes, marchan en una posición inusualmente baja para un grupo acostumbrado a transitar por la parte alta de la tabla. Las urgencias aprietan a ambos equipos.

A falta de resultados, el Celta se aferra al alto nivel de juego que ha conseguido desplegar en sus últimos compromisos como local ante adversarios de tanto fuste como el Sevilla, la Real Sociedad o más recientemente el Barcelona, neutralizando en un segundo tiempo memorable una desventaja de tres goles de los azulgranas. “Es un buen momento para ganar en casa”, ha proclamado Coudet, que apuesta por “sostener el nivel de juego” para conseguir una victoria que su equipo merece y el celtismo lleva demasiado tiempo esperando.

Quizá la mejor noticia del último duelo contra los azulgranas fue la resurrección de Iago Aspas, al que estaba costando acercarse esta temporada a su mejor versión. Ovacionado por la grada a petición del técnico, el morracense fue creciendo en el partido hasta coronar (con doblete incluido) su mejor actuación del curso. No fue el único. Otros jugadores importantes como Nolito, que anotó su primer gol, Beltrán, que progresa en cada jornada, o Franco Cervi, al que por fin se empiezan a ver las hechuras, dieron también un paso al frente.

Incluso con bajas muy significativas en ataque el Celta estuvo a la altura de un partido que se le puso sumamente complicado y acabó resolviendo a la heroica. Esta tarde Coudet contará con mayores recursos tras la recuperación de Brais Méndez y Santi Mina, dos de sus mejores atacantes, que no pudieron estar frente a los azulgranas por sanción y lesión, respectivamente. Ambos serán titulares.

Sin Hugo Mallo, con una lesión muscular en el muslo derecho, ni Renato Tapia, que cumplirá su primer ciclo de tarjetas, el once celeste volverá a sufrir cambios. Pero solo los imprescindibles. Dituro se mantendrá bajo el arco, Kevin suplirá al capitán en el costado derecho de la defensa y Aidoo y Murillo repetirán previsiblemente como pareja de centrales ante el cansancio acumulado por Néstor Araújo tras jugar completos los dos últimos compromisos de la selección mexicana. Galán es fijo en el costado izquierdo.

En medio campo la novedad será Fran Beltrán, uno de los tipos más en forma del equipo, que ocupará la vacante de Tapia. Por delante del madrileño, Brais entrará en banda derecha y Nolito y Denis mantendrán sus posiciones habituales precediendo a la dupla de delanteros, donde Mina suplirá a Galhardo como acompañante de Iago Aspas.

El Villarreal tratará mientras tanto de acabar en Balaídos con su mala racha como visitante, tras ganar en La Cerámica al Getafe el compromiso previo al paréntesis liguero. El equipo de Unai Emery llegó al parón de selecciones tras romper en casa frente al Getafe una racha de cuatro partidos sin relación con la victoria que quiere prolongar en Balaídos ganando su primer partido como visitante.

El virus FIFA no ha afectado al Villarreal en este parón. Todos los internacionales amarillos han regresado sin problemas físicos y Unai Emery recupera a mayores al defensa central argentino Juan Foyth tras superar una rotura en los isquiotibiales.

El preparador amarillo, sin embargo, volverá a contar previsiblemente con las bajas de dos de su mejores atacantes, el goleador Gerard Moreno y el extremo canario y Yéremy Pino, que siguen en periodo de recuperación de distintas lesiones musculares.

Compartir el artículo

stats