30 de noviembre de 2019
30.11.2019
baloncesto - Liga Femenina 2

El Celta Zorka Recalvi quiere revertir la situación

Las pruebas realizadas durante la semana a Elo Edeferioka dieron buen resultado y viajará para jugar en Madrid con el Canoe

30.11.2019 | 01:36
María Barneda bota el balón en el último partido. // Alba Villar

Han pasado diez años desde que Canoe y Celta se vieran las caras en la máxima categoría del baloncesto femenino nacional. Pero lejos de romanticismos, la atención de la semana estuvo centrada en los problemas de Elo Edeferioka, que la semana pasada sufría un síncope en el partido ante el Baxi Ferrol, teniendo que ser trasladada a un centro hospitalario. Ese misma noche le dieron el alta al haber dado bien todas las pruebas a las que fue sometida. Durante la semana, continuaron las pruebas en la Clínica Fremap, y una vez más "no se ha detectado ninguna anomalía ni registro que le impida continuar con la práctica deportiva. Todas las pruebas muestran valores normales en una deportista de alto rendimiento, ratificando los informes de las ya realizadas en pretemporada". De esta manera la jugadora volvió a los entrenamiento y esta tarde estará en la pista madrileña para medirse al Canoe.

El equipo partirá esta mañana hacia la capital, regresando a Vigo una vez finalizado el encuentro. Cantero confía en que las jugadoras no acusen viajar en el día, en un partido que se puede considerar importante, sobre todo para cortar esa racha negativa iniciada hace tres semanas, y que ha relegado al equipo a la octava posición aunque, eso sí, con un partido menos que se jugará el próximo doce de diciembre ante el Alcobendas.

Sobre la semana de trabajo, Cantero indicó que el "el equipo está bien y el trabajo es bueno. No obstante es cierto que cuando llevas tres derrotas consecutivas te planteas qué es lo que estás haciendo mal, pero sí que es cierto que hay cosas que no estamos haciendo bien, sobre todo a nivel de confianza que es en donde hacen más daño las derrotas, y el equipo tiene que subir su autoestima seguir confiando en el día a día, en lo que están haciendo bien. Tal y como estamos trabajando tienen que llegar los resultados, pero el calendario no ayuda, la Liga es muy complicada y exigente. Tendremos que ser nosotras las que tiremos para arriba, las que confiemos en nuestro trabajo y hagamos las cosas".

Sobre el encuentro de esta tarde, la entrenadora del Celta Zorka Recalvi apunta que es "un partido muy difícil, porque ellas van 6-2, tienen una derrotas menos y una victoria más porque ellas han jugado. Han competido en todos los partidos, porque los dos que perdieron fueron al final, ajustados, le han ganado a Ferrol, a Alcobendas, equipos difíciles, y han sabido sufrir. Es un equipo que está compitiendo muy bien y tienen confianza. A nivel referencia tienen a Lucía Rodríguez, que es un cuatro que juega abierto con muy buena mano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook