02 de junio de 2019
02.06.2019
PADRÓN, HISTORIA DE UNA LEYENDA

El Olimpo celta

La escasa respuesta de la ciudad obligó a rebajar a la mitad el presupuesto de Balaídos y suprimir lujos

02.06.2019 | 03:55
Aspecto final de Balaídos.

Ramón Allegue, conocido como el Tigre Padrón, portero céltico entre 1955 y 1962, novelista y autor del documental "El fútbol por dentro", narra para FARO cada domingo las primeras décadas de historia del club. En este decimoctavo capítulo relata la construcción del estadio de Balaídos, con un proyecto que tuvo que rebajarse ante el escaso apoyo económico que dio la ciudad, y la trabajosa puesta en marcha de la Liga, con el Celta en Segunda.

Las obras para el que será el Estadio de Balaídos, uno de los sueños dorados de la ciudad de Vigo, se habían iniciado a últimos del año 1924.La sociedad que había promovido esta obra se conocía como "Stadium de Balaídos S.A". Estaba formada por el promotor del ferrocarril Vigo-Ramallosa, Julián Valverde Pérez; el presidente de Tranvías de Vigo S.A, Victorio P. Bautista, y Ramón González y Joaquín Fontán Ozores.

Los terrenos donde levantar el "Stadium" pertenecían, en su mayoría, a la viuda del Marqués de Alcedo. Estaban ubicados muy cerca del río Lagares y se habían dedicado a una fábrica de construcción de tejas del país, por lo que era conocida como "a telleira de Balaídos". Eran unos terrenos que en invierno, por la crecida del río, se inundaban y toda la zona se convertía en una junquera a donde los aficionados a la caza iban a cazar patos.

Incluso treinta años después, aunque yo no era aficionado a la caza, fui con un amigo a pegar unos tiros a los tranquilos y bien acomodados patos, que gozaban felices nadando por la laguna que se formaba con las aguas sobrantes del río Lagares. Me arrepiento aún hoy, a mis 85 años, pues al no haber hecho ningún disparo en la laguna de Balaídos, al llegar cerca de casa, creyendo que no iba alcanzar a la gaviota que nos sobrevolaba, hice un disparo y derribé al pobre pájaro, que dejé agonizando porque no pude rematarlo. Después de tantos años todavía siento gran pesar y arrepentimiento de haberlo hecho.

Los primeros trabajos para la construcción del campo de fútbol se centraron en recrecer el suelo en unos 50 centímetros por encima de lo que eran los campos de labor, encargándose el proyecto del "Stadium" al arquitecto Jenaro de la Fuente, a la vez que se ponían acciones a la venta de la empresa "Stadium de Balaídos S.A" con el objeto de cubrir el capital suficiente para afrontar el presupuesto de la obra, cifrado en un millón de pesetas.

El "Stadium de Balaídos" se había comenzado a construir para 22.000 espectadores perfectamente acomodados en asientos individuales alrededor del terreno de juego, de 110 metros de largo por 70 de ancho. El gran proyecto se había comenzado en el mes de marzo de 1925, pero a medida que fueron transcurriendo los meses se veía que el diseño no se iba a poder acometer en toda su totalidad, por lo que se fueron suprimiendo algunas cosas consideradas de lujo. De aquel millón de pesetas que se necesitaba para tan magnífica obra, solamente se había recaudado 400.000 pesetas. La respuesta que había tenido la ciudad de Vigo por su "Stadium" fue decepcionante.

En el mes de junio de 1928, la Federación Española insiste en poner la Liga en funcionamiento. En una primera ponencia en Bilbao se acuerda hacer una Primera y Segunda División de veinte equipos cada una. Pero en la segunda asamblea de la Federación Española no se da por válida esta ponencia y se confecciona un nuevo proyecto de tres divisiones de nueve clubes cada una, que tampoco prospera. Como no prospera la tercera que se hace, por lo que el Campeonato Gallego 1928-29 comienza y el Celta, como ya se presagiaba, deja el cetro al Racing de Ferrol. El equipo ferrolano, beneficiado por la rivalidad que existe entre el Celta y el Deportivo, se proclama por primera vez campeón de Galicia, mientras el Celta se clasifica como subcampeón.

Lo más destacado de este campeonato fue la repetición del Eiriña- Celta debido a la invasión del campo por parte del público del Eiriña, descontento con la actuación del árbitro, Manuel de Castro. En el segundo partido, decretado por la Federación Gallega y con arbitro del colegio cántabro, el Celta goleó al Eiriña por 1-7.En este campeonato también se han dado dos resultados de escándalo, cuando el Deportivo vence en Riazor al Unión Sporting de Vigo por 10-0 y cuando el Celta triunfa sobre el Deportivo por ¡13-0! en Vigo.

Clasificado el Celta como subcampeón, le corresponde eliminarse en la Copa de España con el Athletic de Bilbao, que es el último partido que juega el Celta en el campo de Coya, el 9 de diciembre de 1928, en el que derrota a los "leones" por 2-1. Resultado que no es suficiente para pasar la eliminatoria, dado que el Athletic de Bilbao, en el partido de vuelta jugado en San Mames, vapulea al Celta con un 7-1.

El 4 de noviembre de 1928, en una nueva reunión de la Española de Fútbol, se llega a un acuerdo de formar una Primera División de diez equipos, pero no hay acuerdo al determinar los equipos que la formarían. El 22 de noviembre se celebra una asamblea extraordinaria, en el transcurso de la cual se suceden discusiones muy acaloradas con amenazas de retirada. Pero el 23 de noviembre, por fin, se llega a un feliz entendimiento y se crea una Primera División de diez equipos y una Segunda División de dos grupos de diez equipos cada una.

La Primera División está formada por Athletic de Bilbao, Barcelona, Real Madrid, Arenas de Güecho, Real Unión de Irún, Real Sociedad de San Sebastián, Español de Barcelona, Atlético de Madrid y C.D. Europa. Queda una plaza libre, que será cubierta por el equipo de Segunda División que resulte campeón en la liguilla que se jugará entre ellos.

El primer grupo de Segunda División queda formado con los siguientes equipos: Racing de Santander, Valencia, Celta de Vigo, Deportivo de La Coruña, Sevilla, Real Oviedo, Sporting de Gijón, Iberia, Alavés, y Betis Balompie. Mientras el segundo grupo lo forman: Murcia, Osasuna de Pamplona, Torrelavega, Valladolid, Cultural Leonesa, Castellón, Zaragoza y Cartagena. Será el Racing de Madrid el que cubra la plaza del equipo campeón de la liguilla, ascendiendo a Primera División.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook