10 de enero de 2019
10.01.2019

Esperando a Jensen

El danés podría ser la novedad en la lista de Cardoso tras más de tres meses ausente

10.01.2019 | 01:41
Jensen presiona a Amath, del Getafe, durante su único partido con el Celta hasta la fecha. // Marta G. Brea

Mathias Jensen podría ser la gran novedad en la convocatoria del Celta para el importante compromiso liguero de mañana frente al Rayo Vallecano. El atacante danés cuenta con él alta médica desde diciembre pasado, aunque la falta de ritmo competitivo después de encadenar una sucesión de lesiones musculares desde agosto han reducido su participación con el Celta a un único encuentro, el pasado 1 de octubre frente al Getafe en Balaídos.

En un momento de necesidad para la baja de Iago Aspas el capitán de la selección danesa sub 21 podría convertirse en el primero de los refuerzos invernales. La llegada de Jensen, de 23 años, generó el pasado verano grandes expectativas entre la afición celeste, que al albur de las exitosas contrataciones de los últimos años en el mercado escandinavo, veía en el futbolista del Nordsjaelland un atacante de garantías para fortalecer su frente ofensivo. El Celta pagó 5 millones de euros por el jugador danés, que firmó por cinco años, con la idea de que fuese ya un hombre importante esta misma temporada. Las lesiones, sin embargo, han frustrado hasta ahora sus planes.

Mathias Jensen fue el último de los fichajes estivales en incorporarse al plantel y llegó al equipo arrastrando una lesión muscular en el muslo izquierdo que se prolongó mucho más de lo esperado. La lenta recuperación retrasó el debut del centrocampista nórdico hasta el mes de octubre en el compromiso liguero frente al Getafe. Antonio Mohamed lo alineó en banda derecha -una posición inusual para él- en un partido nefasto de los celestes, en el que Jensen no desentonó del mal papel general del grupo.

Cuatro días después de su estreno ante los azulones, Jensen volvió a caer lesionado en un entrenamiento en A Madroa. Los servicios médicos le diagnosticaron una rotura de fibras en el muslo izquierdo cuya recuperación volvió a prolongarse más de lo previsto. Nada menos que tres meses duró la nueva baja, que afectó a la forma física del centrocampista y acentuó su falta de ritmo competitivo. La llegada de Miguel Cardoso al banquillo de Balaídos, con la consiguiente modificación estilística y readaptación de las pautas de entrenamiento, ha demorado algún tiempo más su reaparición, a la que el nuevo técnico no puso la pasada semana fecha. "Jensen está cada día haciendo las cosas mejor, pero los otros lo están haciendo desde hace más tiempo y todavía tiene que trabajar para llegar a su mejor momento, no solo física y técnicamente, sino también a los procesos de adaptación colectivos. Veremos cuándo puede entrar en la lista o jugar, aunque insisto en que también ha que comprender que la competencia en su puesto es grande", explicó el preparador céltico. Sin embargo, las pobres prestaciones ofensivas ofrecidas sin Aspas frente al Athletic podrían propiciar ahora su inclusión en la lista contra el Rayo con la idea de que dispute minutos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook