13 de abril de 2018
13.04.2018

El Celta de Vigo quiere una ciudad deportiva que sea un referente en Europa

El club vigués se concede veinte días para elegir el proyecto definitivo y mantiene su intención de comenzar las obras este verano

11.05.2018 | 14:58
Los tres proyectos de la ciudad deportiva del Celta de Vigo.

galería

"Un nido que evoca al cobijo propio de un castro celta"

Así es la propuesta del estudio de Fraga, Quijada y Portolés para la ciudad deportiva

galería

"Vacíos en el bosque para disfrutar del deporte"

El despacho de Alfonso Penela da protagonismo a los árboles

galería

"La naturaleza se entremezcla con las instalaciones"

Los sinuosos trazos de los petroglifos inspiran a Irisarri-Piñera

 

El Celta mantiene su idea de que las máquinas entren en Mos durante el próximo verano para comenzar las obras de la nueva ciudad deportiva, cuya definitivo proyecto saldrá de las tres propuestas que el club presentó ayer y que, en palabras de Carlos Cao, director de Área de Negocio, cumplen de forma escrupulosa con la filosofía y los objetivos que se habían marcado cuando el proceso se puso en marcha.

Los despachos de Fraga, Quijada y Portolés, Irisarri-Piñera y Alfonso Penela, las tres firmas invitadas por el club, aspiran a quedarse con el proyecto definitivo cuyo definitivo ganador se conocerá dentro de unos veinte días. Es el plazo máximo que se concede el Celta para terminar la fase de estudio que ya arrancó hace semanas y encargar a uno de los tres el proyecto definitivo de los 224.813 metros cuadrados de la futura ciudad deportiva y con el que acudirán en busca de la necesaria licencia para comenzar las obras en verano. El club no se mueve de su idea que a comienzos de 2019 el Celta traslade a la nueva instalación su estructura profesional, es decir, el primer equipo y el conjunto filial. Para ello, deberá tener preparados sus dos campos de entrenamientos de hierba natural y las dependencias necesarias para que puedan trabajar con normalidad.



Esta será la primera fase de una obra que se contempla en tres etapas. En la segunda entrarían los campos de entrenamiento, las instalaciones para la cantera y otras dotaciones tales como el spa o la piscina cubierta y para la tercera fase y última se reserva la construcción del estadio para el Celta B y el pabellón multifuncional.





Carlos Cao elogió el trabajo de los tres despachos de arquitectura cuyos diseños cumplen con las necesidades del club en materias como la flexibilidad, la integración en el paisaje, la eficiencia energética o el respeto al medio ambiente, pero también en las dotaciones que se reclamaban cuando se les convocó (10 campos de fútbol, zona de tecnificación, vestuarios, oficinas, sede de la Universidad del Deporte, zona de restauración, lavandería, gimnasios, spa, piscina, estadio para el Celta B y pabellón). El director de Área Negocio insistió en que el club no tendrá problema para comenzar las obras a comienzos del próximo verano y desarrollar la primera fase de la ciudad deportiva. Y que a partir de ese momento podrá iniciar los trámites para conseguir la aprobación de la modificación del plan general que sí se necesita para el resto de la obra. El club desligó por completo el trabajo en la futura ciudad deportiva, de cuyos terrenos ya disponen tras el acuerdo con los comuneros de Pereiras, con el desarrollo de la zona contigua en la que se prevé levantar un centro comercial. "Son cuestiones independientes", insistió Cao quien en este sentido desveló que se mantienen las conversaciones con los comuneros de Tameiga para conseguir la superficie necesaria para completar el proyecto.





El club no ha especificado el coste que puede tener levantar la nueva instalación, una cifra que habría que añadir a los cuarenta millones que costará dotar de infraestructuras y servicios la ciudad deportiva y que correrán a cargo de la entidad viguesa. En las propuestas presentadas al club los arquitectos han añadido cifras orientativas que son las que el Celta está analizando antes de tomar una decisión sobre cuál de las tres obras llevará a cabo. El aprovechamiento de la instalación será también un asunto importante a la hora de inclinarse por una de las propuestas.





Sobre la capacidad del estadio del Celta B, Carlos Cao explicó que los tres anteproyectos han trabajado sobre un aforo de 4.000 espectadores pero que desde el club se les había pedido "flexibilidad" para poder elevar la capacidad de un recinto que en principio aprovechará la diferencia de cotas de la zona y dejará alguno de los laterales sin grada. Preguntado por la posibilidad de que en un futuro pudiese convertirse en el estadio del Celta, el director de Área de Negocio simplemente dijo que desconocía lo que pudiera suceder en un futuro.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL CELTA, EN CIFRAS

Celta de Vigo

Toda la información sobre tu equipo

Consulta aquí el calendario, las estadísticas, los jugadores, el resultado de los partidos, los directos... Todo a tu alcance


plantilla del Celta

El Celta, uno a uno

Consulta aquí la plantilla del cuadro celeste: un repaso a todos los jugadores del Celta y a sus estadísticas personalizadas


Enlaces recomendados: Premios Cine