Una exposición tan llamativa y real como la vida misma

Luis F. Otero luce algunas de sus más espectaculares obras en el Stocolmo 2.0

Los cuadros de la pintora mexicana Frida Kahlo, un retrato femenino y la actriz y modelo Marilyn Monroe, presentados en óleo sobre lienzo por Luis F. Otero, en las paredes del Stocolmo 2.0.

Los cuadros de la pintora mexicana Frida Kahlo, un retrato femenino y la actriz y modelo Marilyn Monroe, presentados en óleo sobre lienzo por Luis F. Otero, en las paredes del Stocolmo 2.0. / M. Méndez

Manuel Méndez

Manuel Méndez

Una vez descolgadas las fotografías de su hermana, que protagonizaron la exposición correspondiente a noviembre, este mes la galería de arte en que se ha convertido la vermutería Stocolmo 2.0 vuelve a lucir en sus paredes las siempre impactantes pinturas de Luis F. Otero.

El artista carrilexo regresa al céntrico local vilagarciano –entre las calles Valentín Viqueira y A Baldosa– con una exposición tanto o más espectacular que aquella otra que el propio Otero ofrecía en mayo de 2021, en aquella ocasión demostrando la sensibilidad y fuerza de su trazo con diferentes cuadros inspirados en las mujeres.

Frida Kahlo y Marilyn

Las mismas que dominan esta nueva muestra, que a diferencia de la anterior se caracteriza por incorporar rostros tan conocidos como el de la pintora mexicana Frida Kahlo, o el de la inconfundible actriz y modelo Marilyn Monroe.

Un acrílico sobre lienzo, de 130 por 97 centímetros, en el que Luis F. Otero muestra la imagen del físico Albert Einstein.

Un acrílico sobre lienzo, de 130 por 97 centímetros, en el que Luis F. Otero muestra la imagen del físico Albert Einstein. / M. Méndez

Junto a ellos, los retratos de una niña desconocida, al menos para el público, una mujer y un personaje histórico tan popular como el físico Albert Einstein.

Todos ellos cuadros en óleo o acrílico caracterizados por su gran formato, el color y el realismo que acostumbra a imprimir en su obra el carrilexo Luis F. Otero.

Galería de arte permanente

De este modo, la cafetería Stocolmo 2.0, que cada mes acoge a un artista, vuelve a dar a sus clientes la oportunidad de disfrutar de cerca el trabajo de uno de los más importantes pintores arousanos, que no colgó su primera exposición hasta hace poco más de una década, aquella en el Auditorio Municipal de Vilagarcía.

El retrato de una niña en óleo sobre lienzo presentado por Otero en un cuadro de 100 por 73 centímetros.

El retrato de una niña en óleo sobre lienzo presentado por Otero en un cuadro de 100 por 73 centímetros. / M. Méndez

De vocación tardía, este pintor se ha convertido ya en uno de los más alabados de cuantos han pasado por esa especie de museo que es el Stocolmo, donde al tiempo que consume, el cliente puede disfrutar tanto de las obras expuestas cada mes como de todo tipo de objetos expuestos de forma permanente, tales como antiguas básculas, sillas y sillones, máquinas de coser, televisores, radiocasetes, lámparas o rudimentarios teléfonos, entre otros muchos artículos.

Plasmar sensaciones

Este mes, como queda dicho, es el turno de Luis F. Otero, un artista convencido de que “la pintura es una buena forma de plasmar sensaciones, sin necesidad de recurrir a las fotografías o al WhatsApp”.

Un apasionado de la pintura al que gusta investigar sobre nuevas formas de expresarse cuando pinta y ahora anima a los arousanos a conocer su obra en el Stocolmo 2.0, donde los interesados también tienen la oportunidad de adquirir los cuadros que deseen.