BLACK FRIDAY 50% Dto + 1mes Gratis Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vendimia entra en una fase decisiva con la "bendición" de Rueda

El presidente alaba en O Salnés el motor económico que constituye el sector vitivinícola de Galicia

El presidente de la Xunta se animó a cortar los excelentes racimos de albariño. Iñaki Abella

La vendimia afronta un fin de semana decisivo. Sobre todo en la Denominación de Origen Rías Baixas, que hasta el jueves (incluido) había introducido ya en bodega 25 millones de kilos de uva.

Quiere esto decir que con la recogida ayer y la que se espera obtener entre hoy y mañana, podrían elevarse los registros hasta los 35 o 40 millones de kilogramos, a las puertas de aquellos 41 millones que se pronosticaban desde el Consello Regulador antes de que todo esto empezara.

Un volumen de récord que, sin llegar al registro histórico del año pasado, se situará entre los tres mejores desde que existe esta marca de calidad.

No es de extrañar que con tan buenas expectativas, y dado el óptimo estado en que se encuentra la uva, bodegueros y viticultores afronten con ilusión esta recta final de la vendimia, que ayer recibió como refuerzo extra la “bendición” del presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, quien incluso se animó a coger las tijeras y cortar algún racimo que otro.

Alfonso Rueda y el conselleiro de Medio Rural González escuchan a uno de los máximos responsables de Martín Códax. Iñaki Abella

Quiso desplazarse a la comarca de O Salnés, que es la subzona de referencia de Rías Baixas –más de 16 millones de kilos de uva hasta el jueves–, y asistir a la vendimia de albariño, la principal variedad de esta marca de calidad, como lo demuestra que de los 25 millones vendimiados hasta ahora, más de 24 millones correspondan a la uva albariña.

Sector estratégico

De este modo, Rueda escenificaba su firme apoyo a un sector que cree estratégico, sabedor de que el vino y su infraestructura generan empleo –10.000 viticultores y casi 500 bodegas entre las cuatro Denominaciones de Origen–, e ingresos, con más de 230 millones de euros en facturación anual. Pero no solo eso, sino que se trata de un elemento dinamizador capaz de “fijar población en el rural y ordenar la tierra”, resaltó Rueda.

Labores de vendimia en la finca experimental de Pé Redondo, ayer. Iñaki Abella

Fue en Meis donde arropó a viticultores y bodegueros. Más concretamente en uno de los viñedos de referencia del sector, como son los situados en la finca experimental de Pé Redondo, perteneciente a la cooperativa vitivinícola cambadesa Martín Códax.

En ese marco, rodeado de vendimiadores y tras pasar entre decenas de viñedos donde también se realizaba la recolección, Alfonso Rueda incidió como nunca en la importancia de este sector.

"Marca Galicia"

Así las cosas, aprovechando esta primera visita como presidente a los viñedos arousanos, se refirió al mismo como un motor económico incuestionable que ayuda a proyectar la marca “Galicia” en el exterior.

El presidente, con un racimo en la mano, bromea con los presentes. INAKI ABELLA DIEGUEZ

De ahí que quisiera agradecer el “esfuerzo” de viticultores, enólogos y bodegueros, quienes “supieron reponerse a momentos de mucha dificultad para seguir creciendo” y “vendernos turísticamente al exterior”.

El titular del Gobierno de Galicia, acompañado para la ocasión por el conselleiro de Medio Rural, José González, se refirió al sector vitivinícola como un elemento clave “para generar dinamismo y empleo en el ámbito rural”.

Ayudas institucionales

Algo que, a su juicio, es posible gracias a la labor de los diferentes Consejos Reguladores gallegos y al apoyo que estos encuentran en su Gobierno, ya que las marcas de calidad vitivinícolas gallegas lograron 19 millones de euros en ayudas entre los años 2012 y 2021; de los que 8,2 millones fueron a parar a Rías Baixas.

Alfonso Rueda pudo comprobar personalmente la calidad de la uva. INAKI ABELLA DIEGUEZ

Con ese apoyo económico, detalló Alfonso Rueda, fue posible impulsar acciones con las que “proteger y promocionar” el vino certificado.

Sin olvidar los 3,4 millones de euros destinados el año pasado a la elaboración y comercialización de productos vinícolas.

Un guiño al enoturismo

Aprovechando el buen tiempo reinante, y como buen conocedor que es del ámbito turístico y de las enormes potencialidades de Galicia en esta materia, el titular de la Xunta hizo un guiño a los proyectos enoturísticos que se llevan a cabo a lo largo y ancho de Denominaciones de Origen como Rías Baixas, cuya Ruta del Vino es una de las mejor valoradas de España.

Un enoturismo que, aseguró, “está cogiendo muchísima fuerza” gracias a la propia Ruta del Vino y a “bodegas que combinan la elaboración de magníficos vinos con la posibilidad de que la gente venga a conocer la zona”.

Fue así como Alfonso Rueda animó al sector a seguir apostando por esta línea de trabajo, lógicamente de forma complementaria a la que es la esencia del sector, la elaboración de vinos de la máxima calidad.

Compartir el artículo

stats