Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paraíso del marisco: península de chiringuitos

La costa meca está tan dotada de playas como de negocios de hostería en los que disfrutar de ellas

La terraza de uno de los negocios más populares del verano meco, con vistas sobre la playa de A Lanzada, Ons y Cíes. M. Méndez

Con los quioscos o chiringuitos de playa sucede algo así como con los “furanchos”, pues en muchos casos se han adaptado y transformado de tal manera que se han convertido en restaurantes de máximo nivel. Algunos, de verdadero lujo.

Sobre todo en localidades como O Grove, donde la gastronomía es una de sus principales bazas turísticas y son muchos los que quieren compaginar la buena mesa con el disfrute de importantes zonas de baño, estratégicamente esparcidas a lo largo de unos 10 kilómetros de litoral.

De ahí que además de ser “la península de las playas”, como reza uno de los lemas promocionales del Concello, el "paraíso del marisco" sea también tierra de chiringuitos, restaurantes y negocios de hostelería similares que se asientan en primera línea de costa, lo cual constituye un atractivo añadido para la ya poderosa oferta turística de esta localidad arousano-atlántica.

Negocios a los que bien pueden sumarse los hoteles y restaurantes de Beiramar, avenida del Teniente Domínguez, Ardia y otros puntos de este municipio que prácticamente se bañan en la ría de Arousa.

Siete concesiones del Concello

Centrándose exclusivamente en los quioscos de temporada, puede decirse que el Concello gestiona este año siete, dos de ellos en la “madre de todas las playas”, A Lanzada.

Se les suman los de A Toxa, Labaxeira y los de otras tres playas que, como A Lanzada, lucieron en su día la Bandera Azul: Area das Pipas, Area de Reboredo y Raeiros.

A esas concesiones municipales hay que añadir las que gestiona Costas del Estado, ya sean quioscos, restaurantes o instalaciones similares que se asientan en todo el litoral, desde A Lanzada hasta Area Grande, pasando por Area da Cruz y otras muchas zonas de baño.

Uno de los nuevos chiringuitos de A Lanzada. M. Méndez

La gran concentración de chiringuitos y/o restaurantes de playa se encuentra, como casi todo el mundo sabe, entre la carretera de acceso oeste a San Vicente y el océano Atlántico. Es decir, entre A Lanzada y el puerto deportivo de Pedras Negras, para continuar hasta la playa de A Barrosa y después seguir desde Con Negro hacia Mexilloeira.

En montes y fincas privadas

“Como también están ahí, para disfrute de vecinos y visitantes, los quioscos que se sitúan en fincas, montes u otro tipo de espacios privados”, apostilla el alcalde meco, José Cacabelos Rico.

Los exteriores del chiringuito Rocambolesco, en la playa de Balea (O Grove), el año pasado. // FdV

Lo cual lo lleva a enfatizar que “los quioscos y/o chiringuitos conforman una gran oferta turística que también ayuda a generar riqueza en nuestro pueblo y a diferenciarlo respecto a otros destinos”.

Convencido de que “están trabajando bien”, y de que “mejor trabajarán aún durante el verano, ya que esperamos que nuestro municipio vuelva a estar a tope”, el alcalde confirma que “este tipo de instalaciones se han multiplicado el año pasado”.

Los quioscos y/o chiringuitos conforman una gran oferta turística que también ayuda a generar riqueza en nuestro pueblo y a diferenciarlo respecto a otros destinos

José Cacabelos - Alcalde de O Grove

decoration

Ha sido así porque, “a raíz de la pandemia por COVID, la gente se acostumbró a buscar espacios abiertos o al aire libre en los que se desarrollen diferentes actividades lúdicas y que, por tanto, oferten desde buena cocina hasta música y otros alicientes, y eso es algo que están sabiendo interpretar buena parte de los hosteleros de nuestra localidad”.

El chiringuito O Quinto Pino, en A Toxa. M. MÉNDEZ

Aprovechando para pedirles que respeten las normas establecidas en cuanto a horarios, ruidos y demás, el primer edil los anima así a seguir siendo parte destacada de la oferta meca.

Pendientes de San Juan

Una oferta que, si el tiempo lo permite, se intensificará en los chiringuitos desde ya mismo, pues en los próximos días aprovecharán el tirón que ejerce una fecha tan señalada en O Grove como San Juan, ya que suele celebrarse por todo lo alto.

A raíz de la pandemia por COVID, la gente se acostumbró a buscar espacios abiertos o al aire libre en los que se desarrollen diferentes actividades lúdicas

José Cacabelos - Alcalde de O Grove

decoration

“Este año hay ganas de hogueras, música, sardinas y fiesta, por eso la noche de San Juan va a resultar muy especial para todos”, indica el dueño de uno de los chiringuitos de San Vicente en los que se celebrará la mágica con conciertos y otras propuestas.

En resumen, que en O Grove hay chiringuitos para dar y tomar de los que vecinos y visitantes pueden disfrutar cuando se desplazan a playas como las caninas de O Espiño y O Portiño, u otras menos conocidas por el gran público como Buraco da Londra, Farruco, A Barrosa, A Fervide, Canelas, O Carreiro, Barreiriño, Baleela, Barreiro, A Poza, Castiñeira, Con Negro y Cuazos.

Imagen de archivo de José Cacabelos y los ediles Ángeles Domínguez y Juan Otero, en la playa de A Lanzada. FdV

Casi todas tienen un chiringuito, quiosco, bar, hotel o restaurante cerca, como sucede con Sobre do Pozo, A Barcela, Piñeirón, Mexilloeira, Rons, Labaxeira, Conroibo, Confín-Peralto y, en A Toxa, las de A Ponte Norte y A Ponte Sur.

Por supuesto, los servicios de restauración también están muy presentes, como se decía anteriormente, en arenales tan populares como A Lanzada, Raeiros-Paxareiro, Area da Cruz y Area Grande.

Compartir el artículo

stats