Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denuncia que le niegan material sanitario para los cuidados de su hijo dependiente

Pilar Rodríguez: “Lo tengo que sondar en casa cinco veces al día”

Jesús Bugallo y su madre Pilar Rodríguez el pasado verano. Iñaki Abella

Jesús Bugallo es un cambadés de 30 años que parece el tipo más severo de espina bífida : la mielomeningocele. Un riñón no le funciona y el otro, al mínimo. Su madre, Pilar Rodríguez, se encarga de sus cuidados y por ello recibe 73 euros al mes.

La progenitora denuncia públicamente que en el centro de salud de Cambados no le dispensan el material sanitario que necesita para los cuidados de su hijo a domicilio: “Solo me dan jeringas, pero ni guantes ni tampoco esparadrapo de papel porque Jesús es alérgico a los apósitos y al látex. Tengo que sondarlo cinco veces al día y realizar dos lavados. Él está en posición fetal y yo no puedo coger peso, tengo dos bultos en un pulmón y soy diabética. Este trabajo lo debería hacer una persona titulada ”, reivindica Pilar Rodríguez.

Compartir el artículo

stats