Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Grove tendrá un SubGES

Alfonso Rueda (vicepresidente primero), José Cacabelos y otras autoridades con la plantilla de Emergencias O Grove, en el año 2017.

El Ayuntamiento de O Grove dispone desde hace años de un Servicio Municipal de Emergencias que financia el propio Concello, con ayuda de la Xunta y la Diputación, en el que se integraron los trece trabajadores que la Justicia obligó a admitir en la plantilla municipal, después de haber funcionado como Grupo Municipal de Intervención Rápida (Grumir), el cual, a su vez, había tenido su germen en la agrupación de Protección Civil.

Pero, desde hace años, la localidad suspira porque se cree en ella un Grupo de Emergencias Supramunicipal (GES), atendiendo a las ventajas que esto supone en cuanto a seguridad para vecinos y visitantes, pero también por considerar que saldrá mucho más rentable económicamente para las arcas municipales.

47

Emergencias O Grove, un lustro dando el callo Manuel Méndez

Pues bien, a partir de este mismo año podrá tenerlo, aunque sea con la consideración de “subgrupo”.

Al menos así lo anuncia la Xunta, avanzando que esta será la propuesta que mañana realizará ante la “comisión de seguimiento de los GES”, participada también por las Diputaciones y la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp).

Todo esto puede parecer un tanto enfarragoso, a tenor del baile de nombres que conlleva, pero, básicamente, esto es tanto como decir que la Xunta va a reconocer las singularidades de la península meca, “premiándola” con ese subgrupo y dotándola de seis efectivos para atender las incidencias de la propia localidad.

Cacabelos: “Bienvenido sea porque es más de lo que nos dan ahora”

El alcalde grovense, José Antonio Cacabelos Rico, se felicita por la decisión de crear un subgrupo de emergencias en su localidad porque, alega, “llevamos muchos años reclamándolo”.

Y “bienvenido sea si son seis trabajadores durante doce meses porque ya es más de lo que nos dan ahora”, apostilla.

Explica que “lo interesante de esto es que nos financien los sueldos de los trabajadores y el hecho de acceder a las ayudas de material, vehículos y todo lo necesario”.

Lo que toca ahora es “estudiar la propuesta, porque la Xunta ya financia una parte del servicio que tenemos, como la Diputación y nosotros mismos”, añade el regidor socialista de O Grove.


Más personal en los demás

Paralelamente, la Xunta propondrá y aprobará el aumento de la plantilla de personal de todos los GES para que pasen a disponer de una docena de efectivos. Salvo en el caso del SubGES de O Grove, que se formará con los seis aludidos.

De este modo se contratará a 36 personas más “para distribuir entre los once grupos que en su momento fueron concebidos como SubGES con 6, 9 o 10 miembros”.

El alcalde y los miembros del Grupo de Emergencias Municipal, en 2019. FdV

Otras localidades gallegas

Es el caso, en lo que concierne a la provincia de Pontevedra, del de Mos-Redondela, creado este mismo año con media docena de miembros en cada una de sus subsedes.

Pero también de los de Lalín y A Estrada, que disponen de seis y diez miembros, respectivamente. 

Un incremento de personal que se hará efectivo, igualmente, en Ourense-Lobios, Muiños, Laza, Ribadavia, Avión, Quiroga y Folgoso do Courel, según anuncian en la Consellería de Presidencia.

Más inversión en los actuales

Al margen de dotar de más personal a los SubGES, la Xunta plantea aumentar la inversión en los servicios municipales de emergencias existentes en Ponteareas, Terras de Celanova, Noia y Sanxenxo.

Y eso no es todo, sino que se propone desde Vicepresidencia Primera de la Xunta “actualizar los costes salariales” del personal de los diferentes GES para adaptarlos al coste real, teniendo en cuenta que el primer convenio entre la Xunta, los Concellos y las Diputaciones data de 2013.

Actualmente son 13 trabajadores, y solo financian a seis

José Cacabelos argumenta que “la duda que nos asiste es que tenemos un grupo de emergencias de trece miembros y financian seis, por lo que hay que ver qué pasa con los demás”, plantea. 

Como también quiere “analizar cómo varía la financiación de la Xunta respecto a lo que nos están dando ya”.

Termina diciendo que “lo interesante es que se nos reconoce como GES y podremos acceder también a las diferentes ayudas que tienen estos departamentos, aunque insisto en que debería reconocerse a doce o a los trece trabajadores que tenemos, y no solo a seis”.

Esto supone “un incremento total de 2,9 millones de euros de los que la Xunta asumiría 1,5 millones, aportando la cuatro diputaciones 1,1 millones de euros anuales y correspondiendo a los concellos los 220.875 euros restantes”.

474 efectivos en 189 municipios

De este modo Galicia pasará a disponer de 39 GES y del SubGES de O Grove, sumando así “474 efectivos” para dar cobertura a 189 localidades.

“Complementando así la atención a emergencias prestada por los consorcios de extinción de incendios y salvamento, también cofinanciados por este Gobierno”, sentencian en Vicepresidencia.

Las mismas fuentes terminan diciendo que desde 2013, cuando se pusieron en marcha los GES, destinó siete millones de euros a la adquisición de material para los diferentes municipios, además de aportar 40 millones para financiar más de la mitad del coste de mantenimiento de tales servicios.

Los orígenes del departamento

Fue en marzo de 2016 cuando José Antonio Álvarez, conocido como “Patako”, se presentaba en sociedad como nuevo jefe coordinador del Servicio Municipal de Emergencias, recordando que tanto él como sus compañeros de departamento habían denunciado judicialmente su situación laboral.

Tras conseguir el objetivo de que se obligara al Concello a contratar como trabajadores a quienes habían sido miembros del Grupo Municipal de Intervención Rápida (Grumir), José Antonio Álvarez quería dejar constancia ante la opinión pública que "desde el 1 de enero de 2016 quienes se encargan de cubrir las emergencias u operativos en O Grove somos los miembros del Servicio Municipal de Emergencias y Protección Civil; nosotros nos ocupamos de atender las diferentes incidencias y eventos de nuestra localidad”.  


Mejor servicio y más formación

Días después, el propio José Antonio Álvarez Domínguez se daba a conocer en FARO DE VIGO diciendo que iba a encargarse de coordinar el servicio “para que ofrezca totales garantías a los ciudadanos y logre el mejor funcionamiento posible”, disponiéndose, igualmente, a “ampliar las horas de formación internas para tratar de mejorar cada día más la formación y capacidad de los integrantes de este servicio, para que podamos prestar siempre la mejor atención posible a nuestros ciudadanos”.

El coordinador del Servicio Municipal de Protección Civil y Emergencias de O Grove, detallaba que el equipo estaba formado por una decena de personas y pronto serían trece, es decir, los mismos profesionales que después de anularse las ayudas para renovar Grupo Municipal de Intervención Rápida (Grumir) habían denunciado al Concello y consiguieron que la Justicia les diera la razón, por despido improcedente, obligando a la Administración local a readmitirlos como trabajadores.

José Antonio Álvarez Domínguez también anunciaba a través del decano de la prensa nacional que se establecerían turnos de 24 horas “con un mínimo de dos personas en cada turno, aunque habrá días de tres y cuatro efectivos, dependiendo de las necesidades de cada jornada”. 

De este modo lanzaba un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos mecos, pues si bien aquello, en la práctica, suponía la desaparición de la agrupación de voluntarios de Protección Civil, lo que se pretendía era “impulsar una reorganización y mejora del servicio, optimizándolo al máximo para garantizar siempre su calidad”.

Compartir el artículo

stats