Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Objetivo: 44 millones de kilos de uva

La vendimia en la subzona productora de O Salnés, el año pasado. Iñaki Abella

Dentro de un mes el mundo del vino cobrará una protagonismo absoluto. Será entonces, a mediados de septiembre, cuando arranque la vendimia. Y no una vendimia cualquiera, sino una que aspira a marcar registros históricos. También en la Denominación de Origen Rías Baixas, donde las estimaciones iniciales hablan de casi 44 millones de kilos de uva.

15

Vendimia en O Salnés Faro de Vigo

Ese es el registro récord al que aspira su Consello Regulador, representante de 175 bodegas –son las adheridas actualmente a la marca de calidad– y 5.083 viticultores que trabajan 22.501 parcelas de viñedo, las cuales suman 4.187 hectáreas, 93 más que el año pasado.

Las adversidades meteorológicas ralentizaron la cosecha

El “Informe de Estimación de Cosecha 2021” presentado el pasado día 23 al pleno del Consello Regulador Rías Baixas, esgrime que la temporada transcurre con un retraso de una semana y media respecto a 2020, “aunque el ciclo vitícola se inició con unos 10 o 15 días de adelanto”. Las condiciones meteorológicas adversas de las últimas semanas han contribuido a esa ralentización.

En cualquier caso, los técnicos estiman que la campaña se ha caracterizado por “un invierno normal y muy húmedo; una primavera algo cálida y seca, así como un mes de junio con una primera quincena cálida y la última, borrascosa y fría, con precipitaciones por encima de lo normal”.

La profesionalización del sector vuelve a quedar de manifiesto

Con las uvas ya en fase de pintado, y después de que la profesionalización del sector vitivinicultor volviera a resultar clave para plantar cara a las plagas y salvar la cosecha, puede decirse que la recolección está ya a la vuelta de la esquina y que el aumento de producción contribuirá a compensar la escasez de vino disponible, ya que la demanda del mismo, sobre todo si está amparado por el sello Rías Baixas, no deja de crecer.

Queda poco vino

Baste como ejemplo que del 1 de enero al 31 de julio pasado el Consello verificó 19.298.581 litros, lo que supone un incremento del 21,9 % con respecto a 2020. Y no solo eso, sino que las estimaciones del Órgano de Control y Certificación dicen que a las bodegas de la denominación apenas les quedará cuatro millones de litros cuando empiece la vendimia.

La vendimia se extiende por O Salnés Manuel Méndez

Teniendo en cuenta todo ello, parece comprensible el optimismo que se respira en el sector ante la abundancia de uva prevista.

Optimismo que también se desprende del “Informe de Estimación de Cosecha 2021”, según el cual “se prevé para este año una recogida de 43,7 millones de kilos”.

30 millones de litros

Es decir, “un 27% más que en la cosecha de 2020”, todo ello si se consiguen unos rendimientos medios de 10.455 kilos por hectárea, lo cual parece más que probable. De alcanzarse tales cifras se conseguirán 29,7 millones de litros.

Dicho de otro modo, que Rías Baixas está ante un gran momento productivo, lo cual se debe, según indican los expertos, a “una tasa de brotación elevada y homogénea, con una fertilidad media-alta”.

Por si la abundancia de uva no fuera suficiente, parece que “las mermas de este año tampoco han sido significativas, con valores medios del 10% que se atribuyen en un 5% al corrimiento de flor, un 2,8% a la meteorología (heladas) y un 2,4% a la incidencia de las plagas”.

48

Tiempo de vendimia Faro de Vigo

Esto quiere decir, como se explicaba anteriormente al hablar de la profesionalización del sector vitivinicultor, que éste lucha cada vez más y mejor contra el mildiu, la botritis, el oidio y tantas otras amenazas que, de no ser por ese buen hacer, en años meteorológicamente tan atípicos y descontrolados como el actual habrían causado estragos en la producción.

Compartir el artículo

stats