Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salvar la ría es cosa de todos

Ejercicio de lucha contra la contaminación marina en Arousa. Iñaki Abella

Las diferentes administraciones públicas disponen de medios materiales y humanos importantes para luchar contra la contaminación marina o cualquier otro suceso ocurrido dentro o fuera de las rías gallegas. Pero no siempre hay embarcaciones suficientes para hacer frente a situaciones de extrema emergencia reaccionando con rapidez y contundencia.

Es esto lo que lleva a Capitanía Marítima de Vilagarcía a hacer un llamamiento a la colaboración, consciente de que la ría es de todos y salvarla, en caso necesario, también. Este departamento, capitaneado por Manuel Martínez Calvo, anima a los armadores y marineros a inscribirse en el Registro Voluntario de Profesionales del Mar.

Es una invitación dirigida a todos aquellos que disponen de barco de pesca o marisqueo; alrededor de 2.500 en la ría de Arousa. Pero, sobre todo, es un ruego enfocada hacia las embarcaciones auxiliares de acuicultura –887 en estas mismas aguas–, ya que por sus características tienen mucho que decir, y que aportar, en este asunto.

Un vertido en la ría. Abella

Simulacro fallido en Meloxo y vertido en Arousa Norte

De lo que se trata es de que se inscriban en este registro cuantos más barcos mejor, para evitar situaciones como la vivida en octubre pasado, cuando se registró un episodio de contaminación en la ría –originado en Arousa Norte– y no fue posible disponer de barcos de apoyo suficientes para plantarle cara y minimizar sus efectos negativos sobre el medio ambiente y la producción pesquera, marisquera y acuícola.

Un hándicap que volvió a quedar de manifiesto hace solo unos días, cuando fue preciso suspender un ejercicio de lucha contra la contaminación que iba a desarrollarse entre las bateas de Meloxo (O Grove), ya que tampoco se reunieron las embarcaciones de apoyo necesarias, por mucho que la cooperativa de mejilloneros Amegrove se brindara a colaborar.

Los profesionales cercan y atraen hacia tierra el posible vertido ubicado en la ría de Vigo, una operación enmarcada dentro del simulacro del plan Camgal. Iñaki Abella

Nuevo intento, en otoño

Exponiendo estas situaciones, y a la espera de una nueva reunión de coordinación a celebrar en septiembre para, si procede, promover un simulacro posterior, lo que pretende Capitanía es, sencillamente, pedir ayuda para salvar la ría.

Es, dicho de otro modo, una forma de reclutar voluntarios para que estas aguas sigan produciendo mejillón de batea, después de que el año pasado la provincia marítima de Vilagarcía alcanzara el 70% de la producción gallega tras comercializar 161. 478 toneladas, por importe de 67 millones de euros.

Al igual que es un modo de preservar la producción, el trabajo y el futuro de esos pescadores y mariscadores arousanos, que durante el pasado ejercicio generaron más de 82 millones de euros, tras despachar en las lonjas de O Salnés y Barbanza 32.249 toneladas de producto.

“Plan Camgal”

Lo que pide Capitanía Marítima, en definitiva, no es nada nuevo. Lo recordaba ayer Manuel Calderón Serrano, coordinador del área de Seguridad e Inspección Marítima, al decir que este registro de voluntariado es una estrategia esencial del “Plan territorial de contingencia por contaminación marina accidental” de que dispone Galicia, el conocido “Plan Camgal”.

Manuel Calderón Serrano, coordinador del área de Seguridad e Inspección Marítima, y Manuel Martínez Calvo, capitán marítimo de Vilagarcía. Iñaki Abella

Pólizas de seguro

Una línea de acción, dicho sea de paso, que establece el apoyo logístico y económico de la Xunta a los profesionales del mar que colaboren voluntariamente, ya que, por ejemplo, se hace cargo de las pólizas de seguro precisas para intervenir tanto en los simulacros como en los accidentes que puedan producirse.

Un ejercicio de lucha contra la contaminación marina desplegado en el puerto de Cambados, con una buena cantidad de embarcaciones profesionales al lado de las medidas de contención. Iñaki Abella

Situaciones en las cuales los participantes pueden colaborar encargándose tanto del despliegue de barreras anticontaminación como de la recogida y traslado a tierra de los materiales contaminantes.

De izquierda a derecha, Beatriz Rodríguez, responsable del despacho de buques y titulaciones; Manuel Calderón, coordinador de Seguridad; Manuel Martínez, capitán marítimo de Vilagarcía; Alberto Rodríguez, de Asuntos Generales; y la inspectora de Seguridad Marítima, Eva Caldas. Iñaki Abella

Así lo corroboraron, también, los inspectores de Capitanía Marítima Eva Caldas, Beatriz Rodríguez y Alberto Rodríguez, quienes arroparon a Manuel Martínez y Manuel Calderón en el momento de lanzar este SOS animando al sector a implicarse en la causa.

Normas más flexibles para la náutica recreativa

Capitanía Marítima de Vilagarcía, representada por Manuel Calderón, coordinador de Seguridad, y Manuel Martínez, el máximo responsable de este órgano, animó ayer a la flota de recreo a revisar las nuevas normas de seguridad y prevención de la contaminación dictadas por Marina Mercante.

Están en vigor desde el día 1 e incluyen cambios significativos, algunos de ellos muy positivos para la flota.

A modo de ejemplo, explicaron que cuando una embarcación de recreo esté navegando dentro de la ría de Arousa ya no tiene por qué llevar a bordo los equipos y certificados necesarios para salir a doce millas mar adentro, que era algo que sí se exigía antiguamente.

“Ahora solo tienen que disponer de la documentación y medios referidos a la zona en la que se encuentren navegando”, apostilló el capitán marítimo.

Acompañados de los inspectores Beatriz Rodríguez, Alberto Rodríguez y Eva Caldas, también dieron a conocer los nuevos canales o cauces de comunicación para favorecer las relaciones entre los diferentes distritos marítimos de la ría y entre el sector del mar y estos departamentos.

Pretenden, así, dar mayor agilidad a esas comunicaciones para que armadores y tripulantes disfruten de todo tipo de servicios y apoyo de forma rápida y eficaz.

Compartir el artículo

stats