Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arousa: 5.500 toneladas vendidas en lonja por 16 millones de euros, en tres meses

La subasta en la lonja de O Grove, ayer. Noé Parga

A pesar de la pandemia y la limitación de las ventas que se deriva del cierre del canal Horeca y del confinamiento de muchas localidades, el primer trimestre del año arroja un balance más que aceptable en las lonjas arousanas, capaces de generar en torno al 20% del volumen y los ingresos totales de Galicia.

Son aún datos provisionales que incluso pueden incrementarse en cuanto se cierren oficialmente todas las operaciones. Pero a estas alturas puede decirse que las rulas de Arousa despacharon durante el primer trimestre 5.500 toneladas de producto por importe de 16 millones de euros.

Esto es tanto como decir que se mueven en cifras similares a las de 2020, cuando el estado de alarma por COVID entraba en vigor con el trimestre casi finiquitado, cerrándose con 6.000 toneladas comercializadas y un resultado económico de 18 millones de euros.

Subasta de buey de mar, ayer. Noé Parga

Al analizar los datos en poder de la plataforma Pesca de Galicia, dependiente de la Consellería do Mar, se comprueba que, como es lógico, la lonja de Ribeira se lleva la palma, con 4.500 toneladas de producto y casi ocho millones de euros en el primer trimestre del presente ejercicio. E inmediatamente detrás se sitúan, por facturación, las rulas de Cambados y O Grove, en ambos casos con dos millones de euros obtenidos.

Subasta de pescado, ayer. Noé Parga

A continuación se resume lo sucedido en ese primer trimestre en diferentes puertos arousanos:

A Illa de Arousa: 114 toneladas y 600.000 euros

En la lonja isleña se obtuvieron los mayores ingresos con la almeja babosa (160.000 euros), la fina (68.000), la rubia (78.000) y la japónica (69.000).

No menos importantes resultaron especies como el camarón común, con algo más de una tonelada que generó más de 47.000 euros; y la navaja, con tres toneladas y 33.000 euros durante el primer trimestre.

Cambados: 290 toneladas y dos millones de euros

Los dos millones de euros obtenidos en Cambados proceden, sobre todo, de los bivalvos y/o pectínidos. Y es que a los habituales ingresos por especies como la almeja, en este caso hay que sumar la vieira (168.000 euros) y la volandeira (144.000), tras vender 31 y 65 toneladas, respectivamente.

Subasta de pulpo en la lonja de Cambados. Noé Parga

Se suman a los 126.000 euros conseguido con la almeja fina, los 624.000 procedentes de la japónica o los 88.000 que sumaron la rubia y la babosa.

Y no hay que perder de vista a “especies estrella” en este puerto como el chopo, con 72 toneladas y 483.000 euros.

Al igual que pueden destacarse los 38.000 euros conseguidos con la comercialización de navaja o los 44.000 euros procedentes del pulpo subastado en esta rula.

Un hombre carga una furgoneta tras comprar en la lonja de O Grove. Noé Parga

Carril: Solo 73 toneladas y 614.000 euros

Los problemas registrados durante el primer trimestre con la mortandad masiva de bivalvos a causa del descenso de la salinidad explican que la lonja carrilexa “solo” pudiera despachar 73 toneladas de producto.

La almeja japonesa generó en este puerto 356.000 euros, mientras que el berberecho se acercó a los 122.000 y la almeja fina rozó los 87.000 euros, según consta en los datos provisionales de Pesca de Galicia.

Llegada de producto a la lonja. Noé Parga

O Grove: Dos millones de euros con 198 toneladas

Con apenas 198 toneladas de producto subastado, O Grove fue capaz de facturar en el primer trimestre nada menos que dos millones de euros, sin duda gracias a los altos precios alcanzados por especies como el centollo e incluso el erizo de mar.

El “rey del marisco” generó por sí solo 224.000 euros (17 toneladas), mientras que con el equinodermo (23 toneladas) se facturaron 194.000 euros.

Campaña del centollo en O Grove Manuel Méndez

Igual de llamativos resultan los 70.000 euros conseguidos con la venta de lenguado, los 32.600 que generó la merluza, los 43.000 euros del pulpo o los 42.000 que sumaron rodaballo y lubina.

Lógicamente, como sucede en todas las lonjas arousanas, los bivalvos también jugaron un papel determinante en el puerto meco, donde la almeja japónica generó 453.000 euros, la fina superó los 253.000 y la babosa se acercó a los 146.000 euros.

Pueden citarse, igualmente, especies como la navaja, con 32.000 euros; berberecho, con 54.000; bogavante, que generó 16.000; y camarón común, con 35.000 euros.

Selección de bivalvos en la lonja grovense. M.M.

Vilanova de Arousa: 45 toneladas y 535.000 euros

En la lonja vilanovesa destacan los 400.000 euros conseguidos con la suma de babosa y japónica, al igual que los 68.000 de la fina

Vilaxoán: 12 toneladas y 154.000 euros

La lonja vilanovesa facturó 154.000 euros por la venta de almeja japónica (casi diez toneladas), berberecho (dos toneladas) y fina.

Marisqueo a pie en la ensenada de Lordelo (O Grove). M.M.

Las familias de peces y bivalvos generan el 75% de la facturación

En una ría como la arousana, donde el marisqueo juega un papel fundamental, los bivalvos cobran un papel protagonista. De ahí que en el primer trimestre del año, cuando se subastaron 584 toneladas de producto pertenecientes a esta familia, las lonjas obtuvieran 5,5 millones de euros. Es prácticamente la misma cantidad que lograron con la venta de 4.300 toneladas de pescado (6 millones de euros).

Limpieza de ostras en el puerto de O Corgo, ayer. Noé Parga

Entre las dos familias generan el 75% de los ingresos totales en las rulas de la ría, que en ese periodo rondaron los 16 millones de euros (5.500 toneladas).

Junto a estas puede destacarse a la familia de los cefalópodos, que sumó dos millones de euros por la venta de 346 toneladas.

24

El puerto pesquero de O Corgo Manuel Méndez

También están las de crustáceos, con 66 toneladas y 935.00 euros; equinodermos, con 97 toneladas y 807.000 euros; algas, con 77 toneladas y 51.000 euros; y, de forma testimonial, gasterópodos y poliquetos.

Para entender la importancia de los bivalvos hay que referirse a especies como la almeja japónica, que en el conjunto de la ría generó 2,5 millones de euros gracias a la comercialización de 213 toneladas; a lo que se suman los 716.000 euros conseguidos con 36 toneladas de babosa o los 751.000 euros resultantes de la venta de 27 toneladas de almeja fina.

Navajas descargadas en Porto Meloxo. M.M.

No menos importantes resultan el berberecho, con 419.000 euros durante el primer trimestre; la navaja, con 320.000; volandeira y vieira, con 228.000 y 168.00 euros, respectivamente.

En cuanto a los peces, fueron más de cien las especies subastadas en las lonjas arousanas, siendo de destacar el lirio, con 2,5 millones de euros (3.000 toneladas); lubina, que ronda los 310.000 euros; merluza, con 368.000 euros; caballa, que supera los 600.000 euros; jurel, 268.000; sargo, 139.000; lenguado, 309.000; faneca, con 163.000 euros; y abadejo, con alrededor de 178.000 euros.

Las lonjas arousanas también ingresaron 125.000 euros por la venta de rapante, 60.000 por la raya, 46.000 por pez espada, 79.000 por el rodaballo, casi 64.000 por la solla, 51.000 por el besugo y 66.000 euros por la maragota.

Una compradora selecciona el pulpo. Noé Parga

Equinodermos: Buen momento para el erizo

El erizo de mar lleva unos años superándose. Atraviesa ahora uno de sus mejores momentos, de ahí que en el primer trimestre del año se subastaran más de 97 toneladas, por valor de 807.000 euros. Las descargas de este equinodermo se centran en tres puertos en concreto, como son los de Aguiño, Ribeira y O Grove.

Campaña del erizo en O Grove MANUEL MÉNDEZ

Este último llevó a los mercados más de 23 toneladas de este equinodermo, obtenido así 194.000 euros después de marcar un precio máximo cercano a los 12 euros por kilo.

Los submarinistas que se dedican a la extracción de este recurso en aguas de O Grove hacen que esta lonja supere ya a la de Ribeira, que se quedó en 22 toneladas y 180.000 euros.

La referencia en la ría para el erizo de mar es la rula de Aguiño, con casi 53 toneladas, un tope de 13,25 por kilo y unos ingresos totales de 433.000 euros.

Así se capturan erizos de mar en las Rías Baixas FdV

Crustáceos: El centollo sigue reinando, también en “temporada baja”

No cabe duda de que el primer trimestre del año no es el mejor para una especie como el centollo, que vive su momento álgido desde que comienza su campaña, a mediados de noviembre, hasta que se pone a la mesa en las fiestas navideñas. Aún así, fue el crustáceo más destacado en el arranque de este 2021.

El centollo en Arousa MANUEL MÉNDEZ

Esta familia generó casi un millón de euros por la subasta de 66 toneladas en las lonjas arousanas, y resultó que el centollo, con 48 de esas toneladas, propició unos ingresos de 477.000 euros.

Aunque hay otros crustáceos importantes en la ría, como es el caso del percebe que se extrae en Aguiño y O Grove, capaz de generar en el primer trimestre 255.000 euros gracias a la venta de casi ocho toneladas.

35

Percebe, camarón, centollo, buey, erizo, nécora y almeja, valores en alza Manuel Méndez

El tercer lugar del ranking de crustáceos arousanos es para el camarón común, en este caso con 3,7 toneladas extraídas en el mismo periodo, y colocadas en el mercado por importe de 115.000 euros.

A más distancia se sitúa el bogavante, con apenas 1,7 toneladas y en torno a los 50.000 euros, mientras que el buey superó las tres toneladas para dejar unos ingresos cercanos a los 28.000 euros.

Poliquetos y gasterópodos: Cantidades irrisorias

En cuanto a otras familias subastadas en las lonjas arousanas, las hay tan poco relevantes en el arranque de año como la de poliquetos y gasterópodos.

Los primeros no llegaron a los 2.000 euros tras la venta de 34 kilos de especies como la miñoca de arena, la de tubo o el gavilán, mientras que los segundos se quedaron en 97 euros tras la comercialización de 23 kilos de caramujos y dos de caracolas.

Algas: Un recurso en constante crecimiento

Las algas constituyen una de las familias que más se han hecho notar en los últimos años. En el primer trimestre del actual se descargaron en los puertos arousanos casi 77 toneladas, vendidas por unos 51.000 euros.

Destacaron las variedades conocidas como "golfo", con 34 toneladas y 28.000 euros; el "argazo", del que se vendieron 28 toneladas por 14.300 euros; y la llamada "correa", en este caso con casi 13 toneladas y algo menos de 7.000 euros..

47

Abundancia de choco y volandeira en la lonja de Cambados Manuel Méndez

Cefalópodos: Los datos del choco confirman su buen momento

Ya se había explicado hace unas semanas que el choco atravesaba un buen momento. Y los datos provisionales en poder de Pesca de Galicia así lo atestiguan.

Baste decir que en el primer trimestre generó 1,1 millones de euros después de la venta de casi 171 toneladas. Esto le permitió dominar el ranking de los cefalópodos, en el que una especie tan popular como el pulpo tiene que conformarse con el segundo puesto, tras la subasta de 95 toneladas por valor de 763.000 euros.

El puerto pesquero de O Corgo, ayer. Noé Parga

Y el tercer lugar es para la “pota voladora”, con 74 toneladas vendidas en las lonjas de Arousa por importe de 195.000 euros.

Pueden añadirse especies como la lura, con 2,5 toneladas y 44.000 euros, el pulpo cabezón, con más de 9.000 euros (tres toneladas) o el choquiño (685 kilos), que superó los 6.000 euros.

La familia de los cefalópodos en su conjunto permitió a la flota generar en lonja unos ingresos de más de 2,1 millones de euros después de la comercialización de 346 toneladas.

Compartir el artículo

stats