Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un espléndido verano que ya está aquí

La playa grovense de A Lanzada, que como todas las de la comarca, estuvo a tope durante todo el fin de semana. Iñaki Abella

Consultados hoteleros y restauradores de O Salnés y Ullán sobre la situación actual del sector turístico en la comarca y las previsiones a corto y medio plazo, la conclusión que se puede extraer es que no se puede estar más ilusionado. El éxito cosechado en los dos últimos findes, gracias al buen tiempo, hace que unos y otros rebosen optimismo, coincidiendo al señalar, muchos de ellos, que “estamos metidos ya en pleno verano, y no cabe duda de que va a ser espléndido”.

Las propicias condiciones meteorológicas han hecho que los arousanos tomaran las playas y terrazas. Pero también que los turistas empezaran a ocupar sus segundas residencias y que se dispararan las reservas en los hoteles.

Las playas de la comarca estuvieron a tope durante todo el fin de semana. Ni siquiera la amenaza de tormenta o las tímidas precipitaciones pudieron disuadir a arousanos y visitantes. De este modo O Salnés y Ullán se sitúan en los primeros puestos de la parrilla de salida para una temporada turística prometedora. Iñaki Abella

De ahí que algunos de sus propietarios lleguen a decir que “puede ser la campaña de nuestra vida, ya que si las cosas no se tuercen, el lleno estará asegurado prácticamente hasta otoño”.

 El Concello de O Grove no tiene playas de Bandera Azul porque no quiere. Aún así, las principales zonas de baño van a disponer de socorristas. De hecho, los contratados ya entran en funcionamiento mañana, “por lo que somos uno de los municipios más madrugadores”, presume el alcalde, José Cacabelos.

El Concello de O Grove no tiene playas de Bandera Azul porque no quiere. Aún así, las principales zonas de baño van a disponer de socorristas. De hecho, los contratados ya entran en funcionamiento mañana, “por lo que somos uno de los municipios más madrugadores”, presume el alcalde, José Cacabelos. Iñaki Abella

Lo cierto es que algunos de los consultados confiesan estar sorprendidos por la masiva afluencia de visitantes registrada en este arranque de junio, e incluso desde finales de mayo.

Esto ha anticipado la campaña alta tanto en los bares, restaurantes y hoteles como en los campings, casas de turismo rural, alojamientos turísticos y todo tipo de comercios y negocios, incluidos los barcos de pasajeros que operan en la ría de Arousa, el río Ulla y el Parque Nacional de las Islas Atlánticas.

Sobre todo con base en O Grove, que vuelve a recibir una auténtica avalancha de viajeros y donde los hosteleros cruzan los dedos con la esperanza de que la pandemia no vuelva a jugar malas pasadas y la nueva normalidad quede definitivamente implantada.

Cada vez más viviendas

En la plataforma AlójateSalnés confirman que cada vez son más los propietarios de viviendas que contactan para darlas de alta como alojamientos turísticos.

A lo que añaden que “San Vicente de O Grove sigue llevando la voz cantante, ya que todo el mundo opta en primer lugar por este rincón”.

“Los teléfonos no dejan de sonar porque todo el mundo está reservando”, explican diferentes empresarios.

Con el mercurio en unos treinta grados centígrados, el objetivo que se marcaron la mayoría de los arousanos y sus visitantes durante todo el finde era alcanzar el mar. Daba igual si era para darse un chapuzón, pasear por la orilla o tumbarse en cualquier lugar cercano al agua. Lo importante era sentir la brisa marina a toda costa. Iñaki Abella

Apertura de nuevos negocios

Entre ellos, Beatriz Castro, propietaria del hotel Cons da Garda, en San Vicente de O Grove. Cabe citarla porque lo que está sucediendo en su negocio es buen ejemplo del tirón que ejerce la comarca. Y es que su empresa ha construido un nuevo edificio hotelero que no se ha empezado a comercializar aún, y resulta que ya tiene alquilados prácticamente todos sus apartamentos para todo el verano “gracias a llamadas directas de clientes que quieren reservar”.

Tanto ella como los demás empresarios sugieren que el Año Santo va a ser determinante, “por lo que podemos alcanzar en el sector unos niveles de ocupación superiores a los veranos anteriores, con julio por encima del 80% y agosto rozando el 95%, siempre y cuando, claro está, el tiempo no se ponga en contra”.

Niños bañándose en el río Umia bajo supervisión de sus padres, ayer.

Niños bañándose en el río Umia bajo supervisión de sus padres, ayer. Iñaki Abella

La procedencia

Si se mantiene la tendencia actual, la mayoría de visitantes procederán de Madrid, País Vasco, Asturias, Castilla León y las cuatro provincias gallegas.

A este respecto, parece que “hay muchos gallegos que han optado por no salir de la comunidad este verano y están eligiendo destinos turísticos por excelencia como Sanxenxo y O Grove para visitar las playas y disfrutar de la gastronomía”.

Los ciudadanos tienen ganas de playa. Iñaki Abella

De 5 a 7 noches

En cuanto al tiempo de estancia de los visitantes en los hoteles arousanos, puede decirse que ha aumentado ya respecto a lo que ocurría en temporada baja.

Las fuentes consultadas esgrimen que la media es de entre cinco y siete noches de alojamiento.

Pedidos desde las playas

Como dato llamativo de este importante arranque de verano hay que destacar que se han multiplicado los pedidos de comida desde las playas, según confirman en la plataforma de distribución Caylu.

Compartir el artículo

stats