Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La renta media de los vilagarcianos es de 10.260 euros al año, una de las más bajas de Galicia

Vecinos de Vilagarcía caminan por el paseo marítimo

Vecinos de Vilagarcía caminan por el paseo marítimo Noé Parga

La renta media por habitante en Vilagarcía es de 10.262 euros, y es una de las más bajas de los grandes municipios gallegos. Así lo revela un informe publicado esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en el marco del proyecto europeo Urban Audit, cuya finalidad es conocer el nivel de calidad de vida en las ciudades europeas.

En Galicia hay 23 municipios de más de 20.000 habitantes (sobre un total de 315 concellos), y Vilagarcía está entre los últimos en lo que a nivel de renta se refiere. El último dato disponible es el del ejercicio fiscal de 2018, y en este se situaba la renta media por habitante de los vilagarcianos en 10.262 euros. Si se toman como referencia los 23 ayuntamientos gallegos de más de 20.000 vecinos, Vilagarcía ocupa el puesto 21 de esta tabla, superando únicamente a Lalín (9.785 euros anuales por persona), y Ponteareas (9.636 euros al año por vecino). La capital arousana se encuentra a una distancia sideral de Oleiros (16.170 euros por persona), el concello más rico de Galicia.

Vilagarcía únicamente mejora los datos de Lalín y Ponteareas

decoration

Son varios los factores que influyen en el modesto nivel de ingresos de los vilagarcianos, a pesar de su condición de capital comarcal de servicios administrativos y de comercio. La escasez de industrias lo suficientemente grandes para crear unos niveles de empleo estable y bien remunerado; la gran dependencia del turismo y la hostelería, muy estacionales; o el pinchazo de la construcción son algunas de esas causas.

De hecho, la renta media de Vilagarcía incluso está por debajo de la de varios concellos de O Salnés menos habitados y con una estructura poblacional más rural. Tanto es así que los ingresos promedio en la comarca ascienden a 13.806 euros, una cifra muy superior a la del ayuntamiento de Vilagarcía.

La juventud

Los datos económicos son poco halagüeños, pero la estadística del INE también contiene aspectos para la esperanza, y uno de ellos es la relativa juventud de la pirámide poblacional vilagarciana. No son datos excelentes, pues se enmarcan en la tónica del envejecimiento de la población común a casi toda Europa, pero si se comparan con las cifras fiscales sí invitan a un cierto optimismo.

Así, el porcentaje de niños y adolescentes de hasta 14 años empadronados en Vilagarcía es del 13,06 por ciento sobre el total de habitantes, el decimotercer mejor porcentaje de entre los ayuntamientos de más de 20.000 vecinos.

La pirámide poblacional de Vilagarcía se sitúa entre las menos envejecidas de los grandes concellos gallegos

decoration

El porcentaje de mayores de 65 años sobre el total de la población en Vilagarcía es del 21,05 por ciento, que es el undécimo más bajo. La edad media de los vilagarcianos con los datos censales de 2020 es de 45,60 años, la octava más baja de entre los municipios grandes gallegos.

Los datos de edad son relevantes, puesto que cuanto más joven es la pirámide poblacional, más productiva es la comunidad en cuestión y menos depende de las prestaciones sociales.

Extranjeros y hogares

Otras variables analizadas por los estadísticos dentro del proyecto Urban Audit son los referidos al porcentaje de población extranjera en un territorio o la composición de los hogares.

A este respecto, residen en Vilagarcía en la actualidad unos 1.600 extranjeros, lo que significa un 4,3 por ciento de la población total, que supera las 37.500 personas. En cuanto a los hogares con una sola persona, son 3.900, casi el 27 por ciento del total.

La riqueza está en los ayuntamientos “dormitorio”

Las estadísticas revelan con claridad que el mayor dinamismo socioeconómico se produce actualmente en los llamados “ayuntamientos dormitorio”, aquellos situados cerca de los grandes polos económicos de las ciudades. Es el caso de Ames, Culleredo, Arteixo, Oleiros o Narón, que tienen los porcentajes más elevados de jóvenes y los más bajos de jubilados.

O Porriño, que es uno de los grandes polos industriales de Galicia, presenta igualmente unas cifras muy significativas de menores de 14 años con respecto al total, el 15 por ciento. En lo que respecta a la edad media en los grandes concellos gallegos, oscila entre los poco más de 42 años de Ames, en el área de influencia de Santiago, y los 50 de Ferrol o A Estrada. Finalmente, los mayores índices de extranjeros sobre el total de la población se dan en Lalín (casi el 7 por ciento) y Lugo.

Precisamente, los ayuntamientos más ricos de España son lugares “dormitorio” de las provincias de Madrid y Barcelona, como son el caso de Pozuelo de Alarcón (con una renta media por habitante y año que supera los 28.000 euros), Boadilla del Monte y Sant Cugat del Vallés. Los de menor renta resultaron ser Níjar (7.307 euros por persona y año) y Vícar, ambos en Almería.

La capital arousana sale mal parada de una comparativa con Pontevedra, Narón o Ribeira

Vilagarcía sale mal parada si se comparan sus datos con determinados municipios, como es el caso del de Narón (algo más de 39.000 habitantes), que arrebató en su día el octavo puesto al arousano en la tabla de concellos gallegos más habitados.

Narón tiene más jóvenes y menos mayores de 65 años que Vilagarcía, aunque la edad media en esta localidad no es muy diferente a la de Vilagarcía. La renta media de Narón se aproxima a los 11.400 euros anuales por vecino. Vilagarcía también sale perdiendo si se compara con el principal polo económico y administrativo de su entorno inmediato, como es Pontevedra.

La ciudad del Lérez tiene más jóvenes y menos jubilados que la capital arousana. La diferencia de ingresos por habitante también es sustancial, puesto que los pontevedreses cuentan con una media de 12.335 euros al año por persona. Finalmente, Vilagarcía también pierde con Ribeira, el gran municipio del lado norte de la ría de Arousa. En esta última población, con un tejido industrial más sólido que el vilagarciano, la renta media por persona está por encima de los 11.100 euros, 900 más que en Vilagarcía.

Eso sí, la pirámide poblacional de Ribeira es muy parecida a la del municipio de O Salnés, y de hecho está muy ligeramente más envejecida. El INE confeccionó la estadística con datos de las declaraciones de la renta y de los padrones de habitantes.

Compartir el artículo

stats