Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una comarca enferma de raquitismo industrial

El parque industrial de O Pousadoiro (Vilagarcía), visto desde el monte Xiabre. | // NOÉ PARGA

El sindicalista Xoán Xosé Bouzas, “Tupi”, describe la situación de forma muy gráfica. Hasta no hace mucho, desde la depuradora de Ferrazo hasta O Rial había un rosario de fábricas vinculadas al mar. Hoy, han desaparecido prácticamente todas. Pero el declive industrial que ha experimentado Vilaxoán también se ha vivido en Catoira y han empezado a sufrirlo en O Grove con el agónico cierre de la histórica Thenaisie...

Sindicalistas, empresarios y autónomos están de acuerdo en que una de las razones que explican lo bajas que son las rentas en O Salnés con respecto a las grandes ciudades es la debilidad del sector industrial en la comarca arousana. “La comarca de O Salnés tiene muchos polígonos industriales llenos de maleza”, sentencia el vilagarciano Eduardo Abad, presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA).

Exceso de localismo

El presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) de Pontevedra, Jesús Rey, asume que O Salnés, “es una comarca con muchos recursos”, pero que están desaprovechados. En su opinión, uno de los errores en que ha incurrido la clase política arousana es que fue excesivamente localista. “Tenemos un montón de polígonos industriales pequeños, pero carecemos de una idea clara de lo que queremos hacer. Hubiese sido mejor tener menos polígonos, pero más grandes y con más servicios”.

“La comarca de O Salnés tiene muchos polígonos industriales llenos de maleza”

Eduardo Abad - Presidente de UPTA

decoration

En opinión de Jesús Rey, una de las grandes fortalezas de un territorio como el de O Salnés es el de disponer de un puerto de interés general (el de Vilagarcía), que puede ser puerta de entrada o de salida de innumerables mercancías. Por ello, el presidente de AJE anima a los alcaldes a trabajar codo con codo con la Autoridad Portuaria. “Necesitamos puertos secos, y el polígono de Barro-Meis podría hacer esa función tanto para el puerto de Vilagarcía como para el de Marín”, considera el empresario.

Jesús Rey pone como ejemplo Portugal, donde los emprendedores encuentran un ecosistema ideal para invertir, tanto por el bajo precio del suelo como por las facilidades administrativas que encuentran a la hora de poner en marcha sus proyectos. Pero en su opinión, esos ingredientes no se dan en O Salnés, hasta el extremo de que, “hoy en día encontrar una nave industrial con licencia, servicios y un precio razonable es una tarea muy difícil”.

“Tenemos un montón de polígonos industriales pequeños, pero carecemos de una idea clara de lo que queremos hacer"

Jesús Rey - Presidente de AJE

decoration

El presidente de AJE reclama de los políticos, “una visión a largo plazo”, y actuaciones que de verdad ayuden a los emprendedores a poner en marcha sus negocios. “Para incrementar la renta per cápita es necesario potenciar la empresa y la actividad industrial”.

“Soy muy pesimista”

El secretario comarcal del sindicato CIG, Xoán Xosé Bouzas, “Tupi”, cree que O Salnés ha errado el camino, al fiar gran parte de su economía al sector servicios y el turismo, con sus constantes altibajos y su enfermiza dependencia del buen tiempo. “Carecemos de un sector industrial que asiente población, genere empleo estable y tire del consumo”, opina.

“Tupi” confiesa que es “muy pesimista” de cara al futuro, pese a que la estadística del IGE apuntase a una mejoría de la situación económica en O Salnés desde 2014 hasta 2018. “No hemos recuperado nada de lo que perdimos desde que empezó la crisis de 2008. O Salnés fue en el pasado una comarca industrial, pero esa industria se ha perdido”. Además, el secretario de la CIG en O Salnés alerta del aparente contrasentido de la abundancia de suelo industrial y la falta de empresas de cierta envergadura. “Hay suelo industrial, sí, pero nuestros polígonos se han quedado anticuados. Unos no tienen fibra óptica, otros no tienen gas... Muchos no cumplen las expectativas mínimas de los emprendedores”.

“No hemos recuperado nada de lo que perdimos desde que empezó la crisis de 2008"

Xoán Xosé Bouzas - Secretario comarcal del sindicato CIG

decoration

Xoán Xosé Bouzas afea a todos los alcaldes que, “ningún concello ha hecho una apuesta decidida por el sector industrial”. Es como si solo tuviesen ojos para las empresas del ramo de servicios.

Comarca de “mileuristas”

El presidente de UPTA, Eduardo Abad, advierte de que, “somos una comarca de mileuristas”. “Si dividimos nuestra renta disponible bruta de 13.800 euros entre catorce pagas, el resultado es que muchos muchos arousanos ingresan menos de 1.000 euros al mes”.

Eduardo Abad considera que O Salnés está pagando una serie de errores históricos, como el de permitir el desmantelamiento de tantas y tantas fábricas vinculadas al mar. También considera que los políticos se equivocaron al proyectar polígonos industriales por doquier, sin una planificación mínimamente meditada y una visión comarcal. “O Salnés tiene muchos polígonos industriales llenos de maleza. En su momento se empezó la casa por el tejado”. También él cree que en los ayuntamientos está muy arraigado, “el pasotismo” hacia la industria.

“Estamos desindustrializados porque en su momento decidimos vivir de algo que es efímero, como el turismo”. En consecuencia, se apostó por una actividad estacional, que no deja recursos económicos estables durante todo el año. Abad cree que es momento de enmendar el rumbo. “Si no, dentro de unos años seremos una comarca despoblada y envejecida”.

Compartir el artículo

stats