Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Víctor Caamaño desinfla las posibilidades de moción de censura en Cambados

Víctor Caamaño, segundo por la derecha, conversa con la alcaldesa, Fátima Abal

Víctor Caamaño, segundo por la derecha, conversa con la alcaldesa, Fátima Abal Iñaki Abella

El portavoz del Bloque Nacionalista Galego de Cambados, Víctor Caamaño, reiteró ayer que, “la posición del BNG no hará que el PP consiga el gobierno de Cambados, si está en nuestras manos”. Eso sí, volvió a marcar distancias con el resto de la izquierda. “No somos reos de los señores que están en el gobierno. Tenemos libertad para marcar nuestra agenda política”.

"La posición del BNG no hará que el PP consiga el gobierno de Cambados, si está en nuestras manos”

Víctor Caamaño - Portavoz del BNG de Cambados

decoration

El líder del BNG cambadés hizo estas declaraciones minutos antes de un acto de su formación con representantes del sector mar-industria alimentaria, y después de las duras acusaciones del bipartito por el voto en contra de los nacionalistas al presupuesto de 2021.

Caamaño reitera que no hicieron llegar antes sus propuestas a las cuentas porque habían pedido que el gobierno municipal les entregase antes “un documento de referencia para poder empezar a negociar”, pero que el bipartito no se lo facilitó hasta unos días antes del pleno.

El portavoz del BNG plantea que la actitud de PSOE y Somos fue, “poco inteligente”, y volvió a quejarse de que el gobierno les excluyese de los contactos para seleccionar las obras del Plan Concellos, por ser uno de pocos capítulos que permiten definir la filosofía política de cada grupo.

“Teníamos predisposición para negociar, pero que no se burlen de nosotros, que no nos tomen el pelo”

Víctor Caamaño - Portavoz del BNG de Cambados

decoration

Por todo ello, Víctor Caamaño emplaza al bipartito a asumir con mayor realismo que están en minoría y que necesitan acuerdos con otras formaciones para gobernar, y que dichos acuerdos se logran tras una negociación sincera. “Nosotros no tenemos la obligación de levantar la mano cuando ellos quieran”, dijo el concejal. “Teníamos predisposición para negociar, pero que no se burlen de nosotros, que no nos tomen el pelo”.

Por ello, ha dicho que, si el bipartito quiere entablar otro marco de relaciones con el BNG, ellos aceptarán. “Pero tendrán que plantearlo de otro modo. Cuando nos llamen no hay necesidad de que estén allí todos los fotógrafos”. También avisa de que, “si nos vuelven a dar los presupuestos una semana antes del pleno, el resultado será el mismo”.

Compartir el artículo

stats