Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ocho de abril: el gobierno de Cambados se somete a una cuestión de confianza

Concejales de Cambados, en un pleno anterior. | // IÑAKI ABELLA

El bipartito de Cambados (PSOE y Somos) no volverá a negociar con los partidos de la oposición los presupuestos de 2021. Así lo anunció ayer sobre las 13.00 horas la alcaldesa, Fátima Abal, al tiempo que avanzó que el pleno extraordinario en el que se someterá a una cuestión de confianza será el 8 de abril, el jueves después de Pascua.

En una comparecencia ante los medios en la que participaron miembros de las dos formaciones del gobierno cambadés, Fátima Abal cuestionó con dureza a la oposición por votar en contra del presupuesto. La regidora argumenta que no volverá a sentarse con la oposición para hablar de las cuentas porque aprecia mala fe por su parte. Y, en segundo lugar, porque según ella ya no hay margen para cambiar el documento contable.

Al pleno extraordinario habrá que llevar los presupuestos originales, anteriores a la enmienda en la que se suprimía la partida de los sueldos de los concejales.

“En septiembre le envié a Víctor Caamaño un WhatsApp pidiéndole que presentase sus propuestas para el presupuesto, y no me contestó”

Fátima Abal - Alcaldesa de Cambados

decoration

Fátima Abal fue especialmente incisiva con el BNG, socio natural de la izquierda. “En septiembre le envié a Víctor Caamaño un WhatsApp pidiéndole que presentase sus propuestas para el presupuesto, y no me contestó”. La regidora añade que, “lo llamé por teléfono y no me contestó”.

Una de las principales quejas del Bloque en el pleno del jueves fue que el bipartito no había propuesto una negociación sincera, ya que el gobierno apenas dejó margen a las propuestas políticas del grupo nacionalista. Pero Fátima Abal insiste. “Dos personas no pueden hablar si una no acude a las reuniones para hablar”. “El BNG de Cambados sigue instalado en la noche del 26 de mayo de 2019”, dijo a su vez el primer teniente de alcalde, Constantino Cordal.

"La oposición aplica la famosa frase de Mariano Rajoy de cuanto peor, mejor para ellos"

Constantino Cordal - Primer teniente de alcalde de Cambados

decoration

Pero en el bipartito no solo están molestos con el BNG, sino con la oposición en su conjunto. Cordal declaró que, “no están a la altura de las circunstancias de la situación dramática que estamos viviendo. La oposición aplica la famosa frase de Mariano Rajoy de cuanto peor, mejor para ellos. A la oposición de Cambados, la situación de los vecinos les da exactamente igual”.

“Lo único que pretenden es el bloqueo institucional”, manifestó a su vez el concejal de Obras, Samuel Lago. El edil de Facenda, Xurxo Charlín, desgranó por su parte las concesiones que hicieron a la oposición en las cuentas, como la retirada de los sueldos de los concejales u obras.

Los sueldos

El gobierno de Cambados llevó al pleno del jueves una enmienda parcial a sus propios presupuestos, en la que proponía renunciar a los sueldos de los ediles durante todo este año y destinar ese dinero a complementar las partidas de servicios sociales, promoción económica y obras en centros socioculturales. Pero la oposición votó en contra, razón por la cual el 8 de abril habrá que votar los presupuestos previos a la enmienda, es decir, con una partida para las liberaciones.

De todos modos, el bipartito recuerda que aunque se aprobasen las cuentas, los concejales seguirían sin cobrar porque no basta con que las liberaciones aparezcan en el presupuesto; es necesario, que sean aprobadas aparte. Y dado que la oposición ya ha rechazado varias veces que cobren los concejales, en el gobierno municipal dan por hecho que ese dinero se repartirá más tarde entre otras finalidades.

¿Habrá moción de censura en el mes de mayo?

El pleno de la cuestión de confianza será el 8 de abril, a las nueve de la noche. En él, se votarán los presupuestos que se llevaron a la sesión de anteayer. Si se aprueban, entrarían en vigor y la tormenta política que se ha desatado en Cambados se calmaría.

Pero si no salen adelante, el gobierno de Cambados en pleno pasará a trabajar en funciones y empezará a correr un plazo de un mes para que uno o más partidos de la oposición presenten la moción de censura, con al menos un candidato.

Si eso pasa, habría que convocar otro pleno para votar la referida moción de censura. Si prosperase, habría un inmediato cambio de gobierno. Mientras, si los promotores de la censura fracasan en la votación, Fátima Abal seguiría como alcaldesa -de nuevo de pleno derecho-, y los presupuestos quedarían aprobados.

Si nadie se atreviese a presentar la moción de censura en el plazo de un mes, las cuentas quedarían aprobadas también de forma automática. En consecuencia, Cambados tendría presupuestos, pero dentro de aproximadamente mes y medio.

Para que prospere una moción de censura se necesita una mayoría absoluta. Por lo tanto, para lograrla en Cambados es imprescindible el apoyo del BNG; y los nacionalistas ya han dicho un par de veces que no están por la labor. Sin embargo, en el bipartito no se fían, y apelan a las recientes carambolas de Catoira.

“Está claro que en política todo es posible”, afirma Fátima Abal. ¿Y si hay moción de censura y pierde ella? “Seguiré trabajando por los vecinos, desde la oposición y con la cabeza alta”.

Compartir el artículo

stats