Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La flota de bajura quiere seguir siendo artesanal: ¿GPS y cámaras a bordo para qué?

La protesta desarrollada por la flota de bajura arousana contra el reglamento de la UE, ayer.

La protesta desarrollada por la flota de bajura arousana contra el reglamento de la UE, ayer. Iñaki Abella

Desde sus barcos, tanto si estaban en movimiento dentro de las ensenadas portuarias como amarrados o abarloados, la flota gallega de bajura exigió ayer “respeto” y “sentido común” a la Unión Europea.

Marineros y armadores, pescadores y mariscadores, bateeiros y percebeiros, hicieron sonar bocinas, pitos y silbatos mientras mostraran pancartas con lemas de repulsa y lanzaban bengalas, escenificando así un rechazo frontal al nuevo Reglamento de Control Pesquero planteado en Bruselas.

Arropados también desde tierra firme, tanto por otros miembros del sector como por familiares y vecinos, gritaron no al empleo de geolocalizadores y ridiculizaron la obligatoriedad de instalar de cámaras de vigilancia a bordo.

La gran pitada de los barcos gallegos contra el Reglamento de Control de Pesca R. V.

“Absurdo”

Lo consideran “absurdo” y sienten que obligarlos a ello es como considerarlos “delincuentes”, sobre todo porque, insisten, ya hay “suficientes mecanismos de control” y el trabajo de las pequeñas embarcaciones que faenan en el interior de las rías gallegas está permanentemente supervisado.

Además de realizarse cerca de la costa y en zonas resguardadas, de ahí que no consideren necesario instalar un GPS a bordo “para salir a coger un puñado de almejas al lado de la playa”.

27

La flota de bajura se moviliza contra Europa Manuel Méndez

En ello abundó la flota artesanal en prácticamente medio centenar de puertos. En el caso de Arousa Sur (O Salnés) con especial incidencia en los de O Grove, Cambados y Carril, mientras que Vilanova decidió permanecer al margen de esta protesta.

Los pescadores profesionales y sus patrones mayores, tanto los de Arousa como los del resto de Galicia, contaron con el respaldo de la Consellería do Mar, que plantea prácticamente lo mismo que el sector.

Un momento de la videoconferencia entre la conselleira y la directora general de Asuntos Marítimos de la Comisión Europea, ayer. FdV

De hecho, los argumentos manejados por patrones mayores como José Luis Villanueva (Carril) y la conselleira Rosa Quintana son prácticamente idénticos.

“Una medida que criminaliza al sector”

La representante de la Xunta, sin ir más lejos, planteó a la directora general de Asuntos Marítimos y Pesca (DG MARE) de la Comisión Europea, Charlina Vitcheva, que la obligatoriedad de instalar cámaras de videovigilancia a bordo es “disparatada” y “una medida que criminaliza al sector”.

“La videovigilancia a bordo puede chocar con la intimidad del trabajo de los pescadores y la protección de datos"

Rosa Quintana - Conselleira de Mar

decoration

A lo que añadió que decisiones como esta “generan rechazo en el sector –como se apreció con la protesta desplegada ayer en los puertos– y alejan a los profesionales de la pesca de las instituciones, pues demuestran falta de conocimiento de su realidad y complican en gran medida su labor diaria”.

Y no solo eso, sino que “la videovigilancia a bordo puede chocar con la intimidad del trabajo de los pescadores y la protección de datos”, advierte Rosa Quintana cuando defiende que esta medida sea voluntaria, aplicando un sistema de incentivos para su instalación, o bien que se haga obligatoria solo si se emplea como sanción, para aquellos que cometan alguna infracción grave de la normativa pesquera.

La Consellería do Mar también coincide con el sector pesquero al decir que no puede obligarse a la flota gallega a instalar geolocalizadores en las embarcaciones de menos de doce metros de eslora, ya que supone un coste importante para la flota y se trata de embarcaciones perfectamente controladas ya, al trabajar cerca de la costa.

Al igual que considera negativo la obligatoriedad de registrar digitalmente las declaraciones de capturas en las embarcaciones de menos de doce metros antes de su llegada a puerto, pues “es una medida que afectará a muchas embarcaciones que realizan mareas inferiores a 24 horas y también al marisqueo, en muchos casos con un único tripulante a bordo, lo que complica su operatividad y supone mayor burocracia duplicando la notificación previa al desembarque”, advierte Rosa Quintana.

José Luis Villanueva

Para constatar que estas reflexiones coinciden de lleno con los argumentos manejados por los convocantes del paro, baste citar las declaraciones de José Luis Villanueva a FARO, cuando el jueves decía que como la UE mantenga este rumbo, “finalmente no va a haber mucha diferencia entre los presos que llevan la pulsera y los marineros que vamos al mar, ya que quieren tratarnos como si fuéramos delincuentes”.

El carrilexo, visiblemente satisfecho por el resultado de la protesta desplegada ayer, sostiene que el nuevo reglamento “no aporta nada y va en contra de nuestra profesión y del sentido común”.

Coinciden con ello en la Federación Gallega de Cofradías, donde, además, espetan que obligar a los barcos a registrar sus capturas de forma electrónica “es algo inviable, además de reiterativo, puesto que nuestra flota ya realiza declaraciones de desembarque o notas de venta o documentos de transporte”.

La protesta en Carril. FdV

Carril grita: “Somos pescadores, no delincuentes”

Puede que sea una cofradía pequeña, pero está entre las que más facturan de Galicia. De ahí que Carril jugara un papel importante en la convocatoria de la protesta. Más aún por la implicación de su patrón mayor y presidente de la agrupación de parquistas.

El mensaje era claro: “Somos pescadores, no delincuentes”.


La protesta en Cambados. Iñaki Abella

Bombas de palenque en aguas de Tragove

El estruendo de las bombas de palenque, recordando a esas verbenas que hace tanto tiempo que no se celebran a causa de la pandemia, anunciaba que algo estaba pasando en Tragove.

Era la flota cambadesa, que había tomado las aguas del puerto para mostrar su firme rechazo a las pretensiones comunitarias.

Bengalas por tierra y por mar en O Corgo | FDV

Bengalas por tierra y por mar en O Corgo

Además de los bocinazos que se escucharon en todos los puertos, en muchos de ellos se vio la luz de unas bengalas que parecían lanzar un SOS al aire en defensa de un sector como el de bajura.

Sucedió también en O Corgo (O Grove), donde decenas de barcos y marineros se manifestaron en el mar y desde tierra firme”.

Compartir el artículo

stats