Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La flota artesanal se rebela: "No somos delincuentes"

Colocación de una de las pancartas que pueden verse en la comarca llamando a la movilización.

Colocación de una de las pancartas que pueden verse en la comarca llamando a la movilización. FdV

“Como se siga con esta deriva finalmente no va a haber mucha diferencia entre los presos que llevan la pulsera y los marineros que vamos al mar, ya que con lo que algunos tratan de hacer y su lamentable afán de control quieren tratarnos como si fuéramos delincuentes”.

Quien así se pronuncia es José Luis Villanueva Vicente, patrón mayor de la cofradía de Carril, presidente de la agrupación de parquistas y uno de los dirigentes que, explícitamente, muestra su firme apoyo a la protesta organizada para hoy en la flota de bajura gallega.

Tal y como se había avanzado hace días, el sector se moviliza de acuerdo con las directrices marcadas por la Federación Gallega de Cofradías y en contra del nuevo Reglamento Europeo de Control de Pesca; el mismo que impulsa la instalación de aparatos GPS de seguimiento, circuitos de televisión y otros mecanismos que el sector pesquero considera incluso un ataque a sus derechos y libertades.

José Luis Villanueva. Iñaki Abella

De ahí que se citen hoy, a mediodía, para mostrar su repulsa. Lo que pretende la pesca artesanal es parar, en la práctica totalidad de la comunidad autónoma, y promover “una pitada simbólica” desde los barcos, tal y como explican en la Confraría de Pescadores San Martiño, con socios de O Grove, Sanxenxo, Meaño, Ribadumia y Cambados.

“No tiene sentido alguno que obliguen a instalar sistemas de geolocalización o a llevar un diario de a bordo a embarcaciones como las lanchas que faenan todas juntas en el interior de las rías cuando practican el marisqueo”

José Luis Villanueva Vicente - Patrón mayor de Carril

decoration

Lo mismo que hace el pósito de Carril, cuyo patrón mayor anima a sus socios a concentrarse en el muelle con sus embarcaciones y sostiene que el nuevo reglamento “no aporta nada y va en contra de nuestra profesión y del sentido común”.

Lo que quiere decir es que “no tiene sentido alguno que obliguen a instalar sistemas de geolocalización o a llevar un diario de a bordo a embarcaciones como las lanchas que faenan todas juntas en el interior de las rías cuando practican el marisqueo”.

1

Marisqueo a flote en Arousa Faro de Vigo

Dicho de otro modo, que “ya hay controles y mecanismos suficientes a los que no se puede escapar; y lo que hay que hacer es velar por su cumplimiento en base a los criterios ya establecidos”, asevera José Luis Villanueva antes de sentenciar: “Solo falta que nos pongan la pulsera de seguimiento en el tobillo y que pite para que nos sancionen en cuanto ser pise fuera de una línea”.

El rechazo de Vilanova

Su postura coincide con la que mantienen la inmensa mayoría de las cofradías gallegas. Aunque no en todas. En la de Vilanova, por ejemplo, se acordó en Xunta Xeral “no secundar” este paro y mantener la lonja abierta.

De igual modo que decidió “demandar la presencia del sector en la confección del texto del nuevo Reglamento de Control”, instando a las federaciones de cofradías a que brinden información “para ver si en el transcurso del procedimiento de redacción es preciso adoptar medidas de presión, por considerar que este atente contra los intereses de la flota”.

María José Vales, la patrona mayor de Vilanova. Noé Parga

En esta misma línea, el pósito vilanovés reclama “que se trabaje para que se reconozca la pesca de bajura o artesanal y se luche para darle visibilidad en Europa como una flota con unas características especiales, haciendo que las leyes tengan en cuenta sus particularidades”.

“Nos debemos a todos nuestros asociados y al sector, y por tanto debemos actuar con sensatez y dejar de lado la política”

decoration

La del pósito que dirige María José Vales es una postura claramente discordante que algunos creen vinculada a criterios políticos. El patrón mayor de Carril, por ejemplo, sugiere que cuantos, como él, fueron elegidos para ocupar este cargo, “nos debemos a todos nuestros asociados y al sector, y por tanto debemos actuar con sensatez y dejar de lado la política”.

Integrantes de la flota artesanal. M.M.

Un problema histórico

Sin morderse la lengua, el carrilexo esgrime que este es un problema “que se viene arrastrando desde hace muchos mandatos y que no es nada bueno para el sector”, lo cual lo lleva a proclamar que la que se visibiliza hoy a mediodía, “no es una reivindicación política, sino la reivindicación de un sector que se siente claramente perjudicado”.

Dicho de otro modo, que “no se puede obedecer a un partido político para representar a un sector, sino obedecer a los mandatos de ese mismo sector”. En caso contrario, “no hay que presentarse a unas elecciones como candidato a patrón mayor, sino hacerlo en unos comicios políticos como aspirante a alcalde o concejal”, recalca José Luis Villanueva.

24

Flota artesanal en el puerto pesquero de O Corgo (O Grove) Manuel Méndez

Así pues, la polémica vuelve a estar servida. Aunque lejos de las diferencias evidentes entre pósitos, que no son nuevas, lo verdaderamente importante hoy es el Reglamento de Control de Pesca.

En el que está en vigor, solo los buques de eslora superior a diez metros están obligados a llevar un diario de pesca. “Pero la propuesta actual es que los barcos estén obligados a registrar sus capturas de forma electrónica”, esgrimen en la Federación Galega de Confrarías, donde entienden que “es algo inviable además de reiterativo, puesto que nuestra flota ya realiza declaraciones de desembarque o notas de venta o documentos de transporte”.

19

Marisqueo a flote en Rodeira

Este es uno de los motivos de preocupación y queja, aunque no el único. Pescadores y mariscadores critican, igualmente, que el nuevo articulado les obligue a instalar cámaras en buques de más de doce metros de eslora.

Geolocalización a partir de cuatro metros de eslora

Los pósitos gallegos denuncian que “no se aceptó la modificación de la definición de pesca artesanal por parte de la UE después de que las federaciones de cofradías defendiéramos que la necesidad de una definición multicriterio, basada en varios aspectos y no solo en los metros de eslora”.

La decisión de la Eurocámara


Según se indicaba hace un par de semanas, el Parlamento Europeo rechazó obligar a todos los buques pesqueros a llevar cámaras a bordo para controlar el cumplimiento de la obligación de desembarque e imponerlas solo “a un porcentaje mínimo” de embarcaciones que hayan sido identificadas como posibles incumplidoras.

El pleno de la Eurocámara aprobaba así la reforma del Reglamento del Control de la Pesca, cuya ponente fue la española Clara Aguilera. Y uno de los puntos más controvertidos de la reforma fue el de las cámaras a bordo.

El Parlamento defiende que los circuitos cerrados de televisión sean obligatorios para un porcentaje mínimo de buques pesqueros, de más de 12 metros de eslora, identificados en los programas de seguimiento y control de los Estados miembros como de alto riesgo de incumplimiento de la obligación de desembarque.

También serían obligatorios como sanción para todos los buques que cometan dos o más infracciones graves.

El sistema de control también incorpora la pesca recreativa, con un sistema de registro o licencias, sanciones y geolocalización para buques fletados.

Hay que recordar que la portavoz del BNG en Europa, Ana Miranda, censuró que la “imposición de Bruselas” del diario electrónico para la pesca artesanal “es un gran agravio para Galicia”.



Esto dio pie a decisiones polémicas como la alusiva a la geolocalización de los barcos, pues será obligatorio “que todas las embarcaciones de más de cuatro metros estén geolocalizadas”, explica el órgano autonómico que preside el ribeirense José Antonio Pérez Sieira.

De ahí el rechazo frontal del sector artesanal, al entender que “nuestra flota trabaja en el entorno de las rías, y en muchos casos, los barcos están agrupados”.

Piden apoyo a los Concellos

Al tiempo que se organizaba esta movilización marítima, las cofradías decidieron remitir un escrito a la Federación Nacional de Cofradías mostrando su malestar y preocupación; lo cual también lleva al sector a pedir el respaldo de los diferentes municipios gallegos, instándolos a “aprobar mociones de apoyo a la flota artesanal y en desacuerdo con lo que el nuevo Reglamento de Control significa para el sector”.

En definitiva, que el comité ejecutivo de la Federación Gallega de Cofradías, formado por los representantes de las federaciones provinciales de A Coruña, Lugo y Pontevedra, se muestra totalmente en contra del nuevo reglamento y, en consecuencia, avala y promueve la protesta prevista para esta mañana, en la que se llama a participar a la flota artesanal de las 63 cofradías de pescadores gallegas.

El puerto pesquero de O Grove. M.M.

Mar considera “disparatado” que la Comisión Europea “criminalice” al sector

La Consellería do Mar también coincide con las cofradías contrarias al nuevo Reglamento de Control de la UE. Prueba de ello es la reunión mantenida ayer, por videoconferencia, entre su titular, Rosa Quintana, y la directora general de Asuntos Marítimos y Pesca (DG MARE) de la Comisión Europea, Charlina Vitcheva.

Lo que hizo la representante autonómica fue trasladarle que la pretensión del Ejecutivo comunitario de hacer obligatoria la instalación de cámaras de videovigilancia a bordo es “disparatada” y “una medida que criminaliza al sector”

El cese o dimisión de Clara Aguilera

El amarre de hoy se plantea “en señal de protesta por la falta de consideración de la UE, en general”, pero también como reprimenda a los ponentes de la iniciativa española, “que visitaron Galicia y no atendieron las demandas del sector artesanal gallego”, lamenta Pérez Sieira.

Lo hace antes de señalar que también se exige el cese o dimisión de Clara Aguilera (PSOE), la ponente de esa iniciativa española, siendo esta una petición que parece haber hecho que se desmarcaran de la movilización cofradías como la de Vilanova, según insinúan los patrones mayores consultados.

Acompañada por tres miembros del grupo de trabajo del Consejo Gallego de Pesca sobre el Brexit, entre ellos el presidente de la Federación Gallega de Cofradías, Quintana volvió a describir la realidad de la flota artesanal gallega y advirtió de que decisiones como esta “generan rechazo en el sector y alejan a los profesionales de la pesca de las instituciones, pues demuestran falta de conocimiento de su realidad y complican en gran medida su labor diaria”.

Un momento de la videoconferencia entre la conselleira y la directora general de Asuntos Marítimos de la Comisión Europea, ayer. FdV

Protección de datos

Llegó a decir que la videovigilancia a bordo “incluso puede chocar con la intimidad del trabajo de los pescadores y la protección de datos”, por lo que incidió en que tanto la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo como otros actores del sector son más partidarios de que esta medida sea voluntaria, aplicando un sistema de incentivos para su instalación, o incluso obligatoria, solo si se emplea como sanción para aquellos que cometan alguna infracción grave de la normativa pesquera.

En el caso de la geolocalización de las embarcaciones de menos de 12 metros de eslora, Galicia sigue defendiendo la exclusión de la bajura de esa obligatoriedad, al considerar que el dispositivo supone un coste importante para la flota y que se trata de embarcaciones perfectamente controladas ya, al trabajar cerca de la costa.

La conselleira de Mar y el patrón mayor de Ribeira, en un momento de la videoconferencia. FdV

Mar también considera negativo el deber de registrar digitalmente las declaraciones de capturas en las embarcaciones de menos de doce metros antes de su llegada a puerto, pues “es una medida que afectará a muchas embarcaciones que realizan mareas inferiores a 24 horas y también al marisqueo, en muchos casos con un único tripulante a bordo, lo que complica su operatividad y supone mayor burocracia duplicando la notificación previa al desembarque”.

En definitiva, que la Consellería do Mar comprende el enfado del sector y la protesta convocada para hoy por la flota artesanal, de ahí que vuelva a demandar mejoras durante el proceso de negociación para diseñar un reglamento de control “más adaptado a la realidad de la flota y que no criminalice al sector”.

Compartir el artículo

stats