Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Reserva Ornitológica se erige como destino turístico saludable

El Concello de O Grove y SEO/BirdLife alientan las visitas al entorno natural y destacan las ventajas del ecoturismo y la sostenibilidad

Observación de aves a bordo del barco "Chasula" en la Reserva Ornitológica de O Grove. // FdV

La Reserva Ornitológica de O Grove es un "destino turístico saludable y sostenible" de máximo interés en Galicia especialmente recomendable en esta época del año -a las puertas de la migración otoñal-, y más aún cuando la pandemia por coronavirus hace aconsejable inclinarse por espacios abiertos y el contacto con la naturaleza.

Este es el mensaje que lanza el Concello a través de la concejalía de Medio Ambiente y su Proyecto de Inversión Ornitológica (PIO). Lo hace de la mano de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), encargada de gestionar la que es la única Reserva Ornitológica de Galicia, la más grande de cuantas controla en España y la única que incorpora medio marino a su superficie protegida.

SEO/BirdLife y Concello insisten en la promoción de este espacio haciendo hincapié en que el turismo sostenible "juega un papel esencial en la economía de muchos países".

Ecoturismo

EcoturismoHablan así del ecoturismo para resaltar que "contribuye al disfrute humano, la conservación de la naturaleza y la cooperación socioambiental de forma saludable, puesto que repercute en el buen estado físico y emocional de las personas".

Incluso citan como referencia a Naciones Unidas, que "considera al turismo un importante motor de desarrollo sostenible en materia económica, social y ambiental".

Además de tratarse de "un instrumento positivo para educar, erradicar la pobreza, proteger el medio ambiente, mejorar la calidad de vida, empoderar económicamente a las mujeres y los jóvenes, y crear empleos decentes".

Etnografía y gastronomía

Etnografía y gastronomíaEn todo ello juega su papel SEO/BirdLife a través de su Red de Reservas Ornitológicas, formada por diez espacios que se distribuyen por toda la geografía nacional y sobre los cuales "se desarrollan distintas fórmulas de gestión o relación con ayuntamientos o propietarios privados", como sucede en el caso de O Grove, uno de los más claros ejemplos de "destinos de ornitoturismo".

Los promotores de esta Reserva inciden en que "no solo permite disfrutar de la fauna y sus bellos paisajes, sino que hay muchos elementos más que pueden completar las salidas campestres por la zona, tales como los de carácter etnográfico, cultural o gastronómico".

Compartir el artículo

stats