Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las actuales medidas del Covid-19 impiden la celebración de los festivales en O Salnés

El concierto de Nicky Jam del 31 de julio en Cambados se aplaza a 2021 -El resto de los eventos, Atlantic Fest, Revenidas, y las Festas do Albariño y de San Roque, están en peligro

Una de las actuaciones del festival Revenidas 2019. // Iñaki Abella

Una de las actuaciones del festival Revenidas 2019. // Iñaki Abella

El estelar concierto de Nicky Jam, previsto para el 31 de julio en Cambados, ha sido el primero en caer de la larga lista de eventos programados para este verano en la comarca y que serán víctimas de la pandemia del Covid-19. Las restricciones actuales destinadas a reducir el riesgo de contagios en la población hacen prácticamente imposible la celebración de festivales, verbenas y fiestas populares tal como se desarrollaban hasta ahora. Así peligran las Festas do Albariño y de San Roque, el Atlantic Fest y Revenidas, entre otros.

En el caso del concierto de Nicky Jam, incluido en la programación del Albariño, el Concello de Cambados y la productora Primer Beat Producción SL han llegado a un acuerdo con el artista para aplazar su actuación al 30 de julio de 2021.

Dada la expectación creada entre el público por su actuación en el municipio cambadés, reflejada en la gran demanda de entradas, el cantante y su banda mostraron gran interés por actuar en esta tierra y lamentaron la situación global que les obliga a aplazar un año su espectáculo. También agradecen la gran acogida, ya que tan solo quedan mil entradas para agotar el aforo.

La organización apunta que todas las entradas ya adquiridas serán válidas para la nueva fecha del concierto de Nicky Jam el próximo año. Pero también será posible solicitar su reembolso. Los interesados podrán hacerlo entre el 1 y el 22 de junio inclusive en devoluciones@ataquilla.com.

En cuanto al resto de la programación de la Festa do Albariño, que ya estaba prácticamente cerrada desde el mes de enero, el Concello de Cambados está pendiente de una reunión con la dirección del Consello Regulador Rías Baixas y ver cómo se pueden reconducir los eventos para cumplir con las estrictas medidas sanitarias que impone la crisis del coronavirus.

Lo que sí está claro es que, con las actuales medidas, los eventos con grandes aglomeraciones de público no podrán celebrarse como en ediciones anteriores.

Situación en Vilagarcía

El Albariño de Cambados, que convoca en cada edición a miles de personas, es uno de los ejemplos. Pero también están en la misma situación las Fiestas de San Roque, en Vilagarcía de Arousa o los festivales que en este municipio se programan como el Atlantic Fest, previsto para los días 24, 25 y 26 de julio en la playa de A Concha, o el vilaxoanés Revenidas que este año había elegido las fechas del 11 al 13 de septiembre.

Las organizaciones de ambos festivales aún no han tomado ninguna decisión sobre sus próximas ediciones, ya que están a la espera de conocer las nuevas medidas que el Gobierno aplicará en la desescalada de la situación de alarma sanitaria, y también pendientes de reuniones con representantes del Concello de Vilagarcía.

En el caso de no poder celebrarse los festivales este año, ya que ahora lo que se permite son auditorios con público sentado y una gran separación de las sillas, lo que casi obligaría a disponer de una superficie similar a la de un campo de fútbol para contar con unos 800 espectadores, se plantearía la renegociación de los contratos de los artistas para el próximo año, como ha ocurrido con el caso de Nicky Jam en Cambados.

Los efectos de la crisis sanitaria del Covid-19 ya obligaron al Concello de Vilagarcía a cancelar toda la programación festiva presencial de las fiestas de Santa Rita y a aplazar al próximo año el Festival Internacional de Música Clásica, Clasclás que iba a celebrarse en la primera semana de julio.

También está pendiente de confirmación la celebración del Vilablues Fest que tiene su cita anual con el público de la comarca durante el mes de julio.

Por otra parte, la comisión de fiestas de Trabanca Sardiñeira, en Vilagarcía, ya comunicó a sus vecinos la suspensión de las celebraciones de este año previstas para los días 1, 2 y 3 de agosto. El equipo continúa trabajando con el objetivo fijado en 2021. Lo mismo ocurre con las fiestas del Carmen de A Illa de Arousa del mes de julio que tampoco se celebran.

Compartir el artículo

stats