Primera semana de la apertura de la veda

Las ventas de pulpo en Galicia repuntan en el inicio de la campaña con respecto a 2015

-Las lonjas gallegas subastaron más de 100 toneladas frente a las 79 del año pasado -Los precios se mantienen altos -El puerto de Bueu, cerca de duplicar las descargas

22.07.2016 | 07:20
Un marinero tras capturar un pulpo en la ría de Arousa. // Iñaki Abella

La campaña del pulpo, que en Galicia dio comienzo el pasado día 4, arroja unos resultados muy positivos para el sector durante su primera semana, en la que las lonjas llegaron a subastar más de 100 toneladas de este cefalópodo frente a las 79 descargadas durante el mismo periodo de 2015, un incremento superior al 25%, según datos de la Plataforma Tecnolóxica da Pesca, dependiente de la Consellería do Mar, y la Confraría de Pescadores de Ribeira.

El sector destaca que los precios se mantuvieron altos durante la costera, entre los cinco y los nueve euros por kilo, dependiendo del tamaño de los ejemplares -que también acompañó-, por lo que la facturación también experimentó un repunte aproximado del 39%, al rondar los 660.000 euros, mientras que el año pasado la recaudación ascendía a 478.000 euros.

Ribeira se erige un año más como líder indiscutible de la campaña. La lonja de la localidad coruñesa subastó unas cuatro toneladas diarias de esta especie y logró superar las 20 toneladas descargadas -por valor de 122.000 euros- del 4 al 10 de julio de 2015, según indicó a este diario el patrón mayor de la cofradía, José Antonio Pérez, ya que los datos oficiales todavía no aparecen registrados en la web de la Xunta. "La costera empezó mucho mejor que el año pasado, la flota pescó hasta los topes ejemplares de buen tamaño y eso que esta no es la mejor época para el pulpo", explica Pérez, que mantiene unas buenas perspectivas de cara al mes de octubre, cuando la especie vuelve a aparecer con fuerza. "Ahora la cosa ya está un poco más calmada, como es habitual, pero todo apunta a un buen año", afirma el patrón mayor ribeirán.

El puerto de Bueu, segundo de Galicia por volumen de descargas de pulpo hasta el 10 de julio, se quedó cerca de duplicar las subastas, de ocho a 14 toneladas. El precio medio en esta lonja rondó los siete euros por kilo, por lo que la facturación alcanzó los 97.000 euros, casi el doble de los 54.000 registrados en 2015.

La campaña no fue tan positiva en la zona de A Coruña, aunque se mantuvieron los niveles de 2015, como aseguraba ayer el responsable del pósito coruñés, Felipe Canosa, mientras regresaba de una marea. "La primera semana se pescó bien y muchos barcos llegaron hasta los topes pero ahora las capturas son escasas", lamenta el patrón mayor, que también aguarda que la situación remonte en octubre.

Mientras, la lonja de A Coruña, que recibe capturas de toda la provincia e incluso de otras comunidades autónomas y caladeros, casi duplicó las subastas con respecto a 2015, al pasar de 3,5 toneladas a las 6,5 de este año. La subida del precio medio del kilo, de los 5,09 euros a los 5,62, permitió elevar la recaudación un 109% hasta los 37.000 euros, frente a los 17.000 del año pasado. El precio del pulpo autóctono, en cambio, rondó los siete euros por kilo de media, según explicó el gerente de la firma subastadora Angelita Villar, Carlos López.

Otras lonjas importantes para la venta de este cefalópodo fueron Vigo (13,7 toneladas), Muros (7,8 toneladas), Cangas (6,7 toneladas), Cambados (5,3), Lira (4,8), Aldán (4,1), Corcubión (3,7), Porto do Son (3,8), Burela (2,3), Fisterra (1,6) o Malpica (1,2).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine