Inditex gana 2.205 millones, un 9% más, y eleva sus ingresos un 11% hasta los 16.400

La firma gallega consolida su liderazgo mundial en el textil y amplía la ventaja respecto a H&M -Sus acciones caen un 3% pese al buen resultado en los primeros nueve meses del año

15.12.2016 | 08:24

El crecimiento de Inditex sigue imparable y sus resultados mantienen la tendencia de batir constantemente los récords alcanzados en años anteriores. Las ventas de la multinacional textil fundada por Amancio Ortega superaron los 16.400 millones en los primeros nueve meses de su ejercicio fiscal -entre el 1 de febrero y el 31 de octubre-, lo que supone un repunte del 11% en relación con el mismo periodo del año pasado. Mientras, su beneficio neto alcanzó los 2.205 millones, un 9% superior al registrado en 2015, según los resultados remitidos ayer por el grupo de Arteixo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La firma coruñesa mantiene así el liderazgo mundial del sector y amplía la distancia con la segunda mayor compañía textil del planeta, H&M, que ganó 1.320 millones en los primeros nueve meses de su ejercicio fiscal, un 40% menos que Inditex.

El negocio en tienda y online a tipos de cambio constantes, por su parte, creció un 14,5% y la facturación en superficie comparable -descontadas las nuevas aperturas- mantiene el "sólido" incremento de los últimos meses, según detalló el presidente de la multinacional, Pablo Isla, durante la presentación de las cuentas ante un grupo de analistas. De hecho, las ventas en superficie comparable, según la compañía coruñesa, mejoraron en todas las áreas geográficas gracias, resaltó Isla, al éxito de su modelo de negocio, basado en la integración total entre las tiendas físicas y la venta por internet.


Haz clic para ampliar el gráfico

"Creemos profundamente en este modelo integrado de negocio", destacó el primer ejecutivo de Inditex, que anunció que seguirá en los próximos meses con la implantación de la venta virtual en aquellos mercados en los que tiene presencia física pero no online. Un modelo que permite a los clientes comprar artículos a través de internet y recoger o devolver las prendas en cualquier establecimiento físico, al tiempo que permite ver las colecciones en tiendas virtuales.

La multinacional textil mejoró entre enero y octubre los ya buenos resultados del año pasado y va camino de cerrar el ejercicio con un nuevo récord de ventas y de beneficios. Las ganancias están en disposición de superar los 3.000 millones en 2016, una cifra que parece fácilmente alcanzable teniendo en cuenta que en las primeras semanas del cuarto trimestre -entre el 1 de noviembre y el 12 de diciembre-, en el que se concentra una parte importante de las ventas por la Navidad y las rebajas de invierno, la facturación a tipos constantes del grupo controlado por Amancio Ortega se disparó un 16%. En estos buenos resultados tuvo que ver también el Black Friday, una jornada comercial que en España se celebró el 25 de noviembre y a la que se sumó el gigante de Arteixo con descuentos del 20% en los artículos de todas su enseñas.

Pero el crecimiento de Inditex, como dijo en su día Isla, no tiene límites. Pretende extender la venta online a muchos más mercados -tiene tiendas virtuales en 41 de los 93 países en los que cuenta con presencia física- y ampliar todavía más su red de establecimientos en muchas de sus marcas y mercados. El propio presidente de la firma de Arteixo reconoció ante los analistas que ve importantes oportunidades de crecimiento y que prevé incrementar la superficie de venta entre un 6 y un 8% anualmente durante los próximos tres o cinco años.

El repunte de la actividad del grupo, detalló Isla, será además más "eficiente" pues requerirá menores inversiones que en ejercicios anteriores gracias a los desembolsos realizados en los últimos años en asuntos tecnológicos y logísticos. Entre los grandes avances implantados en los últimos meses que facilitan el trabajo de todos los empleados del grupo está el sistema de identificación de prendas por radiofrecuencia RFID, que agiliza el control y seguimiento de los artículos -desde su producción hasta la venta- para dar una respuesta inmediata a los clientes.

La multinacional textil calcula que tendrá completada la implantación de esta tecnología en su buque insignia, Zara, a finales de año y empezará a incorporarlo próximamente a otras cadenas del grupo como Massimo Dutti o Stradivarius.

Precisamente, otra vía de crecimiento de Inditex está en la apertura de nuevos nichos de negocio como la creación de una línea de ropa para hombre bajo el paraguas de Stradivarius, que será una realidad tanto en las tiendas físicas como online el 1 de febrero de 2017.

Pese a los buenos resultados, las acciones de la compañía bajaron ayer un 3% en Bolsa, hasta cerrar en los 32 euros.

La multinacional también anunció la apertura de la primera flagship en Catar de Lefties, la enseña de moda low cost de Inditex.

Mientras, Zara es la única firma española presente en el Mall of América, el centro comercial más grande de Estados Unidos, en la ciudad de Minnesota.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine