Dormir mal es uno de los contratiempos más incómodos a los que enfrentarse en el día a día. Posiblemente, dormir mal sea mucho peor que dormir poco. El insomnio afecta cada vez a más personas y la solución pasa por acudir a tu médico. Será siempre él quien te diga los pasos a seguir para lograr un buen descanso. Paralelamente, y siempre comentándolo con tu doctor, puedes poner en práctica consejos o remedios naturales para lograr un mejor descanso, sobre todo cuando el problema no alcanza la categoría de dolencia.

Es más, si tienes o has tenido algún problema para dormir, seguro que has puesto en práctica varios trucos y consejos para conciliar el sueño, con mayor o menor fortuna. El estrés, la alimentación y otro tipo de hábitos influyen más de lo que pensamos en la calidad del descanso.

Existen elementos naturales que pueden ayudar a contrarrestar todos estos aspectos que nos impiden dormir bien. La valeriana es uno de ellos y lleva usándose desde los imperios romanos y griegos. Ya Hipócrates destacó en sus tratados las propiedades de esta hierba para tratar dolores de cabeza, nerviosismo, temblores y palpitaciones cardíacas.

Entre las propiedades de la valeriana y las aplicaciones actuales sobresalen:

  • Su efecto de relajante natural
  • Su poder ansiolítico
  • Su capacidad antiinflamatoria y analgésica
  • Ayuda a mejorar la digestión y a reducir los gases

La valeriana puede tomarse en forma de infusión, combinada con otras hierbas como la melisa o en complementos alimenticios que, habitualmente, también incluyen melatonina. Pero recuerda, si tomas algún medicamento antes, consulta con tu médico.