Alessandro Lecquio y su mujer, María Palacios, disfrutan sus vacaciones en Vigo, como cada año, desde hace semanas.

El colaborador de televisión se ha fotografiado en varios puntos de la península del Morrazo, un lugar que recorre cada año desde que participó en un torneo de golf en Domaio y entabló una ya longeva amistad con el propietario de un conocido restaurante de Bueu.

En 2021 sus vacaciones coinciden con una fecha señalada: el aniversario de la pareja, y ambos han decidido hacer coincidir su día con sus vacaciones en Galicia para sacar provecho a los planes.

Las estancias de Lecquio en la comunidad se alargan desde que inició su relación sentimental con la aristócrata, cuya familia está muy vinculada a la tierra, hasta el punto de poseer una segunda residencia en Nigrán, en cuya playa se fotografiaron varias veces este verano.

La celebración, en cambio, se celebró al aire libre pero en el lugar más discreto: en alta mar. Un marco perfecto para evitar que se capturasen sus momentos íntimos y elegir ellos mismos los momentos que deseaban compartir.

"22 años juntos!!", escribía María Palacios en su perfil de Instagram junto a un corazón violeta. En la imagen seleccionada se veía al matrimonio saltar al agua desde un velero.

No es la primera vez que Alessandro Lecquio se deja caer por Galicia, empezó a disfrutar de las beldades de la comunidad durante la década de 1990, cuando salía con la pontevedresa Sonia Moldes.

La hija de María Palacios y el colaborador de televisión, Ginevra Ena Lecquio di Assaba y Palacios, de 5 años, está aprendiendo a hacer surf en la costa viguesa aprovechando el oleaje de algunas de sus regiones. Su madre, orgullosa, ha colgado varias fotos de los avances de la pequeña sobre la tabla.

Por su parte, el italiano presumió de la casa familiar de su mujer y colgó instantáneas de la vivienda, en la primera se ve la fachada, mientras los protagonistas de la segunda son los jardines vestidos de unas hortensias en flor. Un seguidor le comentaba lo bonita que era su casa, a lo que el "conde" respondía: "ojalá fuera mía".

Te puede interesar:

Alessandro Lecquio posa con el propietario de Don Marco Pizza IG

La familia está aprovechando la ocasión para hacer una ruta gastronómica, además de su visita obligada Peixoto, el restaurante del amigo de Lecquio junto a la  la Praia de Beluso, se dejaron seducir por las pizzas de Don Marco en Vigo, donde se fotografió con el regente del local, y degustaron los mariscos de Casa Rita en Baiona.