Seguro que en más de una ocasión te ha pasado eso de que querías ponerte tu prenda de ropa favorita y no has podido porque estaba recién lavada o que, durante el invierno has tenido que esperar varios días a que se secara la ropa. Una situación de lo más engorrosa que tiene una fácil solución.

Existe un sencillo truco que te permitirá tener tus prendas, recién salidas de la lavadora, secas en 1 hora. Lo único que vas a necesitar es una bolsa de congelación y un congelador. El proceso es de lo más sencillo y te garantiza una prenda limpia y lista para usar.

Simplemente tendrás que doblar la prenda mojada y depositarla en una de estas bolsas. Una vez que este dentro y la bolsa esté cerrada, sólo tendrás que meterla en el congelador y esperar una hora. Una vez transcurrido este tiempo podrás comprobar que la prenda estará seca.

Te puede interesar:

Todo esto se debe a un proceso que recibe el nombre de sublimación, que se origina cuando una sustancia pasa de estado sólido a estado gaseoso sin pasar por el estado líquido.

Con este sencillo truco no tendrás que preocuparte ya que no dañará tu ropa ni te hará del planchado una tarea imposible.