26 de diciembre de 2014
26.12.2014
Homicidio

Buscan a tres hombres por la muerte de un inglés en Alicante

El inductor del crimen ya está arrestado - El cuerpo de la víctima apareció envuelto en plásticos en una playa

26.12.2014 | 10:00
Imagen del cuerpo de la víctima envuelto en plástico.

La Guardia Civil busca a tres hombres como presuntos autores materiales del secuestro y asesinato en enero de un británico en Jávea (Alicante), cuyo cuerpo apareció envuelto en plásticos en una playa dos meses después, mientras que el inductor del homicidio y jefe de una organización criminal ya ha sido arrestado.

Según ha explicado a Efe el teniente coronel Jesús Gálvez, de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, los hechos tuvieron lugar el 24 de enero en Jávea cuando tres hombres, haciéndose pasar por policías, aprehendieron a Francis Brennan, de nacionalidad inglesa, en medio de una calle "en unas circunstancias extrañas".

Esos tres hombres introdujeron a Brennan en un Citröen Xsara Picasso, de color gris, y se lo llevaron.

La familia de la víctima denunció su desaparición y dos meses después, el 29 de marzo pasado, su cuerpo fue hallado en la playa Zenia de Orihuela-Costa (Alicante) envuelto en plásticos. El Juzgado de Instrucción número 2 de Denia se hizo cargo del caso.

Al parecer, tras el secuestro esos tres hombres mataron a Brennan y arrojaron su cuerpo al mar, que lo devolvió a la playa.

Desde su desaparición, la Guardia Civil, en colaboración con la Policía de Liverpool y la National Crime Agency (NCA) británica, han llevado a cabo una compleja investigación que permitió averiguar que Brennan pertenecía a una organización criminal, con cuyo cabecilla, Paul Scott, mantenía una importante deuda económica.

Para ajustar cuentas, Scott ideó y ordenó su asesinato, según las hipótesis de los investigadores, al que la semana pasada detuvieron en un aeropuerto privado del Reino Unido, a quien las fuerzas de seguridad buscaban desde hacía dos años.

Y es que Paul Scott, un delincuente "muy escurridizo" y que usaba muchas identidades, según Gálvez, tenía dos causas pendientes: una en el Reino Unido por una condena a cadena perpetua por narcotráfico y otra en España como supuesto autor intelectual de la muerte de Brennan.

El detenido era el jefe de un grupo criminal muy activo afincado en Liverpool y había introducido en el Reino Unido más de 40 toneladas de cocaína, por lo que fue condenado a cadena perpetua que ya cumple en un prisión británica.

Brennan formaban parte también de esa organización criminal, que dispone de una gran capacidad económica y material, dedicada al tráfico de drogas y al blanqueo de capitales y que cuenta con medios sofisticados para falsificar pasaportes y otros documentos que les permiten moverse con libertad por Europa, tal y como explica Gálvez.

La Guardia Civil y la NCA han considerado conveniente hacer públicas las fotografías del cabecilla y de la víctima para solicitar la colaboración ciudadana y poder arrestar a los tres supuestos autores materiales del homicidio.

Según las pesquisas, podrían tratarse también de tres británicos, ya que las organizaciones criminales de esa nacionalidad suelen ser muy cerradas.

El instituto armado facilita el número de teléfono 638 33 52 81, abierto las 24 horas, de colaboración ciudadana para obtener algún dato sobre los ocupantes del Citröen Xsara que usaron en Jávea los secuestradores de Brennan.

"Toda la información que pudieran tener los ciudadanos sobre el coche, que podía haberse movido por Jávea y otras localidades del norte de Alicante, nos sería muy útil", dice el teniente coronel.

Una vez en la cárcel el jefe de la organización, los agentes confían en que pueda ser más fácil la identificación de los autores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook