Un estudio apunta a un posible vínculo entre EPOC y gas radón en no fumadores

Científicos gallegos de la USC reclutan pacientes no fumadores para el estudio de la EPOC en hospitales de Galicia, Madrid, Castilla y Asturias

El tabaco es una de las principales causas de EPOC.

El tabaco es una de las principales causas de EPOC. / EFE

Mar Mato

Mar Mato

Más de 4.100 personas en Galicia son hospitalizadas cada año por EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), una dolencia que provoca problemas al respirar y fatiga y que puede cursar con moco, tos y sibilancias. Desde la Universidade de Santiago de Compostela (USC) se encuentran realizando un estudio para averiguar si hay relación entre radón y EPOC. Los primeros datos apuntan a un posible vínculo.

“Tenemos resultados preliminares que parecen indicar que en personas con más concentración de radón en su vivienda y que llevan habitándola largo tiempo –más de 40 años– podría existir esa relación entre radón y EPOC”, señalaba ayer a este diario Alberto Ruano, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidade de Santiago de Compostela y una de las eminencias mundiales en el estudio del gas radón, un gas cancerígeno presente en suelos ricos en granito.

Hombre fumando.

Hombre fumando. / Efe

Ruano explicaba que la investigación que están realizando está financiada por el Instituto Carlos III. Cuando la pusieron en marcha buscaban conocer “si la exposición al gas radón puede estar relacionada con la aparición de la EPOC en personas no fumadoras y si tiene influencia en las características de la EPOC”.

Dónde se realiza el estudio

Para ello, solicitaron la participación de once hospitales de cuatro comunidades autónomas españolas: Galicia, Castilla y León, Asturias más Madrid. Se trata de los complejos hospitalarios de Vigo, A Coruña, Ferrol, Pontevedra, Ourense y Lugo; Ávila, Universitario Central de Asturias y Puerta del Hierro.

En estos momentos, se encuentran entrando en la fase final de análisis de resultados. “Previamente, señala Ruano, habíamos hecho un estudio muy parecido entre personas que habían fumado en alguna ocasión. Ahí no encontramos ninguna relación; pero quisimos hacer el estudio con gente que nunca había fumado porque el tabaco es el principal factor de riesgo de la EPOC. Eliminándolo queríamos ver si había realmente relación entre la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el gas radón”.

Cajetillas de tabaco en un estanco.

Cajetillas de tabaco en un estanco. / Rafa Estévez

A pesar de que la investigación está en su última fase, Ruano subraya que aún están abiertos a incluir casos y controles que nunca hayan fumado para obtener sus datos. Hasta este momento, alrededor de 700 personas han participado. “Es un estudio muy grande e importante. La EPOC en personas que nunca han fumado es infrecuente. Por eso, necesitamos que participen muchos hospitales, lo que nos permitirá tener resultados muy fiables”, añade el científico gallego.

Quién puede participar

Su previsión es que quede rematada la inclusión de participantes en los primeros meses del próximo año.

Si usted desea colaborar debe contactar con el equipo investigador en el teléfono 881 81 22 78 de lunes a viernes, entre las nueve de la mañana y dos de la tarde.

A priori, hay dos principales requisitos: no haber fumado y tener una edad entre los 55 y 85 años. “Como mucho, la persona tendría que haber fumado menos de cien cigarrillos en su vida”, aclara una de las científicas que atiende en el teléfono de contacto.

El paciente responderá a un cuestionario cuya duración ronda los siete minutos y en el que se le pregunta sobre su ocupación laboral a lo largo de la vida, si estuvo expuesto al humo ambiental de tabaco o si tiene cocina de leña para conocer si hay exposición a biomasa. Ese mismo día, se le somete a una analítica de sangre para localizar polimorfismos genéticos con el fin de saber si hay un gen que se pueda asociar al desarrollo de EPOC.

A cada persona participante se le entrega un medidor de radón para tener en casa durante tres meses. Los resultados se remitirían en carta certificada a la vivienda.

[object Object]

1. Llamar al 881 8122 78.

2. No ser fumador o fumadora. Como máximo, haber fumado menos de 100 cigarros en toda la vida.

3.Tener entre 55 y 85 años.

4.Responder a un cuestionario.

5. Poner un detector de radón en casa.