El mosquito tigre sigue conquistando latitudes

El epidemiólogo Juan Gestal llama a la calma ante el hallazgo en Moaña de los primeros insectos, potenciales transmisores de enfermedades como el dengue y el zika, ya que ninguno era vector de virus

Un Aedes albopictus omosquito tigre.

Un Aedes albopictus omosquito tigre. / FdV

El Aedes albopictus, conocido como mosquito tigre por las manchas blancas que tiene en patas y lomo, lleva casi veinte años en España y su presencia no ha dejado de aumentar en el último decenio. Procedente de zonas tropicales de Asia, se ha extendido desde la zona del Mediterráneo hasta el centro de la península y algunas zonas del norte, incluida Galicia, donde esta semana se han identificado los primeros ejemplares de este insecto, potencial transmisor de más de una veintena de graves enfermedades infecciosas, como dengue, zika, fiebre amarilla, virus del Nilo Occidental y chikungunya, entre otras, en Moaña. Sin embargo, cabe destacar que ninguno de los detectados en la localidad de O Morrazo era portador de enfermedades.

El aumento de las temperaturas, debido al cambio climático favorecen la rápida expansión de estos artrópodos. El epidemiólogo gallego Juan Gestal explica que el Aedes albopictus llegó a Europa con el comercio de neumáticos usados y de bambú, y que se ha extendido por el Mediterráneo y se ha adaptado a vivir aquí en condiciones incluso más frías. “En España se ha ido extendiendo por la cuenca mediterránea desde Cataluña hacia el sur, por Andalucía, y de ahí ha ido ascendiendo a Extremadura”, comenta el catedrático emérito de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Santiago de Compostela (USC).

Según el epidemiólogo, el primer brote autóctono de chikungunya vehiculizado por este mosquito se produjo en 2007 en la ciudad italiana de Rávena, donde se registraron 197 casos. Posteriormente, se produjeron otros brotes en Francia –en 2010, dos casos en el Departamento de Var y en 2014, cuatro en Montepellier– y en España –un caso en Gandía en 2015 y tres en Alicante en 2019–. También se han producido casos de dengue –en 2010 en Francia y Croacia, en 2012 en Madeira y en 2018 y 2019 en España, donde, hasta ahora, se han detectado 8 casos autóctonos–, y del virus del Zica –dos casos en 2019 en Francia–, cuyo vector fue el mosquito tigre. “Los viajeros a países tropicales y subtropicales pueden infectarse con los virus de estas enfermedades y de regreso a nuestro país, ser fuente de infección de estos mosquitos, pudiendo de ese modo llegar a producirse focos de casos autóctonos”, explica.

El mosquito tigre sigue conquistando latitudes

Juan Gestal / Fdv

“El cambio climático nos está acercando vectores de virus que antes no teníamos”

Juan Gestal

— Epidemiólogo

Según el epidemiólogo, los mosquitos tigres detectados en Galicia no representan una amenaza, aunque su presencia sí parece un aviso de los riesgos para la salud del calentamiento global. “No estamos ante ninguna amenaza seria, pues nuestra climatología no es muy propicia para el desarrollo de estos artrópodos, pero sí es un aviso que nos viene a decir que el incremento de temperaturas debido al cambio climático puede estar ya comenzando a acercar a nosotros vectores de virus que antes no teníamos”, explica.

En este sentido, agrega que, de momento, en Galicia tan sólo se ha detectado la presencia del mosquito tigre en una zona concreta y que, además, ninguno era vector de enfermedades. “No hay casos de arbovirosis [enfermedades víricas que se transmiten a través de la picadura de un mosquito perteneciente al género Aedes], y no hay motivo de preocupación ni es necesario adoptar ninguna medida especial por parte de la población. En este momento, es Salud Pública la que tiene que incrementar la vigilancia entomológica en la zona de Moaña y mitad sur de Galicia”, agrega el experto.

El epidemiólogo explica que este mosquito es de vida diurna, y que pica por la mañana y al atardecer, que vive en el entorno de las casas o dentro de las mismas, donde existan residuos en los que pueda haber agua, o depósitos o recipientes con agua, en las que depositar sus huevos. Asimismo, no se desplaza generalmente más de cien metros. “Se dice de él que “el mosquito que te pica es el que tú criaste’. De ahí la importancia de una buena limpieza y eliminación de residuos y de colecciones de agua alrededor y en las casas”, comenta.

Como consejo para evitar la presencia de estos insectos, recomienda que, en el caso de tener que hacer acopio de agua, se haga en recipientes tapados y que sean vaciados periódicamente. “No veo necesario por ahora de otras medidas, como evitar salir al amanecer o al atardecer, llevar ropa de colores claros que cubra brazos y piernas y el uso de repelentes, que sí recomendaría a quienes viajen a países tropicales y subtropicales, en donde esas enfermedades son endémicas”, asegura.

Asimismo, el experto recuerda que hace casi diez años el Ministerio de Sanidad puso en marcha la plataforma “Mosquito Alert: si te pica notifica” para mejorar, mediante la participación ciudadana, la vigilancia y control de los mosquitos que pueden transmitir enfermedades víricas. Esta plataforma permite a cualquier persona aportar información sobre la presencia y actividad de los mosquitos a través de la aplicación Mosquito Alert. Precisamente así ha sido como se ha tenido conocimiento de la detección del mosquito tigre en Moaña.

Ocho ejemplares en Moaña

Los ocho ejemplares de mosquito tigre encontrados en Moaña no eran portadores de enfermedades. Así lo confirmó ayer la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán. Estos mosquitos fueron encontrados por un ciudadano que los identifió a través de la aplicación "Mosquito Alert", mediante la cual es posible enviar fotos de mosquitos para saber su espécimen.

Una vez identificados, la Xunta seguirá los protocolos existentes para estos casos de aparición del mosquito. "Estamos en el escenario uno, en que tenemos detectado que hay mosquitos tigre, pero no hay ningún paciente con enfermedad ni se ha detectado la enfermedad", explicó la directora de Saúde Pública. Además, Durán comunció que una comisión técnica se reunirá hoy viernes para decidir que medidas se tomarán para la vigilancia y el control de los mosquitos tigre en Galicia.

En cuanto a las causas de la aparición de este tipo de mosquito en la comunidad, la directora xeral señaló que los estudios apuntan a que la lluvia seguida del sol favorece la proliferación de estos insectos, que suelen proceder de otro lugar. "No creemos que sean autóctonos. Es muy probable que sean de otro lugar. Esto aconteció exactamente igual en todo el mediterráneo español, aconteció en el País Vasco, en Asturias y en Baleares", explicó Durán.