Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Coronavirus en Galicia

Sanidade no se opondrá a la retirada de las mascarillas en interiores en Semana Santa

Comesaña pide esperar al menos 15 días antes de tomar esa medida | La restricción de comensales por mesa en la hostelería gallega se revisará en “próximos días”, avanza

Carmen Durán, Julio García Comesaña, Jorge Aboal y Silvia Reboredo. Xoán Álvarez

“Galicia no se opondrá” a la retirada de las mascarillas en interiores en torno a Semana Santa –para cuyos días festivos restan 16 días– si lo acuerdan el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas. Así lo indicó ayer el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, durante su comparecencia en Santiago para presentar el protocolo del Paxlovid, el medicamento oral de Pfizer contra el COVID-19, del que este lunes llegaron los primeros 677 tratamientos a Galicia. Comesaña abogó por “dejar pasar 15 días o más” antes de evaluar la retirada de la mascarilla en los interiores.

Sanidad y comunidades celebrarán el próximo Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) el 6 de abril en Toledo y se prevé que en ese encuentro se aborde la nueva reglamentación para el uso de las mascarillas, según avanzó el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

Ayer lunes entró en vigor en toda España la nueva estrategia de control del coronavirus consensuada por Gobierno y autonomías, incluida Galicia, aunque desde Sanidade discreparon de la premura en su aplicación, para la que habían pedido más tiempo. De igual forma, el titular de Sanidade insistió en que “se dejen las mascarillas” en interiores “hasta pasado cierto tiempo” de la aplicación de este nuevo protocolo de vigilancia del coronavirus para ver la evolución epidemiológica.

Según el nuevo protocolo, los positivos asintomáticos y leves –aunque fuesen diagnosticados anteriormente– pueden salir a la calle siguiendo las recomendaciones preventivas de mascarilla, distancia, lavado de manos y ventilación. También pueden acudir a trabajar, excepto sanitarios y sociosanitarios de ámbitos vulnerables.

Comesaña recordó que Galicia no baja de los 2.000 positivos diarios desde hace unos 10 días y que la ocupación hospitalaria ha aumentado, registrándose “valores altos” en hospitalización convencional, mientras que la de ucis está entre las más bajas de España.

Sanidade sigue facilitando datos diarios –excepto domingos y festivos– de casos detectados a partir de pruebas PCR y test de antígenos –no autotest–. Ayer reportó otros 2.200 contagios en las últimas dos jornadas, según los registros hasta las 18.00 horas del domingo. Hay 21.839 casos activos, 1.614 más que una semana antes, y 463 hospitalizados, 48 más que siete días atrás. Los fallecidos por la COVID-19 desde el inicio de la pandemia alcanzan ya los 3.200 tras haberse notificado dos decesos, dos hombres de 86 y 91 años de edad que fallecieron el 25 de marzo en el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés.

Galicia es la única comunidad que mantiene medidas preventivas más allá de la mascarilla en interiores. Tras la eliminación de Canarias de las mismas, la comunidad mantiene la restricción de comensales por mesa en el ámbito de la hostelería, algo que la Xunta revisará “en próximos días”, según avanzó García Comesaña. Los cupos en hostelería están vigentes hasta el 9 de abril, al igual que la obligación de presentar el certificado COVID para visitar los centros hospitalarios y sociosanitarios. Se trata de una medida muy cuestionada, ya que la vacunación no ataja los contagios, especialmente de ómicron, pero Comesaña la defendió: “No está generando ningún problema en las visitas”, aseguró.

LLEGA EL ANTIVIRAL


Ayer llegaron a los hospitales de Vigo, Santiago y Ferrol los primeros 677 tratamientos de Paxlovid, el antiviral de Pfizer contra el COVID-19. Es el 6% de los primeros 11.900 tratamientos que el Ministerio de Sanidad distribuirá en España en esta primera remesa y que en el cuarto trimestre del año alcanzarán las 20.640, según los datos facilitados ayer por Julio García Comesaña; la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán; el director xeral de Asistencia Sanitaria, Jorge Aboal, y la subdirectora xeral de Farmacia, Silvia Reboredo.

Este fármaco en comprimidos, del que se han adquirido 344.000 tratamientos, está indicado en pacientes con infección que presenten enfermedad leve o moderada y que en los primeros cinco días de síntomas presenten un alto riesgo de agravamiento. Reduce en un 89% el riesgo de hospitalización.

También presentaron un nuevo medicamento de AstraZeneca, el Evusheld, una combinación de anticuerpos monoclonales, dirigida a pacientes vulnerables que todavía no se han infectado con el virus. Se administra por vía intramuscular mediante dos inyecciones.

Nuevas armas contra el COVID

  • El Paxlovid, antiviral de Pfizer en pastillas

    Está destinado a no vacunados mayores de 80 años o de 65 con al menos un factor de riesgo; también a todos los antideprimidos.

    Evusheld, un escudo contra el contagio

    Se trata de una combinación de anticuerpos monoclonales para pacientes no infectados. Se administra mediante dos iyecciones intramusculares.

    ¿Quiénes recibirán el Evusheld?

    Adultos (+18) de riesgo con inmunosupresión y con respuesta inadecuada a la vacunación, o a los que se les contraindica la vacunación.

Compartir el artículo

stats