Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Diez cosas que van a cambiar con el covid y que debes saber

El Ministerio de Sanidad ultima un nuevo protocolo que entrará en vigor el próximo lunes

Los test PCR y de antígenos sólo se harán a población vulnerable.

A partir del próximo lunes cambia la manera en la que el Ministerio de Sanidad va a controlar los casos de coronavirus. El nuevo protocolo que se está elaborando por parte del ministerio trae importantes cambios encaminados a "gripalizar" la pandemia y se mantendrán mientras no cambie la situación actual. Estas son las principales novedades:

PCR y antígenos

Adiós a las PCR y a los test de antígenos para todo el mundo. La realización de pruebas diagnósticas se centrará en personas con factores de vulnerabilidad (mayores de 60 años, inmunodeprimidos y embarazadas), ámbitos vulnerables (sanitarios y sociosanitarios) y casos graves. Para el resto de casos, el diagnóstico se hará en función de los síntomas que presente el pacientes.

Aislamiento

Los casos confirmados leves y asintomáticos no realizarán aislamiento. Se acaba por tanto con la necesidad de que todos los pacientes, independientemente de su estado de salud se queden en su casa una semana.

Cuarentenas

Fin de las cuarentenas para los contactos estrechos. Quienes hayan estado en contacto con un paciente de coronavirus sin las medidas de protección adecuadas, independientemente de su estado de vacunación, no tendrán que aislarse.

Covid leve

Para las personas que enfermen de manera leve de covid y para los contactos estrechos se emitirán recomendaciones dirigidas a las medidas preventivas como la utilización de mascarilla en todos los ámbitos y evitar contacto con personas vulnerables.

Ocupación hospitalaria

Se toma como referencia la ocupación de los hospitales. La incidencia acumulada deja de tener validez como un indicador de situación de la pandemia y Sanidad se fijará en cómo están los hospitales y las Unidades de Cuidados Intensivos para ir variando las medidas. La referencia es que las camas ordinarias de los hospitales no estén a más del 5 % de su capacidad con pacientes covid y las ucis no superen el 10 % con estos enfermos.

Ámbitos vulnerables

En los ámbitos vulnerables, como centros sanitarios asistenciales o sociosanitarios, se podrán implementar medidas específicas de aislamiento y control.

Residencias

La estrategia mantiene un aislamiento en residencias de cinco días, que se levantará si el quinto transcurre sin sintomatología, aunque los trabajadores deberán tener además una prueba de antígenos negativa.

Red centinela

Sanidad prevé la creación de una red centinela de médicos de familia, de urgencias y de los hospitales que son los que se encargarán de notificar los casos que se detecten de covid para hacer un seguimiento de la pandemia. Esos datos se extrapolan y se calcula cuántas infecciones hay realmente. Esta red empezará a funcionar a comienzos del próximo año.

Mascarilla en interiores

El uso de las mascarillas en interiores se mantiene.

Personas vulnerables

El foco de la pandemia se pone en el control de las personas vulnerables y ya no está dirigido a diagnosticar a todos los enfermos de covid.

Expertos en Inmunología y Salud Pública consultados por este diario creen que aún es demasiado pronto para dar este paso en el control de la pandemia. "La incidencia todavía es muy alta, lo mismo que la cifra de fallecidos, por lo que no creo que nos podamos permitir relajar las medidas en este momento", señala Teresa Ruiz Cantero, catedrática en Salud Pública de la Universidad de Alicante.

De la misma opinión es Rafael Ortí, presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, quien sostiene que estas medidas se debería tomar con incidencias de 50 casos por 100.000 habitantes. "A nivel mundial los casos han aumentado un 8%, con repuntes en Alemania y Reino Unido. Puede que estemos en el inicio de una séptima ola. No nos habría costado nada esperar un poco a la toma de estas medidas", afirma este profesional. Ortí también advierte que la presión asistencial en la Comunidad Valenciana no está muy lejana de los límites que marca el ministerio y teme también que en este contexto de relajamiento de las medidas se baje la guardia con los pacientes más vulnerables.

Con la Semana Santa a la vuelta de la esquina, que implica mayores desplazamientos y más contacto social, el inmunólogo de la Universidad de Alicante José Miguel Sempere también es de la opinión de que esta desescalada se podía haber pospuesto unas semanas. "La incidencia en el resto de Europa está subiendo y estos dos años de pandemia nos han demostrado que después de Europa siempre vamos nosotros", sostiene Sempere, presidente también de la Sociedad Valenciana de Inmunología.

Desde el ámbito de la Atención Primaria ven con buenos ojos este protocolo, que supondrá todo un desahogo para los centros de salud. "Todavía no podemos hablar de gripalizar la pandemia, porque el covid es mucho más contagioso que la gripe, pero sí es bueno que la situación empiece a normalizarse puesto que es una enfermedad que ya controlamos en cuanto a diagnóstico, tratamiento y prevención", señala Javier Blanquer, de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria. Blanquer confía en que con estas nuevas instrucciones sobre el manejo de los casos se pueda retomar todo lo que la pandemia ha obligado a aparcar para centrarse médicos y enfermeros en el covid.

Compartir el artículo

stats