Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pase COVID duplica los gallegos que reciben la primera dosis de la vacuna

Imagen de archivo de una vacunación en el Ifevi. Europa Press

Desde el inicio de la sexta ola, a finales de octubre, más de 7.600 personas dieron el paso de recibir su primera dosis

Hasta algunos de los más reticentes a vacunarse contra el coronavirus han comenzado a hacerlo ante el avance de la sexta ola y la la obligatoriedad de presentar el pasaporte COVID para acceder a restaurantes (todo el día) y a cafeterías y bares a partir de las nueve de la noche. La cifra de gallegos que cada semana ha optado por recibir su primera dosis de vacuna contra el SARS-CoV-2 prácticamente se ha duplicado desde que arrancó la sexta ola a finales de octubre.

Según los datos recogidos en los últimos boletines de vacunación del Ministerio de Sanidad, entre el 28 de octubre y el 5 de noviembre las personas que decidieron recibir la primera dosis de la vacuna antiCOVID ascendieron a 1.462.

A la semana siguiente, subió a 1.646; para en la sucesiva escalar a los 2.093 y en la última, registrar 2.402 gallegos vacunados con la primera inyección.

En total, desde el 28 de octubre hasta el 26 de noviembre, se logró que se iniciaran en el proceso de vacunación un total de 7.603 ciudadanos en la comunidad autónoma al pasar de 2.308.772 personas con la primera dosis recibida a las 2.316.375, según recogen los boletines del departamento que dirige Carolina Darias.

Hay que recordar que entre el día 1 y 19 de este mes, los casos activos de coronavirus en Galicia se triplicaron –pasaron de 524 a 1.749 los positivos– y que casi se han vuelto a triplicar desde esa última fecha hasta ayer, al subir un 189%, alcanzando la cifra total de 5.056.

La variación tan vertiginosa de las cifras pudo haber pesado como una de las causas para animar a la vacunación. Habrá que prestar atención a la evolución de las próximas semanas ante el temor de la nueva variante del sur de África, ómicron.

A finales de la pasada semana, la propia OMS la clasificaba como “variante de preocupación” advirtiendo de que podría conllevar “un mayor riesgo de reinfección”.

Otra de las posibles causas del aumento de las personas con la primera vacuna reside también en la obligatoriedad del pasaporte COVID, ya que sin él no se puede acceder a los restaurantes, ni al ocio nocturno, ni tampoco a cafeterías y bares si son más de las nueve de la noche.

Esta medida fue tomada por Xunta y hosteleros en una reunión el pasado 22 de noviembre, si bien en las jornadas anteriores desde la Administración gallega ya se había apuntado esa posibilidad.

Compartir el artículo

stats