El marino e investigador defendió en libros y conferencias que el descubridor de América fue en realidad el noble pontevedrés Pedro Álvarez de Soutomaior, conocido como Pedro Madruga

Alfonso Philippot Abeledo, impulsor de la teoría del origen gallego de Cristóbal Colón, falleció ayer en Vigo a los 89 años de edad, informaron a FARO fuentes cercanas a la familia. La muerte del autor de “La identidad de Cristóbal Colón”, libro que este año ha cumplido tres décadas, se produjo en la mañana de ayer en el hospital Álvaro Cunqueiro, rodeado de su mujer, Maria Berta Santamaria Delgado, que con su apoyo incondicional contribuyó a su investigación, y sus siete hijos: Alfonso, Ángeles, José, Miguel Ángel y María Isabel Phillippot Muñiz; y Cristóbal y Catalina Phillipot Santamaría.

“Podría decir que soy una enciclopedia colombina”, apuntó Philippot en sus memorias, publicadas en el suplemento Estela de FARO en 2014. En aquella ocasión, el experto le confesó al periodista Fernando Franco que era consciente de que moriría sin que su tesis sobre el origen gallego de Colón hubiera prevalecido. Con todo, sostenía que nadie había podido rebatir su teoría.

Nacido en Vigo el 25 de abril de 1932, de padre italiano y madre gallega, Alfonso Phillipot está considerado uno de los “padres” de la idea del Colón gallego, junto a Celso García de la Riega, fallecido en 1914 y que fue quien sentó las bases de esta teoría. La aportación fundamental de Phillipot fue la hipótesis sobre quién fue ese gallego: para él estaba claro que se trataba del noble Pedro Álvarez de Soutomaior, conocido como Pedro Madruga, nacido en Pontevedra alrededor de 1430, y cuya trayectoria vital fue paralela a la del descubridor de América. “Coinciden fechas, edades e incluso la firma –explicaba Philippot en una entrevista con FARO en 2007–. Los hechos encajan y nadie lo puede discutir. Los pasos que da uno son los mismos del otro. Cuando Madruga tiene que escaparse a Portugal, aparece Colón en 1479. Después vemos que visita al Duque de Alba (también familia Sotomayor) en 1486. Coincide que todos los Sotomayor son familias numerosas y a Pedro Madruga se le reconocen ocho hijos de matrimonio y dos o tres bastardos”.

Otros investigadores, como Aquilino Fariñas Godoy y Ángel Carracelas, han seguido tirando de ese hilo histórico que algunos ven con escepticismo y otros consideran fascinante. El último ha sido el ponteareano Miguel Ángel Novoa, quien, como publicó FARO el pasado 10 de octubre, avaló la teoría de que Colón y el noble gallego eran la misma persona al descifrar un mensaje oculto en su rúbrica. La firma de Colón vendría a decir: “Sobrepongo a Álvarez de Sotomayor mi nombre, Cristóbal, el que llevo”.

Novoa es seguidor de la teoría impulsada por Philippot en 1977. El 12 de octubre de ese año, FARO DE VIGO publicó en primicia y a página completa la teoría del investigador vigués, para quien el nombre de Cristóbal Colón no era más que un alias de Pedro Álvarez de Sotomayor.

Era la primera vez que Philippot publicaba sus indagaciones, que habían comenzado casi un cuarto de siglo antes. “Mi abuela italiana, que vivía en Vigo en esos primeros años del siglo XIX en que se difundió la tesis de García de la Riega sobre el origen gallego de Colón, se escribía con el alcalde de Génova, la patria oficial del navegante, informándole de tal asunto –contaba en sus memorias–.Parte de esa correspondencia llegó a mis manos en 1953 y se me ocurrió investigar por mi cuenta, sin prisas, leyendo, visitando archivos (...) Se convirtió casi en una obsesión: mientras los otros iban a discotecas, yo iba a bibliotecas”.

Retrato de marino que podría ser Pedro Madruga

“La tesis de Philippot –decía el franciscano e historiador pontevedrés Manuel Castro, fallecido en 2002–, apoyada en múltiples documentos de la época y árboles genealógicos, confirma plenamente el origen gallego del almirante. El autor ató los cabos de tal manera que costará trabajo a los incrédulos salir del camino trazado por él”.

El origen de Alfonso Philippot Abeledo, que era miembro de la Asociación de Genealogía Heráldica y Nobiliaria de Galicia, tiene también una buena historia. Según relataba, su abuelo, el belga León Adelin Philippot Colin, casado con la italiana María Vagliani, llegó a Vigo en 1903 contratado por José García Barbón para administrarle su finca de Vista Alegre. Su padre nació en Italia cuando su abuelo trabajaba como administrador de fincas y experto en jardinería para un rico aristócrata ruso, el príncipe Troubetzkoy.

Philippot en 2008 Jesús de Arcos

Su familia comprende cuatro generaciones de floristeros y empresarios de viveros. También regentó una floristería en Vigo al final de su carrera profesional, pero a Alfonso Philippot, capitán de la Marina Mercante, le tiraba más la mar: navegó en 6 buques de pesca, 2 petroleros, 9 cargueros y un barco de pasajeros. Aprovechó sus viajes para hacerse todo un experto en rutas colombinas y recabar datos para sus investigaciones, aunque su singladura vital ha terminado sin saber si su tesis sobre el supuesto origen gallego de Colón llegará finalmente a buen puerto.

Artículo de FARO de 1977:

FARO, donde primero expuso sus investigaciones, en 1977

“Don Cristóbal Colón de Sotomayor” es el título del largo artículo publicado a página completa en FARO DE VIGO el 12 de octubre de 1977, día del descubrimiento de América. Fue un adelanto de un voluminoso libro, entonces en preparación, que no se publicaría hasta 14 años después, en 1991: “La identidad de Cristóbal Colón”.

En este artículo, Alfonso Philippot intenta descifrar, por vez primera, la firma del almirante. A esta investigación en concreto dedicó el capítulo XIV del futuro libro, titulado “Puntos y vírgulas”, compuesto por casi una treintena de páginas. En ellas trata de dar explicación a lo que llamaba “misterioso anagrama” de la firma de Colón, comparándola con un autógrafo de Pedro Madruga fechado en 1476.