Unos 122.700 gallegos que han sido vacunados con la monodosis de Janssen podrían volver a ser inoculadas en breve con un pinchazo de refuerzo de una fórmula de ARN mensajero (Pfizer o Moderna). Así lo se propondrá la Ponencia de Vacunas, que se reunió esta semana, a la Comisión de Salud Pública, que deberá refrendarla.

Esta dosis de refuerzo es una posibilidad que los expertos de la Ponencia de Vacunas –organismo que estudia la situación de las enfermedades susceptibles de vacunación, así como la formulación y seguimiento de medidas destinadas a su prevención y control– contemplan desde hace tiempo, ya que el mismo laboratorio de Janssen (filial de la multinacional estadounidense Johnson & Johnson), en el momento que aplicó su única vacuna, puso en marcha un ensayo clínico para la segunda dosis por lo que supone de mejora en la eficacia. Ante los brotes registrados en las prisiones el pasado verano, la Ponencia de Vacunas ya propuso a la Comisión de Salud Pública que valorase la posibilidad de una segunda dosis, aunque el Consejo Interterritorial del Sistema de Salud Pública (CISNS), integrado por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, decidieron posponer el debate.

Diferentes estudios han demostrado que la protección que genera esta vacuna en relación a las de ARN mensajero puede llegar a ser hasta un 30% menor. En este sentido, el Grupo de Expertos de Asesoramiento Estratégico (SAGE) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluyó que la vacuna de Janssen solo protege contra la infección sintomática de moderada a grave por SARS-CoV-2 con una eficacia del 66,9%.

Si se aprueba se administraría al menos tres meses después de la Janssen

Una vez trasladada la propuesta del Panel de Vacunación a la Comisión de Salud Pública, esta deberá ser aprobada por el CISNS. De ser así, De los 1,9 millones de personas a las que se le ha administrado la vacuna de Janssen en toda España recibirán una segunda dosis de refuerzo con las vacunas de Pfizer y Moderna, ambas de ARN mensajero al menos tres meses tras la administración de la vacuna de Janssen y, si es posible, comenzando por aquellas en las que el tiempo transcurrido es mayor.

En España, la vacuna de Janssen –la única vacuna monodosis aprobada por la Agencia Europea del Medicamento– se aplica a la franja etaria de 50 a 59 años, a los de 70, a los grandes dependientes, colectivos dependientes, colectivos vulnerables, marineros, presos y cooperantes.

Te puede interesar:

Recientemente, el Consejo Interterritorial de Salud aprobó dosis de recuerdo con Pfizer y Moderna a mayores de 70 años y colectivos de alto riesgo por baja inmunidad, pacientes que reciben tratamiento con fármacos inmunodepresores, algunos enfermos de cáncer y a personas institucionalizadas en centros de mayores.

La propuesta de la Ponencia de Vacunas coincide con la aprobación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en inglés) de administrar dosis de refuerzo de las vacunas de Moderna y de Janssen para algunos casos. La vacuna de Janssen está compuesta por un vector de adenovirus tipo 26 humano no replicativo (Ad26) producido mediante técnicas de recombinación de ADN, que incluye material genético que codifica para la producción de la proteína S del SARS-CoV-2.