Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una ley para abolir el mal llamado oficio más antiguo

Una mujer, ejerciendo la prostitución en una ciudad española. L. DOMINIQUE

Sociólogas y feministas gallegas defienden la abolición de la prostitución por denigrar a la mujer y perpetuar el patriarcado

Según un estudio de la ONU, cuatro de cada diez varones en edad adulta han pagado en alguna ocasión por mantener relaciones sexuales en España, el país europeo con mayor demanda de sexo pagado –la media en Europa es de 19%– y el tercero del mundo. Diferentes entidades vienen denunciando desde hace años que España es “un paraíso” para la prostitución, algo con lo que el Gobierno de Pedro Sánchez quiere acabar, con una ley integral que abole esta práctica, penalizando a quienes pagan por sexo. O, al menos, así lo aseguró Sánchez en el XL Congreso del PSOE celebrado el pasado fin de semana.

“Es un paso importante porque estamos hablando de abolir, no de prohibir, lo que conlleva una connotación y un carácter más pedagógico y dentro de estas medidas pedagógicas, aparte de una educación afectivo-sexual más igualitaria, respetuosa y sana, es importante simbolizar que el estigma está en ellos no en ellas, y, como pasó con la ley del tabaco o la de seguridad vial, sancionar paralelamente a hacer medidas mucho más pedagógicas”, explica Águeda Gómez Suárez, profesora titular de Sociología, directora de la Unidad de Igualdade de la Universidad de Vigo (UVigo) y coautora de “El putero español”, libro que refleja los deseos, motivaciones, y la visión que tienen las mujeres prostituidas y los puteros –Gómez aclara que emplear el término cliente supone admitir que la mujer es una mercancía– acerca de una actividad tan compleja como lucrativa –en España genera cinco millones de euros al día–.

Gómez advierte de que España se está convirtiendo en un destino de turismo social, por lo que urge acabar con esta práctica. “No creo que queramos este futuro para nuestras hijas. La prostitución no es ninguna mojigatería, sino una forma extrema de apuntalar el orden político patriarcal. Por eso, nos incumbe a todas”, añade la socióloga, que añade que la prostitución deshumaniza a la mujer.

La profesora asociada de Sociología de la UVigo Silvia Perez Freire, coautora de este libro y premiada en 2018 por su tesis “Victimización en la trata sexual: imaginarios e invisibilización”, recuerda que el Parlamento Europeo considera, en una resolución de 2014, que “la prostitución y la prostitución forzadas son un fenómeno con un componente de género y de dimensión mundial” y define ambas como “formas de esclavitud incompatibles con la dignidad de la persona y con sus derechos fundamentales”, por lo que insta a la Comisión Europea y a los Estados miembros a poner en marcha los medios y herramientas necesarios para combatir la trata y la explotación sexual y para reducir la prostitución. Algunos Estados europeos, entre estos, Suecia, Islandia, Noruega y Francia, apuestan por un nuevo modelo de abolicionismo que, en vez de penalizar a las prostitutas, a quienes consideran víctimas que no ejercen de forma libre, sanciona a quien demanda servicios sexuales.

“Xa existen países europeos que levan poñendo en práctica estas políticas desde fai máis de vinte anos e debemos aprender dos seus acertos e erros. Sancionar penalmente os putañeiros pode ser unha medida interesante para provocar un cambio de foco social, precisamente, ao mesmo tempo que se realiza unha laboura pedagóxica na sociedade en termos xerais. A responsabilidade social da existencia do comercio sexual, de quén é? pois por qué non empezar por aí, non creen?”, expone esta socióloga.

“¿Cómo vamos a educar en igualdad si los hombres aún creen que pueden comprar el cuerpo de una mujer?"

decoration

Abolir la prostitución es esencial no solo para acabar con la trata de personas y la explotación sexual, sino para alcanzar una igualdad plena. Así lo asegura la filósofa y experta en coeducación, Chis Oliveira. “¿Cómo vamos a educar en igualdad si los hombres aún creen que pueden comprar el cuerpo de una mujer? La prostitución cosifica a la mujer y quienes pagan por sexo no buscan placer sexual, sino sometimiento”, asevera la filósofa, quien añade que sin prostitución no hay trata de personas.

Frente a la abolición adoptada por primera vez hace diez años por Suecia, está la legalización del mal llamado oficio más antiguo del mundo, que sigue Holanda, donde la prostituta tributa y disfruta de prestaciones sociales como trabajadora. Mientras que en el primero los compradores de sexo bajaron del 14 al 8%, en Holanda han aumentado las mafias de trata de personas. “La prostitución no es un oficio, aunque se diga que es el más antiguo del mundo. ¿A alguien le gustaría que su madre, su hermana o su hija se dedicara a la prostitución? Ahí está la respuesta”, se plantea Oliveira.

Jornadas sobre la trata sexual

La Rede Galega contra a Trata Sexual, formada por once entidades gallegas del tercer sector, celebra mañana en Lugo sus décimas jornadas, con el título “A prostitución, Un xeito de violencia de xénero”, que analizará esta realidad a través de cuatro ponencias a cargo de expertos en sociología, el derecho, la salud y la lucha contra la trata de personas. Las jornadas podrán seguirse de forma presencial u online a través del canal de esta entidad y serán clausuradas por Mª Jesús Lourenzana, conselleira de Emprego e Igualdade da Xunta de Galicia.

En Comú Podem defiende su libre ejercicio

En Comú Podem, integrado en Unidas Podemos, enmendará la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, diseñada por el Ministerio de Igualdad (Podemos) para que no se penalice a quien ejerza proxenetismo “no coactivo” (no violento) o se beneficie del alquiler de pisos para ejercer la prostitución -la tercería locativa. En una enmienda, En Comú Podem defiende que reformar el Código Penal para introducir esta figura de la tercería locativa –como recoge la conocida ley del sí es sí– “mantiene e incluso refuerza la falta de consideración hacia el consentimiento, la voluntad y la capacidad de autodeterminación de las personas que ejercen la prostitución”. Fue el pasado jueves cuando el Pleno del Congreso tumbó las enmiendas a la totalidad a la ley presentadas por PP y Vox por lo que la norma comenzó su tramitación parlamentaria. Así, En Comú Podem ya ha anunciado el registro de una enmienda a la ley.

Esta ley avanza en la lucha contra la explotación sexual al castigar a quien ejerza proxenetismo “no coactivo” (no violento) o se beneficie del alquiler de pisos o prostíbulos.Según su portavoz parlamentaria, Aina Vidal, hay mujeres que quieren ejercer la prostitución libremente, además, en la enmienda sostiene que el penalizar la tercería locativa va “no solo en contra del espíritu de la norma” sino que contribuye a “reforzar el estigma de la prostitución y a dificultar la distinción entre prostitución voluntaria y forzada”.

  • Un negocio muy lucrativo

    España es el país europeo donde más prostitución se consume y el tercero del mundo. El negocio de la prostitución que genera 5 millones de euros al día.

  • Abolición versus legalización

    En Holanda, está legalizada, aunque en Suecia, Francia e Islandia se ha optado por la abolición.

  • La trata sexual, un delito rentable

    La trata sexual es el delito que mueve mayor cantidad de dinero tras el tráfico de drogas y de armas.

Compartir el artículo

stats