Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambio radical en la hostelería gallega: los dueños deciden en qué nivel se sitúan

Interior del restaurante Rei Pescador, después de que se anulase la obligación de presentar el certificado COVID Marta G. Brea

El grado de apertura de los locales de hostelería depende ahora de la situación epidemiológica del concello en que están abiertos. Hay cuatro niveles de restricciones que marcan en mayor o menor medida sus opciones de negocio: nivel de restricción máxima, de restricción alta, de restricción media, y media-baja, y en función de los cuales puede estar cerrado el interior del negocio y la terraza al 75%, siendo éste el peor de los escenarios. 

El mínimo será del 50% en interiores y 75% en exteriores E El uso de las barras solo se recupera en locales con seguridad plus | Ya no dependen del nivel de contagio del concello

Con el acuerdo alcanzado ayer por la Xunta y los hosteleros, y ratificado posteriormente por el Comité Clínico, se simplifica el escenario para los dueños de los locales, y también para los clientes. Pronto, a lo largo de este mes, habrá solo dos niveles de restricciones. Uno básico o mínimo que para todos los bares, cafeterías y restaurantes y que fija que el aforo en los interiores será del 50% y en las terrazas del 75%. Da igual la incidencia del coronavirus en el municipios donde está el negocio hostelero. Será “el nivel ordinario o básico” a cumplir, avanzó ayer el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña. 

Si los responsables del negocio quieren captar más clientela, podrán implementar medidas extra de lucha contra la pandemia y en consecuencia optar a a tener un aforo completo en terraza y del 75% en el interior de los locales, según avanzaron ayer a este diario fuentes de la negociación de la Xunta con las federaciones provincial de hostelería y el Clúster del Turismo de Galicia.

Este nivel, que será voluntario, pero obligará a extremar las medidas de seguridad sanitaria, también permitirá recuperar el uso de las barras de los bares, una de las reivindicaciones del sector. Eso sí, en grupos de convivientes y con distancia de 1,5 metros entre grupo y grupo. Además, en las zonas donde los camareros dispensan la cerveza no podrá haber clientes.

¿Cuáles serán las medidas extra a cumplir? Mayor frecuencia en la limpieza de baños, botes de gel hidroalcohólico en todas las mesas, más ventilación de los locales y aparatos medidores de concentración de CO2, .... Los detalles del plan los presentará hoy el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Por el momento, no se contempla una ampliación de los horarios, ahora fijado hasta la una de la madrugada.

“Serán los dueños de los locales quienes deciden en que nivel quieren estar, en el básico u ordinario, o en el voluntario”, explicó ayer el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña. También apuntó que en caso de que la pandemia empeore, puede haber un endurecimiento de las restricciones, pero aguardan que sean en casos excepcionales y en zonas localizadas.

La vuelta al cole marcada por la esperanza Agencia ATLAS | Foto: Ferran Nadeu

Por su parte, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, aventuró que la mayoría de los locales apostarán por elevar aforo y así se irán al nivel máximo de aforo. El coste de las medidas se compensará con más clientela, defienden desde el Gobierno gallego. La Xunta no prevé un gasto excesivo y por ello tampoco prevé ayudas adicionales para sufragar su puesta en marcha. Eso sí se necesitará un tiempo para difundir el nuevo marco de funcionamiento del sector hostelero y adaptarse a él, así que su entrada en vigor no se espera que sea inmediato, pero sí a lo largo de este mes.

“Es un protocolo pionero, pues el primero en que los aforos de los locales no dependerán de la situación epidemiológica de su concellos. El sector nos dice que será imitado por otras comunidades”, presumió ayer Rueda.

Representantes del sector hostelero manifestaban ayer su satisfacción por el acuerdo, que les da “estabilidad, seguridad y certeza”.

La Xunta también revisará las limitaciones para los demás lugares de reunión social

El Gobierno gallego permite elevar los aforos en la hostelería porque la mayoría de la población ya está vacunada contra el COVID-19 y tras sellar un acuerdo con el sector, pretende “una revisión completa” de otros lugares de reunión social, ahora sujetos a limitaciones como superficies comerciales, lugares de culto, congresos, bibliotecas, museos, cines, teatros, piscinas, .... Así lo anunció ayer el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña.

Ya han empezado los contactos con el sector del ocio nocturno. Ayer hubo una reunión y la previsión es aprobar un nuevo protocolo para pubs y discotecas en octubre, avanzó el vicepresidente Alfonso Rueda.

El también conselleiro admitió que es el quizás el sector más “castigado” por la pandemia, tras meses de cierre. “Ellos nos plantean usar el certificado COVID para permitir el acceso a sus locales, pero nosotros estamos pendientes de la respuesta al recurso al Supremo después de que el TSXG rechazara su uso”, afirmó Rueda.

El vicepresidente cifró en 8,8 millones de euros las ayudas de la Xunta a pubs y discotecas para paliar los efectos del cierre. Estos días se están repartinedo los últimos 4,4 millones aprobados y adjudicados, detalló Alfonso Rueda. 

Compartir el artículo

stats