Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Massanella: “Es necesario dar la tercera dosis de vacuna a los mayores de 65 años”

Dos usuarias, en una residencia de mayores en Galicia. Víctor Echave

La doctora defiende el refuerzo tras constatar en un estudio que la protección de la pauta completa baja a partir de los tres meses entre los ancianos que no pasaron la dolencia

Los mayores de 65 años de edad que aún no se hayan infectado con el coronavirus, aunque hayan recibido la pauta completa de la vacuna antiCOVID pueden presentar a partir de los tres meses de recibir la última dosis una disminución de los niveles de protección. Es la principal conclusión de un estudio del IrsiCaixa, el Institut de Recerca de la Sida. Una de sus autoras, la doctora Marta Massanella, explicaba ayer a FARO que, ante estos datos, “el mensaje que damos es que es necesario dar una tercera dosis a los mayores de 65 años para estimular su sistema inmunitario para llegar a unos niveles de anticuerpos neutralizantes para prevenir la infección”.

La investigadora –bióloga y doctorada en Biomedicina– añadía que “sabemos que este sistema funciona en otros patógenos como las personas con VIH. Por ejemplo, con la vacuna de la hepatitis B se les da una dosis extra y el doble de dosis en cada inyección”.

Marta Massanella. IRSI

Teniendo en cuenta esta realidad, la idea de los investigadores del IrsiCaixa es que se administre “un recordatorio extra (de la vacuna antiCOVID) para llegar a niveles protectores como si hubiesen pasado la infección pero sin pasarla”, detallaba.

El fin último es “evitar” que los mayores de 65 años “desarrollen una enfermedad grave”, ya que la vacuna “no evita la infección”, recalcó la experta. Así, añadió, se podría “evitar que los posibles brotes en residencias no sean mortíferos entre aquellos que a lo mejor no desarrollaron una respuesta inmune suficientemente protectora”.

La ministra de Sanidad anuncia que será necesaria una tercera dosis Video: Agencia Atlas | Foto: EP

En el caso de Galicia, la cifra de mayores ingresados en residencias y que son positivo en COVID-19 ascendió ayer a 29 usuarios, con 5 nuevos casos positivos. La cifra total supone un aumento del 31% respecto al pasado viernes cuando se habían contabilizado 22 casos.

Los 29 ingresados en geriátricos con COVID-19 se reparten entre los centros de Caser A Zapateira (1), Ribadeo (3), Concepción Arenal de A Coruña (2), Bo Día Magnolio de Vigo (2), Vivenda Comunitaria de Alfoz (6) y Santo Estebo de Perlio en Fene (10), Val do Dubra (1), Chandrexa de Queixa (1), Val de Monterrei (1) y Domusvi Vigo (1).

A estos, se suman otros 32 usuarios positivo de residencias de persona con discapacidad: CAPD Sarria (1) y Fogar e Clínica de San Rafael en Vigo (31).

Este diario solicitó la opinión de varias residencias y a Afaga (Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer) para conocer si urgían a Sanidade una tercera dosis para los mayores de 65 años, aceptando responder el director médico y geriatra de la residencia Ballesol en Vigo, Fermín García.

Este indicó que “no tenemos estudios concluyentes entre grupos vacunados y no vacunados con la tercera dosis. Por otro lado, sí hay estudios que sugieren que una tercera dosis aumenta de cinco a diez veces más la inmunidad o protección frente al virus del COVID y sobre todo a la variante delta que se intuye va a ser la predominante en muy poco tiempo en España y el mundo. Por ello, hay países como Israel, Italia y Francia que están propugnando una nueva dosis de la vacuna entre personas mayores de 65 años y personas vulnerables. Señalan que una tercera dosis va a estimular más una respuesta de los anticuerpos ante la nueva variante delta del virus”.

Este responsable médico puntualizó que “las residencias son un reflejo de lo que está sucediendo en la sociedad. En nuestro grupo de residencias, exigimos una serie de controles, tanto de PCR y test de antígenos rápidos a trabajadores que se incorporan, residentes que comienzan aquí a vivir o que vienen de centros hospitalarios. No hemos bajado para nada la guardia”.

Por su parte, el presidente de Afaga, Juan Carlos Rodríguez, respondió que no se “atrevía” a urgir una tercera dosis de la vacuna para los mayores de 65 años porque “el criterio sanitario no lo tenemos nosotros. La vacunación se notó de manera importante en los últimos meses en los centros de día y de residencias de mayores. Ahora, parece que está habiendo algún brote pero no nos ha llegado ninguna inquietud de las familias aunque sí puede ser general cierta preocupación; pero esperamos que las autoridades sanitarias evalúen la situación”.

La OMS pide una moratoria de la tercera dosis de la vacuna hasta finales de septiembre Agencia ATLAS | EFE

Compartir el artículo

stats