Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Expertos urgen la tercera dosis en mayores ante los brotes de casos en residencias

Vacunación de una usuaria de una residencia el pasado mes de febrero

Vacunación de una usuaria de una residencia el pasado mes de febrero EFE

El Sergas responde: “Cuando haya evidencia científica para recomendar el refuerzo en la vacunación, se valorará”

decoration

“No estamos intranquilos, pero sí preocupados”. Miguel Ángel Vázquez, presidente de la Sociedade Galega de Xerontoloxía (SGX), opina así ante la subida de casos COVID-19 entre los mayores de las residencias gallegas esta semana. Ayer, los positivos entre los residentes sumaban 21. Desde mediados de marzo, no se registraba una cifra tan alta. Por ello, tanto Vázquez como el médico epidemiólogo Juan Gestal urgen a vacunar ya con la tercera dosis a los mayores de 60-65 años de edad. El segundo incluso la urge también para las personas con algún tipo de inmunodepresión.

“Creo que está entre las primeras revacunaciones que está valorando el Ministerio, que ha hecho una previsión importante de compra de vacunas. Sería en todos los casos no solo en los que hayan recibido Pfizer”, añade el profesor emérito de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Santiago de Compostela.

El repunte de casos comenzó el miércoles cuando el Sergas dio a conocer que había 22 positivos en las residencias de mayores en Galicia para bajar a los 21 ayer, repartidos entre los 18 casos en usuarios de las residencias Santo Estebo de Perlio en Fene (A Coruña), 2 en Bo Día Magnolio (Vigo) y uno en la de Val do Dubra.

A mayores, también han empezado los casos en las residencias de gente con discapacidad llegando a los 24 usuarios ayer: 21 en el Hogar y Clínica San Rafael de Vigo, dos en la RGA Valverde de Allariz y uno en el CAPD de Sarria.

Para Gestal, estos datos “deben ponernos en alerta para adoptar medidas de protección de estos colectivos”. No obstante, explicó que estas cifras se pueden deber a varias razones.

Por una parte, puede ser que “un pequeño porcentaje de personas mayores haya respondido peor a la vacuna”, lo que entra “dentro de lo esperable por la inmunosenescencia”.

Es decir, determinadas personas han respondido peor a la vacuna. “Lo malo es que no sabemos quiénes son, salvo que se le hiciesen determinaciones de anticuerpos a todos ellos”, completa el epidemiólogo.

Otra posibilidad que se baraja es que el efecto de la vacuna comience a decaer entre algunas personas que figuraron entre las primeras vacunadas contra el COVID. “No está claro, los estudios epidemiológicos no son determinantes. Hay que recordar que cuando se establecieron los procesos de vacunación se hablaba de que en seis meses convendría una dosis de recuerdo. El 21 de junio venció ese plazo”, recuerda Miguel Ángel Vázquez, presidente de los gerontólogos gallegos.

Vázquez teme que los brotes actuales en residencias no paren y que esto obligue a la Xunta a “volver a implementar medidas de carácter restrictivo para familias, personal y personas mayores”. Añade que la Xunta ha vuelto a “reactivar” el pooling en las residencias con PCR y test de antígenos periódicos como cribados para destapar nuevos casos.

Desde la Consellería de Sanidade explican que entre los actuales positivos en geriátricos “están prácticamente vacunados todos y que fueron vacunados con prioridad uno y con las dosis de Pfizer”.

En cuanto a la tercera dosis de refuerzo propuesta por Gestal y la Sociedad Galega de Xerontoloxía, el Sergas responde con una negativa: “No existe todavía evidencia científica para recomendar el refuerzo de la vacunación con dosis adicionales, con ninguna vacuna y en ninguna población. Cuando exista evidencia suficiente, se valorará”.

Esta aseveración conecta con lo defendido ayer por el director ejecutivo de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Bruce Aylward, quien abogó por aumentar la investigación científica antes de decidir si administrar, o no, una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus.

Por último, Sanidade añade que desde el Ministerio de Sanidad han puesto en marcha un estudio de brotes en residencias de mayores para valorar si es posible que la protección de la vacuna antiCOVID esté comenzando a reducirse. “Es conocido que las personas de mayor edad tienen una menor respuesta inmune a las vacunas, refiriéndonos a las vacunas en general ya que no hay datos específicos sobre la vacuna del coronavirus”, concluye.

Reuters

Israel se ha convertido este viernes en el primer país en empezar a inocular una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus a los mayores de 60 años, con el presidente israelí, Isaac Herzog, como uno de los primeros en recibir esta nueva dosis. El Ministerio de Sanidad israelí confirmaba ayer 2.140 casos durante las últimas 24 horas, el cuarto día consecutivo por encima de los 2.000 contagios, y cuatro muertos.

Compartir el artículo

stats