Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS EN GALICIA

Casi 840.000 gallegos de 41 concellos verán endurecidas sus restricciones

Trabajadoras con mascarilla en un restaurante gallego. |   // VÍCTOR ECHAVE

Trabajadoras con mascarilla en un restaurante gallego. | // VÍCTOR ECHAVE

Cerca de 840.000 gallegos verán ampliadas sus restricciones en los 41 concellos con una incidencia acumulada a 14 días superior a 500 casos. Estos municipios serán el objetivo de las nuevas medidas ajustadas según el riesgo de hospitalización, que se ha reducido notablemente –según algunos expertos, a una sexta parte– respecto a los casos activos gracias a la vacunación. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunciará hoy la lista de municipios y las decisiones del comité clínico, que según fuentes de la Consellería de Sanidade no incluirán toques de queda –algo que nunca en esta quinta ola ha estado sobre la mesa–, cierres perimetrales, ni clausura de la hostelería, medidas hasta ahora aplicadas en el nivel máximo. En su lugar se optará por pedir prueba diagnóstica negativa (PCR o antígenos) o certificado de vacunación para acceder a los establecimientos, tal y como se hace, por ejemplo, en Portugal, eximiendo de esta exigencia a los menores de 12 años.

Además de esta exigencia de prueba epidemiológica, el comité clínico estudió ayer el veto a los encuentros nocturnos entre no convivientes limitar las reuniones a 6 y 10 personas en interiores y exteriores, respetivamente. Para elevarlo de recomendación a prohibición es necesario el aval del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). El vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, adelantó ayer que las nuevas restricciones van a “incidir más en el tema de las reuniones” privadas, por lo que se buscará este aval del TSXG si es necesario.

Los casos activos de COVID-19 no dejan de aumentar, y ayer alcanzaron los 12.000, tras superarse de nuevo el millar de contagios (1.165). La tasa de positividad se reduce ligeramente a un 10,9% y los hospitalizados aumentan a 149 –nueve más–. Suben a 128 las personas ingresadas en unidades convencionales, nueve más que en la jornada anterior, y se mantienen en 21 las que se encuentran en cuidados intensivos.

“Eclosión en jóvenes”

En el conjunto de Galicia la incidencia acumulada a 14 días es de 466 casos por cada 100.000 habitantes, pero en la población entre 20 y 29 años –cuya vacunación comenzará el 9 de agosto– se dispara a 1.876. Entre 12 y 19 años es también altísima, de 1.723. Y entre los treintañeros está también muy por encima de la media con 620 casos.

Feijóo admitió ayer en Ourense que hay “una eclosión de nuevos contagios” en personas jóvenes, particularmente de “15 a 30 años”, un “importante número de contagios” que hay que “atajar”. Precisó que “no hay riesgo de colapso hospitalario”, pero sí “un incremento en las unidades de cuidados intensivos y de hospitalización” que preocupa al Ejecutivo autonómico. “Vamos a intentar atajar esto dentro de las posibilidades que tenemos”, prometió.

El presidente de la Xunta avanzó también que subirán de “escalón” aquellos ayuntamientos que se encuentran “en situación de alta intensidad contagiosa”. Citó entre ellos a Ourense, que “está en una situación de contagio muy alta”.

La ciudad de As Burgas presenta la mayor incidencia acumulada (IA) a 14 días entre las 7 principales urbes gallegas, con 1.057 casos por cada 100.000 habitantes. Le siguen Pontevedra con 663 y Vigo con 548. Estas tres ciudades verán aumentadas sus restricciones, además de otros 38 concellos. De ellos, con cerca de 10.000 habitantes o más figuran Boiro, Oleiros, A Pobra, Porto do Son, Foz, Viveiro, Burela, Barbadás, O Barco, O Carballiño, Cambados, Gondomar, O Grove, Marín, Poio, Sanxenxo, Vilagarcía de Arousa y Vilanova de Arousa.

En la siguiente revisión subirían un escalón 33 concellos que no llegan a 500 a 14 días pero tienen una IA a 7 días mayor que 250. Suman medio millón de habitantes y entre ellos destacan por población A Coruña, Carballo, Ribeira, Baiona, Bueu, Moaña, Nigrán, A Guarda, Tui y Tomiño.

Gracias a la vacunación, que ya alcanza con pauta completa a dos tercios de la población diana y a cerca del 90% de los mayores de 40 años, las restricciones no serán tan duras y se salvará la hostelería, actividad que, según señaló ayer Feijóo, “cuando está bien pautada no es el principal foco de contagio”.

El ocio nocturno pide puestos con test de antígenos

Representantes del sector del ocio nocturno en Galicia pidieron ayer a la Consellería de Sanidade que se instalen puestos con test de antígenos cerca de los locales de copas para garantizar la autenticidad de las pruebas a los clientes. Argumentan que de otro modo podrían perder clientela si los resultados de las PCR –que se pueden solicitar en farmacias– llegan tarde. También reclaman que agilice el proceso de dichos test en boticas.

En la actualidad es imprescindible una prueba diagnóstica negativa o el certificado de vacunación para acceder a los locales de ocio nocturno en todos los niveles de riesgo. Al hacerse en casa y no ante un profesional sanitario que dé fe de su autenticidad, las pruebas de autodiagnóstico de antígenos, a la venta ya en las 22.000 farmacias de toda España a un precio de entre 5 y 10 euros, no tienen, en principio, valor para certificar oficialmente un resultado negativo. La Organización Farmacéutica Colegial ha pedido que las comunidades y los colegios de farmacéuticos se coordinen en el registro y notificación de los positivos.

Sector de fiesta

Por otra parte, el sector de las fiestas en Galicia, que aglutina a empresas que van desde la instalación de carpas a generadores eléctricos, recibió ayer el apoyo del PSdeG en sus demandas y en la reclamación de una reunión para que sus necesidades sean escuchadas y pueda desarrollarse su actividad en lo que queda de verano. El sector acusa a la Xunta de “ignorar” sus demandas y el sábado se manifestará en Santiago de Compostela para denunciar su situación.

Compartir el artículo

stats