Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una mujer de 63 años muere a las puertas de su casa el día que iba a vacunarse

Atención a un paciente Covid en la UCI.

La que ha sido la segunda persona fallecida en Asturias por COVID en las últimas semanas murió el mismo día en que iba a recibir la primera dosis de vacuna, según relataron allegados de la mujer, de 63 años y natural de República Dominicana. Murió, contagiada por el coronavirus, cuando los sanitarios intentaban reanimarla en una uvi móvil a la misma puerta de su casa en Llanes.

“No estaba vacunada, tenía que recibir la primera dosis ayer [por el marte]”, relataba una persona próxima. Trabajadora en un restaurante llanisco, llevaba días sintiéndose mal “como con una gripe muy mala”, pero no avisó a los servicios médicos, según sus allegados. En cambio, este mismo martes empeoró bastante, “apenas podía respirar, se ahogaba, y la convencimos de que fuera al centro de salud”, asegura conmocionado un compañero de trabajo. A las diez de la mañana la acompañaron al centro sanitario de Llanes, donde recibió atenciones y le practicaron una prueba para dilucidar si padecía covid.

“Lo que creemos que se hizo mal es que la mandaron de vuelta a casa a esperar el resultado de la prueba”, aseguran los allegados. La mujer quedó en casa aguardando, pero su estado empeoró. “Decía que se moría, llamamos de nuevo al centro de salud y yo salí para llevarla de urgencia al hospital de Arriondas, pero al rato llegó el médico del centro de salud y le administraron oxígeno”, relatan.

Pero los intentos de mantenerla con vida no daban resultado. Terminaron llamando a una uvi móvil que llegó una hora después. La sacaron de casa y en la ambulancia ya trataron de reanimarla tras perder el pulso. La mujer falleció mientras los sanitarios intentaban devolver latidos a su corazón, frente a su propia casa y entre el estupor de quienes la conocían.

El cadáver de la mujer se ha sometido a autopsia y será repatriado a la República Dominicana, donde nació. Residía en Asturias desde hacía “al menos 25 años” y tenía algunos familiares en Llanes. “Lo que sabemos es que ha dado positivo en covid, pero nos dicen que en realidad falleció porque tenía asma”, explican los más próximos.

En cualquier caso, las estadísticas de Covid del Principado refieren el fallecimiento, el segundo en quince días. “Y pensar que ese mismo día tenía que vacunarse… pero no llegó a tiempo a la vacuna”, lamentaba un compañero de trabajo, que desconocía por qué, con 63 años, la mujer aún no había recibido ninguna dosis.

Compartir el artículo

stats