Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS EN GALICIA

La nueva vía de la Xunta para frenar el COVID entre los jóvenes

Un chica se somete a una prueba PCR en un cribado en Vilagarcía

Un chica se somete a una prueba PCR en un cribado en Vilagarcía Noé Parga

La Xunta ha revisado hoy su estrategia contra el coronavirus ante la eclosión de contagios entre los más jóvenes, las franjas de edad que todavía no han sido inmunizadas. El crecimiento de los casos activos en las últimas semanas, sobre todo a partir de la llegada de decenas de contagiados en el macrobrote de Mallorca, ha llevado al Gobierno gallego a cambiar el paso para tratar de frenar la transmisión sin crear grandes afectaciones a los sectores que más han sufrido las restricciones durante la pandemia. Esta nueva fase la protagonizan dos medidas de carácter quirúrgico —las pruebas negativas para entrar en los locales de ocio nocturno y el cierre de las zonas donde se practica el botellón—, pero sobre todo se basa sobre una piedra angular que en los últimos meses se ha venido desgastando y que la Xunta quiere poner en el centro de su plan: los cribados.

Una vez que el comité clínico que asesora al Ejecutivo debatió sobre la actual situación de la pandemia en la comunidad, los responsables políticos han salido con una idea clara, la de convencer a los chicos de entre 18 y 35 años que acudan a los cribados. Como la mayoría de personas que se contagian del coronavirus a esas edades son asintomáticos, es muy fácil que su infección pase desapercibida y le transmitan la enfermedad a otra gente. Además, en estos perfiles los contactos sociales suelen ser más abundantes, por lo que el riesgo de extender el patógeno se multiplica.

"El nivel de adherencia a los cribados en esta franja de edad es francamente bajo", ha alertado el conselleiro, Julio García Comesaña. Es necesario, pues, revertir una tendencia que se ha ido asentando en los últimos meses: se han desplomado los porcentajes de asistencia a los cribados. La semana pasada, por ejemplo, de 20.000 convocados se presentaron menos de la mitad, y de ellos dio positivo un 1%, una tasa muy elevada.

Para darle la vuelta a estos datos, Sanidade ultima "una nueva modalidad voluntaria" para hacer una prueba PCR. Esta fórmula, que no necesitará cita previa, convivirá con las convocatorias masivas que se vienen realizando desde hace meses a través de mensajes telefónicos, y también con las pruebas en las farmacias. Un ensayo de este novedoso sistema, que pretende ser más "flexible" para adaptarse a los hábitos de la población juvenil, se realizará en Vigo con motivo de Motorocasión 2021; a partir de este jueves y hasta el próximo domingo día 11 se mantendrá un dispositivo sanitario en el Ifevi para ofrecer esta prueba, que es voluntaria y gratuita, a los visitantes a esta feria.

Para esta semana en curso ha concretado que el Servizo Galego de Saúde ha citado a otras 20.000 personas. En el centro de Vigo, por ejemplo, ha citado a 6.000 personas a pruebas PCR, de las que 4.500 se enmarcan en la franja de edad de entre 16 y 35 años. En el conjunto del área de Vigo se ha convocado a 7.552 personas para realizarles los test diagnósticos con el fin de detectar casos de COVID.

Además, otra forma indirecta de incentivar la participación en los cribados es la obligación de que los clientes del ocio nocturno en aquellos concellos en el nivel medio de restricciones —Pontevedra y Ourense, entre otros, a partir de este sábado— presenten una prueba negativa de coronavirus para acceder a los locales.

La importancia de los cribados

“Si la gente no va a los cribados, nosotros estamos ciegos”, subrayaba a FARO meses atrás el jefe de Microbiología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi), el doctor Benito Regueiro. Ya en marzo lanzaba una alerta que ha resultado premonitoria, la de que se podía producir una “falsa sensación de que todo va bien “. “El virus seguirá dividiéndose y nosotros no nos enteraremos porque cada vez nos quedaremos con menos casos con síntomas y contactos”. Es decir, con menos puntos de referencia. Y cuanto más se divide el virus, más aprende. Ya ha aprendido a actuar de forma menos agresiva en general, pero los casos en los que muestra síntomas son más severos y de mayor duración.

Compartir el artículo

stats